PROCESOS DIARREICOS EN TERNEROS NEONATOS ¿A QUÉ NOS ENFRENTAMOS?

412

 

 

 

 

 

PROCESOS DIARREICOS EN TERNEROS NEONATOS

La diarrea neonatal es muy común en terneros menores de un mes y se traduce en importantes pérdidas económicas en las explotaciones.

C. López-Novo, P. Díaz, A. Prieto,G. López-Lorenzo, J.M. Díaz-Cao, S. Remesar, D. García-Dios, R. Panadero, C.M. López, P. Díez-Baños, G. Fernández, P. Morrondo. Investigación en Sanidad Animal de Galicia (Grupo Invesaga). Facultad de Veterinaria de Lugo. Universidad de Santiago de Compostela (USC). España.

Este proceso puede deberse a un manejo nutricional incorrecto, pero lo más habitual es que diversos enteropatógenos bacterianos, víricos y parasitarios estén involucrados en su aparición.

Estos agentes pueden actuar de forma individual o combinada, dando lugar a signos clínicos más graves en este último caso. No obstante, es importante recordar que las diarreas neonatales infecciosas son procesos multifactoriales, por lo que además de la intervención de los patógenos es necesaria la presencia de diferentes factores de riesgo relacionados con el ambiente, el manejo y el propio anima

page2image9619280

En el sector del ganado vacuno, pocos procesos tienen un impacto económico tan notable y evidente como la diarrea neonatal. En primer lugar, este síndrome es muy frecuente en los terneros durante el primer mes de vida; así, se ha señalado que supone hasta el 80% de los casos de terneros enfermos en las tres primeras semanas de edad.

Además, su aparición deriva en cuantiosas pérdidas económicas, pues se ha comprobado que es la causa de más del 50% de las bajas en terneros menores de un mes, limitando la mejora genética del rebaño y suponiendo un gasto adicional derivado de la necesidad de comprar animales para la recría.

Sin embargo, otras mermas no son tan fáciles de valorar, pues los terneros que sobreviven son más susceptibles a presentar otras patologías, especialmente respiratorias, muestran una disminución en la ganancia media diaria de peso y no consiguen alcanzar su máximo potencial productivo en la etapa adulta. A esto hay que sumarle los costes derivados del diagnóstico, tratamiento y prevención del proceso

¿SON TODAS LAS DIARREAS IGUALES? ¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

Tradicionalmente, la presencia de diarreas neonatales en una granja solía asociarse a infecciones con patógenos intestinales. Sin embargo, algunos casos son consecuencia de una incorrecta preparación y/o administración del lactoreemplazante o de la leche a los terneros. Entre las causas más frecuentes de diarreas nutricionales se encuentran una composición inadecuada del lactoreemplazante, con menos de un 20% de proteína láctea y de grasa, o una incorrecta dilución del mismo, así como un cambio brusco en la cantidad de leche proporcionada o una altura inadecuada del biberón o de los cubos utilizados. Independientemente de la causa, es frecuente que las diarreas nutricionales se compliquen con la infección por enteropatógenos.

Dentro de las diarreas de origen infeccioso, se ha demostrado que una gran variedad de patógenos entéricos de origen bacteriano, vírico y parasitario, pueden estar involucrados en la aparición de procesos diarreicos en el ternero.