RESPUESTA INMUNE HUMORAL CONTRA TOXOIDES DE CLOSTRIDIUM PERFRINGENS EN VAQUILLONAS HOLANDO SEROPOSITIVAS AL VIRUS DE LA LEUCOSIS BOVINA ENZOÓTICA

172

 

 

 

 

 

VAQUILLONAS HOLANDO SEROPOSITIVAS AL VIRUS DE LA LEUCOSIS BOVINA ENZOÓTICA

Resumen

Leucosis Bovina Enzoótica es la principal virosis que afecta al ganado lechero en Uruguay. La infección subclínica causa disfunciones importantes del sistema inmune impactando directamente en la salud animal.

L. de Brun 1 0000-0002-3331-9566 V. da Silva 2 0000-0002-8990-9100 R. O. S. Silva 3
F. C. F. Lobato 3 R. Puentes 4 0000-0002-4618-9721

El objetivo de este estudio fue evaluar si la respuesta inmune humoral de vaquillonas holando serológicamente positivas al virus de la leucosis bovina (BLV) es afectada frente a la inmunización a campo con una vacuna clostridial.

Se realizó el seguimiento de la respuesta inmune humoral posvacunación durante 12 meses de un grupo de animales serológicamente positivos (n=29) y otro serológicamente negativos a BLV(n=19)

Los animales recibieron tres dosis de una vacuna comercial contra Clostridios (días 0, 30, 173) y se extrajeron muestras de sangre los días 0, 30, 60, 90, 180 y 365 luego de la primovacunación. Se cuantificaron anticuerpos totales mediante ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISAs) contra las toxinas alfa, beta y épsilon del C. perfringens y anticuerpos neutralizantes mediante Seroneutralización (SN) in vitro para la toxina épsilon. Los resultados evidenciaron una baja respuesta de anticuerpos neutralizantes contra la toxina épsilon utilizando la técnica de SN in vitro lo cual no se correlacionó con los resultados obtenidos en el ELISA comercial. La respuesta de anticuerpos totales utilizando ELISA comerciales fue variable según el toxoide evaluado. No se evidenciaron diferencias significativas en la concentración de anticuerpos contra Clostridium perfringens entre animales seropositivos y seronegativos a BLV. La utilidad de los test de ELISA comerciales para analizar la respuesta a la vacunación contra clostridiosis, debe ser discutida y analizada a partir de los resultados encontrados en este ensayo

Introducción

El virus de la Leucosis Bovina Enzoótica es el principal patógeno viral que afecta la lechería en muchos países del mundo. En Uruguay las prevalencias son muy altas, mayores al 70% en rodeos de leche (Furtado et al., 2013), incluso en animales jóvenes hemos reportado previamente prevalencias mayores al 50% (Puentes et al. 2016a). El virus afecta células de la línea linfoide, principalmente los linfocitos B CD5+ que expresan inmunoglobulina M en su superficie, además de monocitos y macrófagos (OIE, 2012). El 90% de los animales infectados son asintomáticos, produciendo pérdidas productivas asociadas principalmente a la dificultad de exportación de animales en pie, disminución de la producción láctea como también la longevidad del animal y desregulación a nivel inmunológico (Erskine et al., 2011; Souza et al., 2012; Bartlett et al., 2013, Della Libera et al., 2015; Frie et al., 2016, Puentes et al., 2016b; Frie et al., 2017). Se ha demostrado que la infección subclínica por este virus causa disfunciones importantes del sistema inmune que impactan directamente en la sanidad (Bartlett et al., 2014), como por ejemplo disminución de la función de los polimorfonucleares in vitro inducido por Escherichia coli (E. coli) en vacas infectadas (Souza et al., 2012). El BLV no sólo causa inmunodepresión sino que además genera disturbios inmunológicos a nivel de la inmunidad celular, modificando el perfil de las células T (Frie y Coussens, 2015), que son claves en la regulación del sistema inmune tanto en infecciones naturales como en la respuesta a inmunizaciones por vacunación. Las células T infectadas con el virus, expresan mayor cantidad de receptores inmunoinhibitorios, lo que aumenta la habilidad de los patógenos que causan infecciones crónicas a evadir la respuesta inmune del hospedador, aumentando por ejemplo la expresión de IL-10 o disminuyendo la de IL2, IL12 e IFN-γ (Konnai et al., 2003; Amills et al., 2004). Estas alteraciones del sistema inmune, destacados con mayor magnitud en animales con linfocitosis persistente podrían tener un impacto negativo en la capacidad de ganado para resistir al avance de la enfermedad infecciosa o a la respuesta a vacunas; en este mismo sentido algunos estudios reportaron una correlación positiva entre BLV y otras enfermedades (Emanuelson et al., 1992; Trainin et al., 1996) o cuestionan la habilidad de bovinos infectados con BLV para responder inmunológicamente contra otros patógenos (Erskine et al., 2011; Puentes et al., 2016b; Frie et al., 2016; Frie et al., 2017).

ARTICULO COMPLETO   RESPUESTA INMUNE HUMORAL CONTRA TOXOIDES DE CLOSTRIDIUM PERFRINGENS EN VAQUILLONAS HOLANDO SEROPOSITIVAS AL VIRUS DE LA LEUCOSIS BOVINA ENZOOTICA