LOS ALIMENTOS EN EL TAMBO: EL COSTO DE HACERLOS Y EL PRECIO DE COMPRARLOS

299

 

 

 

 

EL COSTO DE HACERLOS Y EL PRECIO DE COMPRARLOS LOS ALIMENTOS

INTRODUCCIÓN

La producción de leche por hectárea está en función de la cantidad de forraje producido y utilizado por hectá- rea, de la cantidad de suplementos suministrados y utilizados por hectárea y de la eficiencia de conversión de los alimentos a leche (Holmes et al., 2002).

Los sistemas de producción de leche fueron cambiando al ritmo que imponía la intensificación. En este senti- do, para evaluar cuáles fueron los principales cambios que se dieron, se realizó en el año 2011, una encuesta a productores tamberos, que ya habían sido encuestados en el año 2004. En ambos casos se relevó información productivo-económica. A continuación se presentan algunos de los resultados obtenidos: los tambos relevados aumentaron la carga animal en un 23%, la producción individual en un 35%, mientras que la productividad expresada en litros de leche por hectárea año, aumento un 72%.

Alejandro Centeno1, Marta Suero2, Antonella Molla3. . Engormix.com.1.-Ing. Agr. Jefe de INTA AER San Francisco. 2.-Ing. Agr. Ms. Sc. Profesional de INTA AER San Francisco. 3.-Estudiante Ing. Agr. Escuela Superior Integral de Lechería (ESIL).

Estos mejores resultados productivos se dieron en base a ajustes en el manejo en general, pero en particular, por cambios en la alimentación del rodeo lechero. En este sentido, se puede observar un incremento en la participación del concentrado y del silo en la dieta pasando del 25 al 43% y del 25 al 30% respectivamente. Mientras que el pasto se redujo, del 50 al 27%. En el mismo estudio se observó que la alimentación pasó a afectar del 22 al 50% el ingreso bruto. (Centeno, A., 2013). Otros autores expresan que la alimentación impacta entre el 32 al 55% del ingreso de venta de leche (Castignani, H. y Suero, M.,

No poseo derechos sobre esta imagen la comparto por propósitos educacionales o de referencia

Entendiendo que el proceso de intensificación modificó la composición de los costos de producción y que la alimentación es hoy en día el aspecto que mayor peso tiene en la definición de los mismos, es que se realiza este informe, que tiene como principal ámbito de aplicación la cuenca lechera noreste de Córdoba y central de Santa Fe, donde se evaluó el costo de los alimentos más utilizados en los sistemas de producción de leche. Este análisis considera el costo de producción de alimentos producidos en el campo, como la alfalfa y el silaje de maíz y/o sorgo. Como así también el precio de compra de los principales concentrados (balanceados, granos y subproductos proteicos) que son utilizados con mayor frecuencia en los tambos de la zona.

Se analiza además, el impacto de diferentes eficiencias de aprovechamiento sobre el costo expresado por kilogramo de materia seca (Kg MS) de alfalfa y el efecto de dilución sobre el costo por kg MS de silo, en función del rendimiento de forraje producido por hectárea para el caso del silo de maíz.

EL COSTO DE LOS ALIMENTOS PRODUCIDOS

El costo total de los alimentos producidos (sin arrendamiento), incluye los costos de implantación, manteni- miento y confección de reservas, según el cultivo y de acuerdo a la estrategia tecnológica utilizada en la región. Para ello se relevó información referida a las tarifas zonales de la maquinaria contratada, cotización de los insu- mos relevados en la zona y el precio del dólar venta oficial según el Banco de la Nación Argentina de $8,50.

En el cuadro 1 se presenta el rendimiento promedio de una pastura de alfalfa y el costo de producción discri- minado como costo de implantación y el costo de mantenimiento de los tres años de duración. Los valores están expresados en moneda corriente a diciembre de 2014, en $/ha y $/kg MS producida.

De dichas figuras se puede deducir que en el primer año, la compra de semillas representa más del 50% de los costos totales de implantación, mientras que los costos por desmalezado de la pastura, representa alrededor del 80% de los costos totales por mantenimiento de la misma para los tres años de duración.

Una de las principales causas de ineficiencia en los sistemas productivos es el bajo porcentaje de forraje aprovechado en relación al total producido. Por lo tanto, es importante dimensionar el impacto de la eficiencia de cosecha y/o de aprovechamiento sobre el costo del kg de MS.

La eficiencia de cosecha es un aspecto que define el precio del alimento efectivamente aprovechado por el animal. En diferentes trabajos, se comprobaron que el rango de aprovechamiento óptimo de la alfalfa se encuentra en el orden del 75%, mientras que el promedio de la eficiencia de cosecha de las pasturas producidas en Argentina se ubica entre el 50 y 65% (Guaita y Gallardo, 1995; Romero et al., 1998). En el cuadro 2 se muestra el rendimiento de la pastura de alfalfa en la región (acumulado de tres años) y el impacto de dos diferentes eficiencias de aprovechamiento sobre el costo del Kg MS.

Se observa en el cuadro 2, que el costo por kg MS producido es 0,22 $/kg MS. Para aprovechamientos del or- den del 50% y 70%, el incremento del costo es del 95% y del 40% por kg MS respectivamente.

En el cuadro 3 se presentan los rendimientos promedios de los forrajes conservados (silo de maíz y de sorgo) en kg de MS/ha y el costo de producción discriminados en implantación y mantenimiento como así también el costo de confección (picado, acarreo, embolsado y plástico utilizado) en $/ha y $/kg MS de acuerdo al rendimien- to promedio de la región.

En el cuadro 3, se observa que el costo del cultivo de maíz es mayor al de sorgo, debido principalmente al va- lor de la semilla y a la fertilización (50 kg de nitrógeno por ha). Recordamos que para este análisis se consideró la tecnología más frecuente empleada por el productor de la zona.

El ambiente, el año climático y el manejo agronómico aplicado, son los aspectos que definen el rendimiento de los cultivos. Los dos primeros de alguna manera condicionarán al tercero y será este último, el que en definiti- va marque la diferencia en términos de productividad y costos expresados en kg de MS.

En la figura 3, se presenta el costo de implantación de un maíz para silo y la variación del costo de confección para tres diferentes rendimientos expresados en kg de MS/ha. Además, puede observarse la disminución del costo ($/kg MS) a medida que aumenta el rendimiento por ha.

ARTICULO COMPLETO  LOS ALIMENTOS EN EL TAMBO EL COSTO DE HACERLOS Y EL PRECIO DE COMPRARLOS