LECTURA DE LA BOSTA DEL BOVINO Y SU RELACIÓN CON LA ALIMENTACIÓN

647

 

 

 

 

LA BOSTA DEL BOVINO Y SU RELACIÓN CON LA ALIMENTACIÓN

Las heces, deposiciones fecales, estiércol o bosta del bovino están compuestas principalmente por agua y por los elementos no digeridos, ya sea por fibra lignificada indigerible o por granos con cubierta muy firme, o por otras fracciones alimenticias que podrían ser digeridas, pero que no lo son por un pasaje muy rápido por el tracto intestinal, como ser alimentos en partículas muy finas, algunos sectores de fibra del forraje, alimentos muy digestibles (tiernos, aguachentos), granos enteros, etc.

Guillermo A. Bavera y Carlos H. Peñafort. Cursos de Producción Bovina de Carne, FAV UNRC.

Las del bovino difieren de casi todas las especies animales por su alto contenido en agua, la que está en relación directa con la cantidad de heces excretadas y con la mayor o menor aptitud para concentrarlas, como es el caso del ganado cebú, cuyas heces tienen un contenido menor de humedad que las del bovino europeo.

El bovino europeo adulto defeca de 10 a 15 veces por día, el área cubierta por las heces se encuentra entre medio y un metro cuadrado diario y la cantidad total de heces eliminada es de unos 20 a 30 kg por día, pudiendo elevarse hasta 45 kg. En otoño, cuando la pastura es muy tierna, la cantidad de agua eliminada por heces puede alcanzar los 40 litros/día.

En diarreas agudas, la descarga fecal es mayor que en animales en estado normal.

LEER Y ESTUDIAR LA BOSTA

La bosta es un indicador cualitativo de la interacción animal-dieta, pero no es una medición exacta que nos exprese respuestas definitivas en alimentación, sino que debemos estudiarlas en base al contexto alimenticio. En animales sanos, la consistencia de las heces nos puede orientar sobre el equilibrio nutricional del bovino, permitiendo interpretar y corregir estos problemas. Esto es muy importante, porque las pérdidas nutricionales por el bosteo son las más importantes que se producen en el bovino, pero también son las más fáciles de controlar mediante dietas equilibradas nutricionalmente.

Con respecto al color, es verde oscura cuando consumen pasturas verdes, marrón oliva cuando reciben un suplemento de heno, amarilla oliva cuando sobre pastura o heno consumen mucho grano. En diarreas el color puede ser grisáceo o verde oscuro o marrón oscuro; muy oscuras o sangrientas indican hemorragias intestinales (disenterías, micotoxinas, coccidiosis); verde claro o amarillentas indican infecciones bacterianas (salmonelosis, etc.).

Cuando el bovino ha estado en un movimiento acentuado, la deposición de las heces pueden ser menos consistentes a lo que serían si estuviera en reposo. Por ello, la observación de las heces se debe efectuar luego de un período de descanso, de preferencia a campo. Es interesante observar el bosteo, e incluso oírlo, en el momento en que se efectúa.

Un lugar y momento ideal es en las aguadas, cuando el bovino está en su cercanía en estación, quieto, descansando y rumiando, lugar donde, por otra parte, hay abundancia de heces frescas. Cuando el animal se para, tiene tendencia a bostear.

En corrales de engorde o de encierre, se observarán cuando los animales están tranquilos y descansando luego de comer y beber. Se deben observar frescas, pues la desecación por evaporación y la absorción de humedad por el suelo puede llevarnos a engaño sobre su categorización.

Se han propuesto distintas clasificaciones de las heces, dividiéndolas entre 3 y 6 categorías, según la consistencia, grado de humedad y forma física. La que proponemos es la que consideramos como más adaptada a nuestras condiciones de producción bovina.

Se debe observar una buena cantidad de bostas frescas, para lo cual se procede a determinar una zona del corral o potrero, se cuentan las bostas de cada categoría por separado, se efectúa un análisis porcentual de sus categorías y se trabaja con un promedio y con los porcentajes de cada una, ya que en ciertos casos es común encontrar distintos tipos de deposiciones. Por ejemplo:

Si en el ejemplo, dentro de las bostas totales contadas hay de las categorías anterior (tipo 1 chirle) o superior (tipo 3 correcta), se aplica en ellas la misma fórmula. Este análisis porcentual periódico de las tres categorías encontradas nos va a indicar si la alimentación va mejorando o empeorando. Por ejemplo, si el porcentual de bostas chirle va en aumento, será necesario implementar una suplementación estratégica con fibra y energía. En cambio, si va aumentando el porcentaje de bostas tipo 3 correctas, nos estará indicando que la pastura está estabilizándose en su composición y por lo tanto, mejorando la alimentación.

CLASIFICACIÓN DE LAS HECES SEGÚN CONSISTENCIA Y FORMA Consistencia 1: líquida o chirle

Son heces muy líquidas o chirles, diarreicas, con poca o nada de forma en el suelo, siendo extendidas, planas y de color verde oscuro en pastoreo. Son muy acuosas, y muchas veces salen por el ano a chorros discontinuos, por lo que en el suelo las heces aparecen en varias secciones y con salpicaduras alrededor. Por la irritación intestinal, contienen abundante mucus resbaladizo al tacto. Tiene un olor característico fuerte debido a la expulsión de la proteína en exceso no digerida. Pueden notarse burbujas o espuma por la presencia de gases.

ARTICULO COMPLETO  LECTURA DE LA BOSTA DEL BOVINO Y SU RELACION CON LA ALIMENTACION