LA PRUEBA ESTÁ EN TUS NÚMEROS

148

 

 

LA PRUEBA ESTÁ EN TUS NÚMEROS

Podemos mostrarte la prueba de que la genética es una de las inversiones más baratas que puedes hacer para mejorar la rentabilidad y eficiencia de tu hato. Los números de la hoja de prueba pueden parecer poco claros o irreales. Así que los desglosamos para ver cómo se traducen dentro de tu propia manada.

 

Cuando utilizas un programa Software de manejo de hatos, podemos crear una evaluación genética de tu manada para ver si la genética realmente funciona en tu establo.
Tu hembra de 2 años da las libras de leche que se predecían en las pruebas de sus padre? ¿Estas vacas quedan preñadas tan rápidamente como sugieren los números de DPR de sus padres? ¿Y las cifras de nacidos muertos de la hija resultan ser indicadores precisos de los DOA ́s?

Cuando hacemos una evaluación genética para tu hato, es importante darse cuenta de que solo tenemos en cuenta los animales de primera lactancia con el fin de minimizar los efectos ambientales. El fenotipo es igual a la genética más el medio ambiente. Así que cuando eliminamos – o al menos minimizamos – las influencias ambientales, las diferencias reales de rendimiento que vemos se deben a la genética.

Queremos mostrarte cómo esos números de prueba se traducen en más kilos de leche, más preñeces y menos crías muertas. Así que aquí, tomamos uno de nuestros análisis real del DairyComp 305 de un hato verdadero de 1,500 vacas para obtener respuestas.

La prueba en genética: PTA Leche (PTAM)

Comenzamos con el PTAM, que nos dice cuántas libras más de leche producirá un animal de primera lactancia comparada con sus compañeras en una base de 305 días ME. Son propusimos encontrar que valores más altos de PTAM en este establo realmente se convierten en más libras de leche en el tanque.

En este ejemplo, clasificamos todos los animales de primera lactancia con un identificador conocido de un toro Holstein, únicamente en los valores PTAM de sus padres. Luego, comparamos esto con sus registros de leche ME de 305 días. Como la tabla 1 muestra, basado en la genética, esperamos que el mejor 25% de vaquillas de primera lactancia produzcan 1,541 libras más de leche en base de 305ME que su contraparte, el 25% más bajo de PTAM. En realidad, vemos una diferencia de 2,662 libras entre los mejores animales para PTAM y las más bajas en el rendimiento real de las hijas.

ARTICULO COMPLETO   LA PRUEBA ESTA EN TUS NUMEROS