PREVISIONES DE FUTURO DEL SECTOR LÁCTEO EN ESTADOS UNIDOS

120

 

 

 

 

FUTURO DEL SECTOR LÁCTEO EN ESTADOS UNIDOS

Las previsiones auguran unos precios estables de la leche en Estados Unidos durante los próximos 4 años, por lo que la mejora de márgenes de los ganaderos vendrá por la eficiencia y las calidades. Resumen de la ponencia de Fernando Valdez, vicepresidente de Kemin para Norteamérica, en las jornadas que organizó esta empresa en Lugo esta semana
Estados Unidos es el tercer productor mundial de leche de vaca, por detrás de la India y de la Unión Europea, con una media de 250 vacas en ordeño por explotación. Y las previsiones para los próximos 4 años es que los precios de la leche se mantengan estables en el entorno de los 29 céntimos de euro por litro, por lo que la mejora de la rentabilidad de las ganaderías vendrá por avances en eficiencia y en mejora de las calidades.
Así lo expuso Fernando Valdez, vicepresidente de Kemin para Norteamérica, durante las jornadas técnicas que organizó este lunes en Lugo la multinacional estadounidense.
“Las previsiones coinciden en que los precios de la leche para el ganadero durante los próximos cuatro años se mantendrán entre los 16 y los 17,5 dólares, que para la Unión Europea vendrían a ser alrededor de 29 céntimos por litro”, aseguró Fernando Valdez.
En cuanto a las oscilaciones que se puedan producir en las cotizaciones, las atribuyó “más bien a los efectos del fenómeno de El Niño y de la Niña sobre las cosechas de maíz, alfalfa y soja, que a las exportaciones, que a fin de cuentas representan solamente alrededor del 9% de la producción nacional”

Por lo que respecta a las zonas de producción, el representante de Kemin destacó que “se mantendrán en las zonas ya tradicionales donde se puede producir soja, alfalfa y maíz, que es los estados de los Grandes Lagos (Wisconsin, Ohio o Illinois), en el Noreste y California”.

Con este escenario, y con unas previsiones de precios de la soja del entorno de los 290 euros por tonelada y de la harina de maíz en 165 euros la tonelada, Fernando Valdez, aseguró que la mejora de la rentabilidad para el ganadero vendrá a través de la mejora de la eficiencia.

4 estrategias para mejorar la rentabilidad

Para alcanzar este reto, el responsable de Kemin propuso cuatro líneas de actuación: lograr forrajes y granos de alta calidad, mejorar los índices de reproducción, avanzar en el uso de la tecnología y en la alimentación de precisión.

1) Forrajes y granos de alta calidad

En cuanto a la primera línea de actuación, Fernando Valdez detalló algunos de los avances que se generalizarán en los próximos años:
-Mejorar las variedades de maíz forrajero. Lograr alfalfa con menor porcentaje de lignina. “Una alfalfa con un 1% menos de lignina tiene entre un 7 y un 10% más de digestibilidad”, subrayó.

-Uso de enzimas en forrajes.
-Uso de ácidos orgánicos como conservantes de silos.
-Equipos de corte que aumenten la eficiencia y el rendimiento de los forrajes.

2) Mejora en los índices de reproducción.

En general, Fernando Valdez pronosticó un uso generalizado de las nuevas tecnologías mediante sistemas de detección electrónica de preñez y celo. Las apps se generalizarán, permitiendo al ganadero o al técnico disponer de información en tiempo real.

-Uso de PAG ́s (Sistemas de detección de preñez por glicoproteínas)
-Avance en la detección de vacas no preñadas después de la inseminación, con un máximo de 27 días. Reducción del intervalo entre inseminaciones.
-Detección de preñez y de celo mediante muestras de sangre y analíticas mucho más rápidas.
-Detección de hormona progesterona en sangre o en leche.

3) Mejora de la gestión de la información.

“Hoy en día cada vez hay más datos en la explotación y hay una oportunidad para consultores independientes que se encarguen de analizar todos esos datos y presentárselos al ganadero para poder tomar decisiones”, explicó Fernando Valdez.
La gestión y análisis de datos se volverán cada vez más importantes en las ganaderías de vacuno de leche a medida que se implanten nuevas tecnologías como detectores de patógenos, medidores de urea en sangre, de la condición corporal….etc.

4) Nutrición de precisión.

-Habrá una reducción de la Proteína Bruta en la ración. Todo ello redundará en menos nitrógeno en la leche y, sobre todo, en las deyecciones, contribuyendo a reducir la contaminación por nitratos y fosfatos.

ARTICULO COMPLETO    PREVISIONES DE FUTURO DEL SECTOR LACTEO EN ESTADOS UNIDOS