LA VACA CAÍDA, SU EXPLORACIÓN CLÍNICA Y DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

885

 

 

 

LA VACA CAÍDA, SU EXPLORACIÓN CLÍNICA

!!!.Pocas cosas hay que ataquen más los nervios de un Veterinario que una vaca que se niega a levantarse. !!
Todas las criaturas grandes y pequeñas (pag.233) James Herriot

El síndrome de «vaca caída» siempre resultó un desafío clínico difícil de resolver, no obstante siguiendo ciertas lógicas semiológicas es posible aproximarse o definir un diagnóstico preciso, y en la medida que ésto ocurra más frecuentemente, disminuirán los diagnósticos de «Síndrome de vaca caída».

Dr. Oscar R. Perusia

Por lo tanto consideramos un “Sindrome de vaca caída” a todo bovino en decúbito que no puede levantarse y no tiene un diagnóstico preciso.
La revisación clínica de un animal caído es difícil debido a:
Tamaño del animal: suelen ser vacas grandes en las que está dificultada su exploración por su tamaño y por la posición en que se encuentra

-Falta de ayudantes.

-Lugares inadecuados en que se puede encontrar el animal para realizar distintas maniobras semiológicas.

No obstante todos estos y otros inconvenientes pueden ser superados asociando epizootiologia, historia clínica, semiología y pruebas complementarias de diagnóstico.

EPIZOOTIOLOGIA

Conocer la epizootiología es sumamente importante ya que a partir de dichos datos podemos iniciar nuestra búsqueda diagnóstica orientada a una determinada enfermedad, así por ejemplo: La hipocalcemia puerperal a aumentado su presentación con la masificación del uso de la alfalfa como alimento de las vacas lecheras. Así como también a causa del manejo alimenticio disminuyeron los casos de Tetania hipomagnesémica que se presentaban en este grupo etario debido al consumo excesivo de verdeos invernales (avena, trigo, etc.) como único alimento. La práctica clínica, sobre todo con vacas lecheras, ha demostrado que una gran parte de las Vacas caídas presentan una etiología traumática, ubicada topográficamente en el tercio corporal posterior, razón por la cual esta área merece una especial atención semiologica.

También es conocido que esta situación en el 90% de los casos está relacionada con el parto.

Otras veces una «vaca caída» puede ser una sumatoria de situaciones, y es común que aquello que comenzó como una Hipocalcemia puerperal, por distintas razones termine en una miositis grave o en una fractura ósea.

HISTORIA CLÍNICA

La historia clínica nos dará muchos datos interesantes, los cuales serán determinantes en nuestro diagnóstico; así antecedentes de traumatismos pueden ser muy importantes no solo para el diagnóstico sino también para el pronóstico. Conocer la fecha de parto en una vaca caída es indispensable ya que gran muchas de las causas están relacionadas con el parto. Una vaca que sufrió una hipocalcemia puerperal tiene muchas posibilidades de volver a enfermarse en su próximo parto sino se toman las medidas profilácticas necesarias.

Una vaca con historia de mastitis crónica tiene mucha chance de sufrir una mastitis sobreaguda post parto (a Estafilococos) que determine una vaca caída post parto por toxemia aguda.

EXAMEN SEMIOLÓGICO

Lo primero que debemos comprobar frente a una vaca caída es determinar si está alterada o no su conducta síquica, por lo tanto se debe realizar un examen de dicha conducta, donde determinaremos su estado, y de allí ya tendremos dos grandes divisiones para nuestro problema:

CON ALTERACION DE LA CONDUCTA PSIQUICA

-Excitación
1. Tetania hiomagnesémica
2. Intoxicación por compuestos organofosforados y carbamatos 3. Micotoxicosis por LSD (Claviceps paspalis, Penicillium, etc.) 4. Rabia paresiante

ARTICULO COMPLETO   VACA CAIDA, SU EXPLORACION CLINICA Y DIAGNOSTICO DIFERENCIAL