PUNTOS CLAVE DEL SECADO EN UN PROGRAMA DE CONTROL DE MASTITIS

166

PUNTOS CLAVE DEL SECADO EN UN PROGRAMA DE CONTROL DE MASTITIS

El periodo seco de las vacas es una fase crucial dentro de la producción de leche. A pesar de ello, las vacas secas, al igual que las novillas, están en un segundo plano en muchas explotaciones de leche, no solamente en España sino en muchas partes del mundo.

Luis Miguel Jiménez y Nuria Roger. Servet Talavera S.L.

Durante más de 40 años, el periodo seco ha sido objeto de estudios por muchos investigadores. Las conclusiones más relevantes a las cuales se ha llegado a través de los diferentes trabajos son las siguientes:Un gran porcentaje de los casos de mastitis clínica que tienen lugar durante la lactación se deben a infecciones intramamarias (IIM) que ocurrieron durante el periodo seco o bien que persistieron a lo largo de este periodo (Todhunter et al., JDS 1995; Bradley y Green, JDS 2000). El 52 % de los casos de mastitis clínica causada por coliformes, que tienen lugar durante los primeros 100 días de la lactación, se originaron como IIM durante el periodo seco (Bradley y Green, JDS 2000).

La limpieza de las instalaciones debe ser extrema en el momento del parto.

Aproximadamente un 40 % de los casos de mastitis clínicas que ocurren inmediatamente después del parto se deben a estreptococos ambientales. Estas infecciones, que luego desencadenaron un caso de mastitis clínica, tuvieron lugar en la primera mitad del periodo seco.

El 55 % de las infecciones establecidas al inicio del periodo seco que son causadas por estreptococos ambientales son capaces de persistir hasta la siguiente lactación (Todhunter et al., JDS 1995).
En general, lo más importante de las IIM es el impacto tan grande que tienen en la producción de leche (en el caso de las infecciones que se establecen durante el periodo seco, en la lactación siguiente). Se sabe, desde hace más de 40 años, que la producción de leche se reduce en los cuarterones infectados. En 1968,

K. Larry Smith y sus colaboradores publicaron un artículo en Journal Dairy Science en el que determinaron que la producción de leche de vacas con IIM en alguno de sus cuartos era menor que la producción de una vaca cuya glándula mamaria estaba sana; incluso la producción de los cuarterones infectados y curados durante el periodo seco también era inferior a la de una glándula no infectada. Concluyeron que la producción de los cuartos infectados durante el periodo seco era un 35 %

menor que la producción de los cuartos no infectados, y que los cuarterones infectados y que se curaron durante el periodo seco en la lactación posterior produjeron un 11 % menos de leche, comparados con los que nunca estuvieron infectados.
Por tanto, debido al impacto económico que tiene el periodo seco sobre la rentabilidad de las explotaciones, se necesitan diferentes estrategias de manejo durante este periodo que se incluyan dentro de un programa de mejora de la salud de la ubre.

El objetivo fundamental del periodo seco es tener el menor número de cuartoss infectados en la siguiente lactación para asegurar una alta producción de leche. Este objetivo se consigue previniendo la aparición de nuevas infecciones y aumentando la tasa de curación de las infecciones presentes.

Para ello, se debe implementar un buen manejo del periodo seco dentro del programa de control y prevención de mastitis. Es muy importante conocer exactamente cuál es la fisiología de la ubre durante el secado y el periodo seco y conocer cuál es la etiología de las IIM. La evaluación epidemiológica del periodo seco es de extrema importancia, ya que nos va a ayudar a conocer perfectamente que es lo que está ocurriendo en lo que a IIM se refiere. Esta evaluación del periodo seco nos va a servir para poder determinar si las medidas técnicas y de manejo que se están implantando están surtiendo efecto. Esta evaluación la vamos a determinar mediante los índices de salud de ubre del secado (ISU Secado). Los ISU que se van a manejar son: tasa de nuevas infecciones al parto, tasa de vacas crónicas, tasa de curación y la incidencia de mastitis clínica en los primeros 100 días de lactación.

Puesto que durante el periodo seco pueden tener lugar infecciones que repercuten en la lactación siguiente, hay que prestar especial atención a estos animales mediante la implementación de determinadas estrategias.

ARTICULO COMPLETO   PUNTOS CLAVE DEL SECADO EN UN PROGRAMA DE CONTROL DE MASTITIS