PATOLOGIAS PODALES INFECCIOSAS Y NO INFECCIOSAS

334

 

 

 

 

 

PATOLOGIAS PODALES

La producción lechera a nivel mundial ha experimentado un notable incremento en cuanto a las técnica, genética, alimentación, manejo del los animales. Se han modificados los esquemas de producción, haciendo que las hembras lecheras sean verdaderas máquinas productoras; por lo tanto los animales se encuentran en un constante estrés, haciéndose más susceptibles a enfermedades.

Bruno Rutter

Dentro de las causas que afectan a los bovinos lecheros en producción, las patologías podales son el tercer grupo de enfermedades que interfieren con la producción. El productor implementa con asistencia técnica programas de manejo reproductivo y control de mastitis con resultados positivos. No sucede lo mismo con el grupo de enfermedades podales, donde o se desconoce que ellas estén presentes o solo se actúa en los animales con lesiones muy evidentes, pero sin un programa definido.

No poseo derechos sobre esta imagen la comparto por propósitos educacionales o de referencia

Las enfermedades podales no matan al animal pero lo invalidan, causando pérdidas en su fertilidad y en su producción, incrementando los descartes y los tratamientos individuales y poblacionales, el descarte de leche, la pérdida de la condición corporal y la pérdida de tiempo del personal para atención de los animales afectados.

Las vacas que sufren distintos problemas podales disminuyen su producción lechera. Hay varios autores que han estudiado el tema y que han demostrado, con cifras precisas, las pérdidas en producción de las vacas. Si se analiza que a una vaca con cojera le es difícil caminar y por lo tanto su ingesta va disminuir, es lógico pensar que su producción lechera también disminuirá. Uno de los puntos importante en esta pérdida es que la mayoría de las afecciones aparecen entre los 30 a 90 días pos parto, donde la vaca está en su pico de lactancia y, si este es afectado, difícilmente esa vaca llegue a la producción esperada para la cual estaba genéticamente capacitada. Rutter (1989) detectó en 7 hatos lecheros con un total de 1.456 vacas con una producción promedio diaria de 17 litros, la existencia de 100 vacas con claudicación debido a diferentes patologías. La merma de leche promedio para estos animales fue de 21,2 % con rangos que iban desde el 5,6 al 46,2 %. Luego del tratamiento, el 48,0 % de las vacas afectadas volvieron a su producción inicial entre 2 a 3 semanas más tarde. El resto nunca llegó a la producción anterior a la afección y 20 animales fueron descartados por no poder ser recuperados.

Tanter (1991) en Nueva Zelanda estudió tres hatos con un total de 838 vacas y encontró una incidencia de 16,0 % de problemas podales. Haciendo la comparación de vacas afectadas (va) con vacas control (vc) encontró en producción de leche una pérdida del 8,8% (3.296 vs 3.615lts de leche en va vs vc); de 8,2% de Kgr. de grasa (va 145 va vc 158); de 10,6% de proteínas en Kg va 110 vs vc 123) y 4,7% menos días lactancia (va 241 vs 253 vc).

La acción de la claudicación sobre la fertilidad, está relacionada íntimamente al momento reproductivo en que se inicia el problema podal, la gravedad del mismo y al tiempo y forma de evolución. Es muy importante este impacto cuando sucede dentro de los 30 a 90 días pos parto pues actúa directamente aumentando el intervalo parto concepción.

Una vaca con claudicación reduce su actividad de monta cuando está en estro y difícilmente se deje montar, pasa más tiempo en decúbito (Greenough P. (2009). El dolor y el estrés que la afección podal produce, interfiere en la endocrinología reproductiva, en vacas con patologías podales, manifestándose esto en menor tasa de preñez al primer servicio, así como una mayor incidencia de quistes ováricos. (Melendez, P. 2002)

Lucey et al. (1986), estudió la asociación entre los problemas podales y la fertilidad en 770 vacas lecheras observando que en aquellas con problemas el intervalo parto-primer servicio se aumentó en 7 días el intervalo parto concepción aumentó en 11 días y el intervalo entre parto aumentó entre 17 a 30 días; las vacas presentaron problemas de suela y lesiones en la línea blanca; las lesiones en suela aparecieron entre los días 30 a 70 pos parto. Cuando las cojeras aparecen dentro de los 63 días anteriores al servicio, la preñez a primer servicio fue de 31 %.

En un principio la pérdida de la condición corporal puede manifestarse solo como un enflaquecimiento del animal, desaparición de las deposiciones grasas en cadera, parrilla costal, región escapular, etc.; si la situación persiste con una claudicación crónica, que produzca dolor intenso, se llega a atrofias de masas musculares, siendo esta condición irreversible.

• Britt (1992) informó que la pérdida en la condición corporal de 0,5 o más lleva a pérdida de sus funciones reproductivas si esto ocurre durante las primeras 5 semanas pos parto y considera que es necesario unos 60 días o más para que un folículo primordial evolucione a un estado ovulatorio.

Incidencia

Son pocos los países que tienen datos nacionales; Israel es uno de ellos con una incidencia del 5 % cubriendo el 95 % de las vacas lecheras por el programa Hachaklait.
Borges y col (1992) encuentran en Brasil que en bovinos lecheros en explotación extensiva la incidencia es del 11,1 % y en explotación intensiva de 14,11 %.

Enla RepúblicaOrientaldel Uruguay, Acuña (1999) (comunicaciones personales), informa un 23 % de animales afectados y en el 2004 sobre 8526 bovinos razas Holstein Uruguayo y Jersey encuentra entre un11 aun 29 % de animales con diversos problemas podales.

Enla República Argentinano hay registros nacionales, solo hay datos de experiencias profesionales de grupos de establecimientos en los cuales el problema podal ha tenido relevancia y se ha necesitado de la asistencia profesional. Rutter (2005, comunicación personal) menciona que de datos personales y de colegas, de un total de 15.826 vacas lecheras raza Holando Argentino una proporción de 6.0 % como mínimo y un 35 % como máximo promedio 21,6 % (3425 vacas) tenían problemas podales y de ellas, la incidencia fue mayor en vaquillonas de primer parto que en vacas.

ARTICULO COMPLETO   PATOLOGIAS PODALES INFECCIOSAS Y NO INFECCIOSAS