INTEGRACIÓN DE LOS AMINOÁCIDOS EN LA DIETA DE LA VACA LECHERA

467

 

 

 

LOS AMINOÁCIDOS EN LA DIETA DE LA VACA LECHERA

¿Qué son los aminoácidos?

Los aminoácidos son las unidades monoméricas de diferentes formas y medidas (podríamos compararlos con las piezas del “Lego”) que constituyen las proteínas de todo ser vivo vegetal y animal (por ejemplo, el tejido muscular, la caseína de la leche o las innumerables enzimas que desarrollan las más complejas transformaciones metabólicas). Como las piezas del juego, los aminoácidos también presentan dos partes, una con carga positiva (grupo amino) que se une con la carga negativa (grupo carboxilo) de otro aminoácido, dando lugar a una unión muy resistente: el enlace peptídico.

Los aminoácidos conocidos son muchos, pero los que componen las proteínas de los seres vivos son 20. Sus combinaciones pueden dar lugar a un número casi infinito de proteínas que se pueden organizar espacialmente en formas muy complejas, a veces increíbles.

Todos los animales deben alimentarse con una cantidad de proteína con la composición aminoacídica adecuada a sus necesidades, que varían según sus peculiaridades anatomo-fisiológicas.

Fiorenzo Piccioli Cappeli y Erminio Trevisi Instituto de Zootecnia. Facultad de Ciencias Agrarias, Alimentarias y Ambientales. Universidad Católica del Sagrado Corazón. Piacenza (Italia)

La alimentación nitrogenada de los rumiantes

Los rumiantes, gracias a la actividad de la microflora ruminal, pueden utilizar tanto las proteínas vegetales como fuente de nitrógeno no proteico, como el amoníaco, la urea y el óxido de nitrógeno. La microflora las utiliza para sintetizar proteína propia, que resulta especialmente rica en aminoácidos esenciales. Buena parte de las bacterias pasan por el aparato digestivo donde se produce una digestión, con la consiguiente absorción de los nutrientes obtenidos, precisamente los aminoácidos.

La proteína microbiana tiene un elevado valor biológico en cuanto que suministra a los rumiantes entre el 50 y el 80% de los aminoácidos esenciales (en algunos casos hasta el 100%) con una relación adecuada de metionina/lisina, dos de los aminoácidos más limitantes para los rumiantes, en particular para la síntesis de las proteínas de la leche.

En el proceso digestivo los rumiantes degradan una buena parte de las proteínas ingeridas, pero algunas de estas superan el rumen y son digeridas. El valor proteico de una ración para un rumiante se valora, por tanto, como proteína disponible a nivel intestinal, constituida por la proteína microbiana sumada a la proteína by-pass de los alimentos. Por consiguiente, el aparato digestivo de los bovinos representa un sistema dinámico y muy complejo, donde la síntesis proteica depende de un conjunto de factores, entre los cuales los más importantes son:

• Proporción de las proteínas alimentarias y de otros compuestos nitrogenados disponibles en el rumen, que se pueden clasificar como:

– nitrógeno no proteico (urea, nitratos, aminoácidos libres, etc.) rápidamente utilizados y convertidos en nitrógeno amoniacal;

– albúmina, degradada rápidamente y utilizada por la microflora ruminal;

– gluteína (presente en el maíz, la soja), escasamente utilizada en el rumen pero digerida completamente en el intestino (proteína bypass).

– prolamina, igualmente poco utilizada en el rumen y digerida hasta el 80% en el intestino (proteína by-pass).

• Producción de proteína por parte de la micro flora ruminal microbiana, que a su vez depende del:

– proteína ligada a otros componentes (por ejemplo, la Fibra Ácido Detergente ADF) que la hacen sustancialmente inatacable en el rumen e indigerible. Producción de proteína por parte de la microflora ruminal microbiana, que a su vez depende del:

– tipo de proteína,

– tipo y cantidad de energía disponible. Velocidad de degradación del alimento en el rumen.

• Velocidad de tránsito ruminal.
• Velocidad de degradación del alimento en el rumen. • Perfil aminoacídico de la fracción by-pass.

La sincronización de estos factores no es sencilla, pero toda mejora en la eficiencia de la utilización del nitrógeno a nivel ruminal permite reducir el coste de la ración, maximizar el contenido de proteína en la leche, reducir el contenido de nitrógeno en los residuos y mejorar el estado metabólico de la vaca.

ARTICULO COMPLETO   INTEGRACION DE LOS AMINOACIDOS EN LA DIETA DE LA VACA LECHERA