Lun. Jun 24th, 2024

MARCADORES BIOQUÍMICOS SANGUÍNEOS EN EL DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE TRASTORNOS METABÓLICOS EN VACAS LECHERAS

OEA Por OEA Jun5,2016

 

 

 

 

 

MARCADORES BIOQUÍMICOS SANGUÍNEOS EN EL DIAGNÓSTICO

Y CONTROL DE TRASTORNOS METABÓLICOS EN VACAS LECHERAS

Enfermedades de la producción y estrés metabólico en vacas

La intensificación de los sistemas productivos junto a la selección genética de los animales ha incrementado la producción animal. Paralelamente, se han impuesto mayores exigencias metabólicas a los animales predisponiéndolos a desarrollar las enfermedades de la producción. Éstas se producen debido a un desequilibrio entre los ingresos, circulación y egresos de uno o más metabolitos en el organismo, alejando sus concentraciones de los límites fisiológicos. En estas circunstancias se desarrollan alteraciones bioquímicas y fisiológicas que inicialmente condicionan mermas productivas y de fertilidad en el rebaño que culminan en trastornos clínicos e incluso la muerte de animales. Para prevenirlas es fundamental mantener el equilibrio entre la cantidad de un nutriente que ingresa, es absorbida, circula en la sangre, es depositada en los compartimientos u órganos de reserva y egresa por conceptos de mantención y producción.

Fernando G Wittwer M, MV, MVSC.

Los trastornos metabólicos en los rumiantes son en su mayoría relacionados con desequilibrios nutricionales, incluidos las carencias nutricionales simples producto de mezcla incompleta de la dieta o un manejo alimentario inadecuados, o bien por problemas más complejos asociados a las interacciones entre la nutrición, el ambiente y el manejo (Cuadro 1). Su presentación es más frecuente en animales manejados en condiciones de pastoreo, debido a la elevada variación en la disposición y contenido de nutrientes de los pastos utilizados como forrajes, asociadas a características de suelo, composición botánica y estado de desarrollo de los pastos y sus cambios estacionales y diarios. Los desequilibrios nutricionales afectan a un grupo de animales en un rebaño, generalmente los metabólicamente más susceptibles, que corresponden a los mayormente exigidos desde el punto de vista productivo, vale decir vacas en el período de transición, ovejas al final de gestación, animales en crecimiento, los que comúnmente cursan inicialmente con una alteración en su salud de tipo sub-clínica o inaparente. Es en esta condición que se requiere de un método de diagnóstico o evaluación de balance metabólico oportuno, antes que la producción de los animales se vea afectada.

El período de transición de la vaca lechera (3 semanas preparto a 3 semanas posparto) constituye el de mayor exigencia para mantener su homeostasia, producto de los cambios fisiológicos, nutricionales, metabólicos e inmunes que se presentan en las 6 semanas alrededor del parto. A ello hay que asociar los cambios de manejo (reagrupamiento, ambientes diferentes) y alimentación (dietas preparto, lactancia) propios del fin de la gestación, parto e inicio de la lactancia. En esta situación la capacidad homeorrética (cambios coordinados en el metabolismo para adaptarse a un nuevo estado fiiológico) se ve sobrepasada produciéndose en la vaca el estrés metabólico, definido como la “incapacidad de adaptación fisiológica al rápido crecimiento fetal, parto y alta demanda de energía para lactancia, con consecuente alteración en la utilización de nutrientes esenciales, favoreciendo la presentación de trastornos metabólicos, procesos inflamatorios y el estrés oxidativo” (Figura 1).

El estrés metabólico genera significativas pérdidas económicas en la industria ganadera, limitando la productividad de las vacas y originando enfermedades. Al respecto, se describe que el 30 al 50% de las vacas cursan con una enfermedad durante el período de transición (Figura 2), constituyendo con ello preocupación no solo productiva sino también asociada al bienestar animal. De allí que la determinación de la concentración de analitos cuyas concentraciones son influidas por el estatus metabólico de los nutrientes en el organismo, se realiza frecuentemente en muestras de sangre, leche y orina de vacas lecheras. Su determinación permite evaluar la condición o balance metabólico nutricional de los animales e identificar tempranamente los trastornos metabólicos que afectan de forma clínica o subclínica los rebaños.

Figura 2. Enfermedades asociadas al estrés metabólico de vacas lecheras en sistemas confinado de USA y Europa (Sordillo y Mavangira, 2014) y (b) pastoril de Chile (Sepúlveda-Varas et al . 2015).

Perfil metabólico (PM)

Los análisis bioquímicos clínicos para individuos se han utilizado rutinariamente en las prácticas veterinarias, es así que exámenes de campo o al lado de la vaca, como las pruebas rápidas para la cetosis, hipocalcemia puerperal, pH ruminal, inmunoglobulinas en terneros, constituyen un apoyo del laboratorio al diagnóstico de enfermedades metabólicas y alteraciones de salud de los animales. Sin embargo, hoy en día la medicina individual en animales de producción tiene un uso limitado, mientras que los procedimientos de diagnóstico de rebaño constituyen una herramienta útil para monitorear, diagnosticar y controlar enfermedades que afectan a grupos de individuos.

Los marcadores bioquímicos corresponden a analitos que pueden ser cuantificados en muestras de tejidos como sangre o fluidos corporales como leche u orina de un animal o en un grupo en el rebaño, y que definen el grado de equilibrio metabólico logrado mediante la “homeorresis”, que corresponde al mecanismo que regula y coordina los cambios en los procesos metabólicos de tejidos del animal que son requeridos para sostener una condición o carga fisiológica, como sucede en el período de transición, especialmente al inicio de la producción láctea. Basado en este concepto y la idea que “lo que nos es medido difícilmente puede ser corregido”, en los años setenta se comenzó a utilizar en Europa los «perfiles metabólicos» (PM), técnica que se ha ido adaptado a diferentes sistemas y especies productivas, incorporando nuevos marcadores o formas de aproximación, acorde con las realidades locales y los avances científicos y tecnológicos.

ARTICULO COMPLETO    MARCADORES BIOQUÍMICOS SANGUÍNEOS EN EL DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE TRASTORNOS METABÓLICOS EN VACAS LECHERAS

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post