REVISIÓN CORRIENTE DE TRABAJOS DE INVESTIGACIÓN EN TERNERAS DE REMPLAZO

206

 

 

 

 

REVISIÓN CORRIENTE DE TRABAJOS DE INVESTIGACIÓN

EN TERNERAS DE REMPLAZO

Introducción

La crianza de terneras en la finca involucra una inversión de aproximadamente 25% del total de los costos de operación en la finca (Cámara de Productores de Leche de Costa Rica, 1995). Esta inversión y el alto índice de mortalidad (8-12% al destete), ejercen un alto riesgo en la Tasa Interna de Retorno (TIR).

Umberto Francesa Egresado de la Escuela de Veterinaria y Zootecnia de Tamaulipas (UAT), Mexico 1976. Record Keeping Herd Management (DHIA) , Penn State University (2003). Dairy Herd Biosecurity Coordinator South Dakota State University (SDSU), 2008. Dairy Herd employee training, consulting and placing of Hispanic workers since 2010. Herd manager of several large dairy farms throughout the USA

El propósito de este trabajo es el de hacer una revisión de los últimos trabajos en la literatura (peer review), que describen los métodos y prácticas de manejo, que podrían mejorar la Tasa Interna de Retorno (TIR) en fincas lecheras, enfocando mayor atención a 2 puntos fundamentales en la crianza de terneras: a) Manejo del calostro y b) La relación entre el balance energético y proteína en la dieta de terneras hasta el destete. Vamos a tratar de analizar las implicaciones a corto y largo plazo que estos dos factores ejercerían en la vida productiva de la futura vaca.

La mayor parte de la información que existe sobre la crianza de terneras proviene de trabajos realizados en universidades de países en donde la industria lechera ha alcanzado niveles muy especializados; esto no quiere decir que algunos países de Latinoamérica no hayan logrado niveles de producción semejantes, sin embargo, la realidad es que todos nos beneficiamos en los descubrimientos y herramientas que países desarrollados ha puesto a la disposición del mercado internacional. Adaptar en una manera inteligente sus progresos de acuerdo a nuestras necesidades, tiene sentido y es el camino más económico a seguir.

Este trabajo va a tratar de hacer una recopilación general del estado actual de la literatura referente a la crianza de terneras de razas lecheras hasta el destete (0-2 meses de edad) y observar las diferencias (si las hay), con terneras de las mismas razas criadas en fincas lecheras especializadas en el trópico alto templado de Latino América.

Las áreas geográficas que creo se beneficiarían mayormente en el siguiente trabajo, esta ubicadas entre 1500 y 2000 metros sobre el nivel del mar y ofrecen temperaturas ideales para la explotación de ganado lechero de tipo europeo. Aunque las condiciones montañosas del terreno, no proveen las condiciones ideales para una mecanización a gran escala. Las áreas que nos interesan aquí poseen el clima y las temperaturas que permiten un tipo de explotación de tipo Alpino durante todo el ano. La crianza de terneras es particularmente adaptable a estas áreas, en donde las temperaturas promedios son muy estables durante todo el ano, bien entre la zona de confort termo neutral (59-70°F) para la crianza de becerros tipo europeo. Las instalaciones para proteger los animales contra el viento y la lluvia, implican un menor costo si las comparamos con aquellas requeridas para proteger las terneras del frio y del calor extremos en países más meridionales.

Las necesidades nutricionales en energía metabolizable (EM) en condiciones termo neutrales van a ser menores que aquellas en condiciones de fríos y calor extremos, como las encontradas en países más meridionales. Puesto esto en consideración, los costos de producción involucrados en la crianza de terneras en el trópico montañoso alto serían menores, tanto en alimentación como en instalaciones.

Historia

Una situación que todavía se presenta con los remplazos criados en estas áreas es la edad al primer parto (EPP) con una variación que va desde 24-33 meses de edad con un promedio de 28 meses (Rivera, G.A., 2000). Esta situación tiene que mejorarse y bajar el EPP al mismo nivel en que se encuentra en aquellos países especializados (22-24 meses).

Tradicionalmente la crianza de terneras se realiza criando los animales separados hasta el destete. Existen en el mercado celdas o jaulas construidas específicamente para este propósito en donde el animal permanece en solitario hasta el destete. Después del destete, el animal se mueve con un grupo de animales preferiblemente de la misma edad, donde sus necesidades nutricionales van cambiando de acuerdo a su etapa de crecimiento, siempre poniendo atención a que el animal crezca en estatura y evitando la deposición de grasa en sus tejidos.

Este sistema de crianza ha sido el modelo estándar adoptado en Norteamérica desde hace muchos años y les ha dado muy buenos resultados. Antes del destete los animales no tienen contacto físico entre ellos, obedeciendo aquellos preceptos establecidos por la industria en evitar algunas formas de comportamiento que los animales presentan a esta edad, como es el de mamarse entre ellos así como el contagio con enfermedades infecciosas.

El encargado tiene la gran facilidad de observar muy bien el estado de salud de los animales a su cargo cada vez que los alimenta y tratar cualquier animal con problemas de acuerdo a los protocolos establecidos por la finca.

Sin embargo, este sistema no deja de tener sus desventajas:

  • Costos elevados de las jaulas e instalaciones
  • Poca protección contra el medio ambiente
  • En el caso de animales criados en jaulas, problemas de contaminación e higiene del área.
  • El área utilizada por estas instalaciones es considerable y costosa
  • Utiliza gran cantidad de mano de obra especializada para las diferentes labores de manejo
  • Control de moscas durante el verano

ARTICULO COMPLETO    REVISIÓN CORRIENTE DE TRABAJOS DE INVESTIGACIÓN EN TERNERAS DE REMPLAZO