MODULACIÓN DEL COMPORTAMIENTO INGESTIVO EN VACAS LECHERAS Y SU IMPACTO EN DESEMPEÑO PRODUCTIVO

250

 

 

VACAS LECHERAS Y SU IMPACTO EN DESEMPEÑO PRODUCTIVO

¿Cuáles son los mayores desafíos a los que se enfrentan los productores de leche y sus asesores?

1. Selección y variabilidad de las dietas

En diferentes regiones del mundo, la producción de leche bovina se base en sistemas de alimentación con dietas totalmente mezcladas (TMR por sus siglas en inglés) compuestas por una mezcla de forrajes y granos. Los TMR están diseñados para proveer una dieta balanceada en nutrientes y una presentación homogénea de los ingredientes (DeVries and Gill, 2012).

La selección natural de los granos en detrimento de los forrajes puede conduce a ineficiencias en la utilización de nutrientes y problemas digestivos

Sin embargo, la selección natural que hacen las vacas a favor de los granos y en detrimento a los forrajes puede conducir a ineficiencias en la utilización de nutrientes y problemas digestivos como la acidosis subclínica

(DeVries and Gill, 2012). Incluso cuando la selección de ingredientes es baja, existe siempre variación y diferencias entre la ración formulada por el nutricionista y la ración consumida por las vacas debido a la variabilidad introducida por los equipos utilizados en el mezclado y el orden de mezcla de los ingredientes (Sova et al., 2014).

La variabilidad de los equipos de mezcla de los ingredientes provoca que hayan diferencias entre la ración formulada y la ración consumida por la vaca

2. Asignación de tiempo de comida

Attachment.jpeg

La asignación de tiempo a las diferentes actividades de una vaca lechera en sistemas confinados:

*Dado que el día está compuesto por 24 horas, mantener a las vacas fuera de los corrales más de 3.5 horas/día, las obligaría a sacrificar tiempo para algunas de las actividades claves como consumo de alimento o tiempo de descanso (Grant, 2011).

3. Estrés calórico

Es sabido también que el clima produce en ciertas condiciones estrés calórico en los animales lo cual impacta negativamente en la producción de leche, el crecimiento y la reproducción del ganado lechero (Baumgard and Rhoads, 2012).

Si bien los avances en el manejo del medio ambiente (ej. sistemas de enfriado) han aliviado en gran medida el impacto negativo del estrés térmico en el desempeño animal, la producción de leche todavía disminuye en forma marcada durante los meses de verano (Baumgard and Rhoads, 2012). .

Incluir ilustración similar (esta corresponde a un artículo maqutado por nosotros de Lallemand para edición nutriNews junio 2015)

Estos 3 escenarios descritos (selección y variabilidad en TMR, suficiente tiempo para comer y descansar, estrés calórico) están dentro de los mayores desafíos que enfrentan los productores de leche y sus asesores (nutricionistas, veterinarios).

Por lo tanto, es fundamental manejar el comportamiento ingestivo y entender profundamente cómo comen las vacas lecheras.

El desarrollo de tecnologías que permitan a los ganaderos y sus asesores mejorar el comportamiento ingestivo de las vacas lecheras tiene beneficios potenciales sobre el desempeño y salud animal que impactan en la rentabilidad del negocio lechero.

LA MODULACION DEL COMPORTAMIENTO INGESTIVO COMO ESTRATEGIA PARA MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD Y EL BIENESTAR ANIMAL

En cualquier especie animal, la modulación del comportamiento ingestivo implica cambios en su patrón de consumo en el corto plazo: distribución, número, tamaño y duración de las comidas (Howie et al., 2009).

La principal regulación del consumo voluntario se encuentra a nivel del sistema nervioso central, donde el cerebro recibe señales hormonales, nerviosas y metabólicas (Cummings and Overduin, 2007).

Frase destacada: Para regular el consumo voluntario, el cerebro debe modular el apetito y dicha regulación ocurre a 2 niveles: central y eje intestino-cerebro.

Estos niveles de regulación se corresponden con la vía hedónica (Berridge, 2009) y la vía homeostática (Berthoud, 2011), respectivamente.
Ambas vías actúan de forma interrelacionada por lo tanto hay que considerarlas en conjunto al momento de evaluar estrategias cuyo objetivo sea modular el comportamiento ingestivo (Tulloch et al., 2014).

Vía hedónica

Es la activación (o inhibición) de los centros del placer

La vía hedónica se refiere a la activación (o inhibición) de los centros del placer, es decir, de los sistemas de recompensa situados en el cerebro cuya estimulación promueve el consumo.

ARTICULO COMPLETO     MODULACION DEL COMPORTAMIENTO INGESTIVO EN VACAS LECHERAS Y SU IMPACTO EN DESEMPENO PRODUCTIVO