“SOLAMENTE EL 28% DEL NITRÓGENO INGERIDO POR LA VACA ACABA EN LA LECHE, Y PODEMOS LLEGAR AL 40%”

330

 

 

 

 

EL 28% DEL NITRÓGENO INGERIDO POR LA VACA ACABA EN LA LECHE

Entrevista a Andreas Foskolos , investigador de nutrición de rumiantes en la Universidad de Aberystwyth (Gales-Reino Unido) y miembro del proyecto CowficieNcy en el que participan Reino Unido, España, Italia, Grecia y Estados Unidos.

De cada 100 gramos de nitrógeno que ingiere una vaca de leche, fundamentalmente a través de la proteína, solamente 28 acaban en la leche y los 72 restantes son excretados por la orina y por las heces.

Sin embargo, existe un importante margen de mejora pues se podría llegar sin problema hasta los 40 gramos. Y esto es mucho dinero que puede ahorrar el ganadero y una reducción también delimpacto ambiental.

Mejorar la eficiencia del uso de nitrógeno en la leche es precisamente el objetivo participa Andreas Foskolos, investigador de nutrición de rumiantes en la Universidad de Aberystwyth (Gales-Reino Unido). Recientemente participó en Madrid en la II Jornada del programa CowficieNcy, en el que Fedna-ANEMBE de nutrición de rumiantes.

Explícanos en que proyectos estás trabajando y por qué decidiste especializarte e por la orina y por las heces.

Estudié producción animal con especialización en nutrición porque ese era mi interés científico. Sin embargo, durante mis estudios me di cuenta del enorme impacto ambiental de la producción animal. Por supuesto, la producción de alimentos es crucial para la salud humana. Personalmente, yo creo firmemente que las proteínas de origen animal son las proteínas más adecuadas para el consumo humano. Pero, es obvio que tenemos que hacer los mejores esfuerzos para reducir este impacto ambiental.

Por lo tanto, alrededor del 70% de mis proyectos están relacionados de una manera u otra con el medio ambiente. Mi proyecto principal se llama “Vacas Limpias” (Cleaner Cows), donde tratamos de cuantificar a través de modelos matemáticos la huella ambiental de la leche de vaca con diferentes estrategias de nutrición, gestión, etc. Además, el proyecto recientemente adjudicado, CowficieNcy (H2020), se enfoca en mejorar la eficiencia del uso del nitrógeno, que es la forma óptima de reducir la excreción de nitrógeno de las vacas lecheras. El restante 30% de mi trabajo es sobre nutrición de rumiantes con un enfoque aplicado, tratando de ayudar a la industria a ser más rentable y más sostenible.

¿Por que cobra cada vez más importancia el aumento del uso del nitrógeno en leche? ¿Crees que será una exigencia para las explotaciones ganaderas en el futuro en la Unión Europea?

La contaminación por nitrógeno es un problema importante para la producción animal en todo el mundo, pero varía mucho según cada país. Los países con alta densidad animal (muchos animales y poca tierra disponible), como Holanda, tienen un problema mayor que los países con menor densidad, como España. Sin embargo, es un problema importante para todos los países de la UE. Afortunadamente, la UE está poniendo en práctica la ciencia y la legislación para enfrentarse este problema. De hecho, han cambiado muchas cosas en los últimos 10 años y hoy estamos en una mejor posición que antes.

Varias revisiones y meta-análisis han analizado la eficiencia del uso de nitrógeno en la leche, y podemos decir que la UE es un poco más eficiente que los Estados Unidos. La eficiencia media de la UE es aproximadamente del 28%, mientras en los estados Unidos es del 25 %, según el estudio de Huhtanen y Hristov (2009, Journal of Dairy Science). No tenemos estimaciones específicas para España, pero esperamos obtenerlas con el proyecto CowficieNcy. Uno de nuestros objetivos es desarrollar un mapa de eficiencia deluso de nitrógeno en el mediterráneo teniendo socios en España, Italia y Grecia.

¿Como son de eficientes los productores de leche de la UE en cuanto a la utilización de nitrógeno en leche respecto a Estados Unidos?

“Las pérdidas de nitrógeno en vacuno de leche son grandes: de cada 100 gramos ingeridos sólo 28 gramos van en la leche”

Es decir, que una buena parte del nitrógeno que la vaca ingiere se pierde por la orina. ¿En cuanto se podría cuantificar estas pérdidas?

Sí, y para ser honesto, las pérdidas son relativamente altas. Parte de esto está relacionado con la vaca misma. La vaca es un rumiante y la función del rumen es algo complicado que debe optimizarse a través de la dieta. De 100 g de nitrógeno ingerido aproximadamente 35 g van a las heces.

Esto está relacionado con la digestibilidad de la dieta (que no es el 100%) y las secreciones endógenas necesarias de nitrógeno (por ejemplo, enzimas, etc.).

Por otro lado, aproximadamente 38 g se excretan en la orina. La fuente principal de nitrógeno urinario es el nitrógeno amoniacal del rumen. Muchos proponen que es necesario minimizar el amoníaco en el rumen.

ARTICULO COMPLETO   SOLAMENTE EL 28% DEL NITROGENO INGERIDO POR LA VACA ACABA EN LA LECHE Y PODEMOS LLEGAR AL 40%

page1image12698944page1image12699520