LA FIEBRE Q EN EL GANADO VACUNO

375

 

 

 

 

LA FIEBRE Q EN EL GANADO VACUNO

oxiella burnetti es la bacteria causante de esta enfermedad infecciosa que afecta tanto a seres humanos como a muchas especies animales, incluido el ganado vacuno, cuyos síntomas se manifiestan de forma compleja y variada.

Antonio Jiménez Ceva Salud Animal antonio.jimenez@ceva.com

En este estudio se describe con detalle en qué consiste esta enfermedad y cuáles son los principales síntomas de estos animales, así como sus consecuencias para la granja.

INTRODUCCIÓN

La fiebre Q es una enfermedad infecciosa con gran capacidad de propagación que afecta al hombre y a muchas especies animales, lo que constituye un problema de salud pública a nivel mundial.

En seres humanos la fiebre Q puede causar desde un cuadro de tipo gripal hasta cuadros más graves como neumonía, hepatitis y endocarditis. En mujeres embarazadas puede ser causa de abortos. Representa un riesgo profesional para ganaderos, veterinarios, personal de mataderos y de laboratorios. Los rumiantes domésticos son la principal fuente de infección para los humanos y se considera que los pequeños rumiantes son la fuente principal de contagio para las personas. En la oveja y la cabra el aborto es la principal manifestación de la enfermedad, mientras que en la vaca los síntomas descritos son más variados y complejos.

COXIELLA BURNETII

El agente causal de la fiebre Q es Coxiella burnetii, una bacteria gram-negativa intracelular, extremadamente infecciosa y muy resistente al medio ambiente.

C. burnetii existe en dos fases diferentes [1]:

• La fase I, patógena, la única con lipopolisacárido completo en su superficie, aislada generalmente de animales o humanos infectados.

• La fase II, avirulenta, obtenida principalmente de forma artificial a partir de cultivos celulares o huevos embrionados.

Se han desarrollado varias vacunas inactivadas contra la fiebre Q, pero solo las vacunas preparadas con C. burnetii fase I deberían considerarse protectoras [2].

EPIDEMIOLOGÍA

La fiebre Q está en la naturaleza en dos ciclos:

Silvestre: fauna silvestre-garrapatas (se sospecha que estos insectos pueden ser el punto de cruce de ambos ciclos).

Doméstico: animales de compañía-animales de granja-ser humano.

Excreción: las bacterias son eliminadas por heces, orina, leche, fluidos del parto, moco vaginal y semen. Los niveles más altos de excreción se observan en los productos del parto o del aborto (membranas fetales, fluido amniótico) y la cantidad de bacterias de C.burnetii que puede excretarse es hasta 10 bacterias por gramo.

Diseminación: el polvo o aerosoles contaminados pueden ser transportados por el viento a gran distancia y contener bacterias viables durante mucho tiempo.

Vía de entrada: en animales y humanos la inhalación es la ruta de infección más común.

ARTICULO COMPLETO   LA FIEBRE Q EN EL GANADO VACUNO