LAS 5 CLAVES DEL BIENESTAR ANIMAL EN LA RECRÍA DE GANADO VACUNO

179

 

 

 

 

LA RECRÍA DE GANADO VACUNO   

Cristina Pilar Pousada, veterinaria de los laboratorios MSD habló, en la última jornada técnica de Nestlé para sus ganaderos de Galicia, sobre la importancia de mejorar el bienestar animal durante la recría. He aquí las claves para tener éxito en esta etapa crucial en la vida del animal.

Cristina Pilar Pousada

Attachment.jpeg

El bienestar animal es un concepto que últimamente hemos escuchado de forma muy repetitiva, y está siendo una preocupación para los productores de leche que día a día intentan mejorar la salud y, valga la redundancia, el bienestar de sus rebaños. Pero, ¿qué entendemos por bienestar animal? Como diría un gallego,depende. Existen diferentes puntos de vista según el sector en el que nos encontremos. Los veterinarios y ganaderos entendemos que un animal goza de bienestar cuando está sano y es productivo. Si un animal, en este caso una vaca, se encuentra enferma, la productividad baja y por lo tanto también su rentabilidad, afectando a la economía del productor.

Los consumidores ajenos a la industria láctea entienden el bienestar animal de la misma manera que lo entienden para sí mismos; es decir, tienen un concepto humanizado del bienestar, y este hecho comporta llegar a exigir premisas de bienestar muy lejos de lo que se puede conseguir para un animal en producción, y además innecesarias en muchas ocasiones.

La definición que considera el mundo científico como bienestar es un concepto que engloba tres elementos: la función biológica, es decir, que el animal no padezca enfermedades; las emociones, que no sufran miedo ni dolor crónico , y el comportamiento, como la posibilidad de expresar conductas propias de su especie.Este conjunto de ideas y conceptos combinados definen el bienestar animal.

Además, el bienestar animal es una de las más recientes demandas del consumidor actual, no solo debemos proporcionar alimentos sanos y seguros, sino que además los sistemas de producción de las empresas ganaderas deben cumplir los requisitos de bienestar animal. Según recientes datos, más del 60% de los consumidores europeos consideran que se puede mejorar el bienestar de los animales de producción, y casi un 50% considera que las leyes actuales no velan suficientemente por el bienestar de estos animales. Por último, se está legislando desde la Unión Europea para asegurar el bienestar de los animales de producción, cada vez con normativas más exigentes y estrictas.

“El bienestar animal no se debe ver como un problema ya que mejora la producción y rentabilidad de los animales” 

Pero, ¿tenemos que ver el bienestar como un problema? La respuesta es rotundamente no, puesto que el bienestar animal tiene un efecto directo y positivo sobre la producción y rentabilidad de los animales. Esto es debido a que la producción láctea es un elemento que tiene la consideración de “ función de lujo”, ya que no necesitan producir leche para vivir, y cualquier elemento que resulte estresante, puede ocasionar una bajada de defensas, la aparición de patologías, o cualquier incomodidad que impida que el animal descanse el tiempo necesario, disminuyendo por lo tanto, la producción láctea.¿y cómo puedo valorar el bienestar animal en mis animales?

Uno de los métodos de valoración del bienestar animal es el denominado Welfare Quality,que ha surgido de la necesidad de transparencia sobre el estado de los animales en la cadena alimentaria, ante la preocupación pública acerca del consumo de alimentos. Welfare Quality se centra en el respeto a cuatroprincipios funadamentales, buena alimentación, buen alojamiento, buena salud y adecuado comportamiento.

El bienestar animal queda garantizado cuando se cumplen las llamadas cinco libertades:

1. Libertad de confort (no pasar frío ni incomodidad).

2. Libertad alimentaria (no pasar ni hambre ni sed). 

3. Libertad de no padecer enfermedades ni dolor.

4. Libertad de no tener miedo.

5. Libertad para poder expresar conductas propias de su especie.   

1. Ausencia de incomodidad

La ausencia de incomodidad incluye varios puntos a tener en cuenta en las distintas etapas, pero son especialmente importantes en los primeros días de vida, por tanto vamos a centrar nuestras recomendaciones en este periodo de la vida del animal.

Los terneros neonatos nacen con muy poca grasa corporal, necesaria para iniciar sus funciones metabólicas, pero cuando están expuestos a bajas temperaturas, la energía contenida en la grasa y la que aporta el alimento que ingiere se utiliza para mantener la temperatura corporal, lo que predispone a padecer enfermedades de tipo respiratorio e impide el crecimiento normal del animal.

Una manera sencilla de asegurar una buena temperatura corporal es mejorando el encamado, de tal forma que las extremidades del animal estén cubiertas de paja, ya que es por donde más calor pierden.

“Una manera sencilla de asegurar una buena temperatura corporal de la ternera es mejorando el encamado”

En cuanto al tipo de alojamiento, la mejor recomendación que se puede hacer teniendo en cuenta la presión de circulación de patógenos en las ganaderías, es hacerlo de forma individual. Es cierto que de este modo la interacción social entre ellas se reduce en gran medida, lo que representa un factor de estrés en un futuro, pero de este modo se evita la diseminación de enfermedades en un momento clave donde la salud y la vida del animal está en riesgo.

Además, el alojamiento debe garantizar la ventilación sin generar corrientes de aire, evitar las humedades y ser de fácil limpieza y desinfección; para este último punto recomendamos utilizar materiales lisos y no porosos.

ARTICULO COMPLETO   LAS 5 CLAVES DEL BIENESTAR ANIMAL EN LA RECRA DE GANADO VACUNO