CLAVES PARA AFRONTAR CON ÉXITO EL SECADO EN VACUNO DE LECHE

270

 

 

 

 

EL SECADO EN VACUNO DE LECHE

Mantener las rutinas de la vaca, reducir el nivel de producción lo máximo posible, asegurar la higiene o evitar el estrés son algunas de las recomendaciones de la experta Susana Astiz para conseguir que el secado sea menos traumático para las vacas

L. MARTÍNEZ

El secado en vacuno de leche en producción es un proceso habitual, pero que suele suponer cierta incomodidad para las vacas y que puede desencadenar también en problemas para la ganadería, ya que se incrementa el riesgo de mastitis. Por eso, es fundamental realizar un secado con garantías para proporcionar un mejor bienestar al animal y reducir riesgos.

page1image4312832

“Es importante tratar de entender el secado desde el punto de vista de la vaca”

“Es importante tratar de entender el secado desde el punto de vista de la vaca, puesto que eso nos dará las claves para hacérselo más llevadero”, indica Susana Astiz Blanco, científica titular en el Departamento de Reproducción Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) en Madrid y presidenta del Colegio Europeo de Medicina Bovina (ECBHM).

A parte de la incomodidad que pueda suponer el propio proceso para el animal, uno de los motivos por los que el secado resulta molesto para las vacas es porque suele romper la rutina, la previsión y la tranquilidad que tienen las vacas en su día a día en la ganadería. Las estrategias de secado acostumbran a provocar cambios en los hábitos de la vaca que muchas veces causan frustración o hambre. “Las vacas son animales a los que las alteraciones en sus previsiones les inducen estrés”, explica la experta.

La importancia del secado

Pese a que suponga cambios para la vaca, la especialista reivindica la importancia que tiene el secado en la granja y para el animal. Uno de los principales motivos por lo que es vital llevar a cabo esta práctica es porque ayuda a preparar el animal para el próximo parto. “El secado es necesario para la regeneración de la ubre para la siguiente lactación y la para la producción de calostro”, apunta Astiz.

El secado deja también otros beneficios para el animal y que repercuten en su bienestar además de ser una medida preventiva y que ahorra costos a la ganadería, al contar con animales más sanos. Uno de estos beneficios es el crecimiento de la pezuña, que según apuntan distintas investigaciones, suele crecer entre 4-5 milímetros por mes durante el secado, llegando a contar con un casco de 10-12 milímetros. “En 60 días, la nueva suela se ha renovado”,concreta la especialista.

El secado propicia la recuperación de la ubre, la producción de calostroa la par de mejorar las pezuñas y el rumen de la vaca

Otra de las ventajas que proporciona el secado son las mejoras que causa en la fisiología rumial de la vaca, al cesar el estrés productivo y los requerimientos energéticos tan elevados.

Cambios asociados al secado

Al mismo tiempo que el secado es una práctica necesaria provoca cambios en la rutina de la vaca, que le causan cierta incomodidad. Las propias pautas del secado, con la restricción del ordeño, motiva una gran acumulación de leche en la ubre, que ocasiona malestar en el animal, y si ésta es muy grave, incluso dolor. «El incremento de la producción en los últimos años ha hecho que este factor será uno de los más estresantes en el secado de nuestras vacas. En la actualidad, el secado se realiza cuándo aún se produce mucha leche”, explica Astiz.

ARTICULO COMPLETO   CLAVES PARA AFRONTAR CON EXITO EL SECADO EN VACUNOS DE LECHE