TRATAMIENTO DE LAS MASTITIS CLÍNICAS: FACTORES QUE INFLUYEN EN EL

106

 

 

 

 

TRATAMIENTO DE LAS MASTITIS CLÍNICAS: FACTORES QUE INFLUYEN EN EL

Introducción

P.L Ruegg University of Wisconsin Madison USA

Aunque se han realizado considerables los progresos en el control de la mastitis contagiosa, la mastitis continúa siendo la enfermedad más frecuente y costosa de las vacas lecheras. En algunos países el Staphylococcus aureus sigue siendo una causa común de mastitis (Unnerstad, et al., 2009) mientras que en otras áreas, la aplicación generalizada de medidas eficaces de control ha reducido significativamente su prevalencia (Makovec y Ruegg, 2003). El control de la mastitis causada por Streptococcus agalactiae y Staphylococcus aureus se ha traducido en reducciones en el recuento de células somáticas del tanque (RCS), pero muchos rebaños siguen luchando con el tratamiento de la mastitis clínica causada por patógenos ambientales. Los patógenos ambientales causantes de mastitis incluyen tanto a bacterias Gram negativas (tales como E. coli y Klebsiella spp.) y a bacterias Gram positivas (como Streptococcus uberis y Streptococcus dysgalactiae). Los patógenos ambientales tienden a estar menos adaptados para la supervivencia en la ubre y, a menudo desencadenan una respuesta inmune y desencadenan una mastitis con síntomas clínicos leves o moderados. La duración de la infección se asocia con el grado de adaptación al hospedador del patógeno. Algunos patógenos ambientales (como la mayoría de los E. coli), son verdaderamente oportunistas y la respuesta inmune los elimina con éxito después de un breve período de enfermedad clínica leve. Otros patógenos ambientales (como los Streptococcus spp) se han adaptado mas al hospedador y pueden producir casos clínicos leves que erróneamente parecen resolverse cuando en realidad se han transformado en casos subclínicos. Ambos escenarios hacen que sea muy difícil para el veterinario evaluar el éxito de los tratamientos de mastitis. Mientras que los ganaderos suelen acordarse de los casos más graves de mastitis, la investigación demuestra que la mayoría de los casos de mastitis clínica son de leves a moderados. En muchas granjas, el diagnóstico, detección y administración de los tratamientos para los casos leves y moderados de mastitis clínica son responsabilidad del personal de la granja y a los veterinarios solo se les han consultado cuando un caso llega a ser mortal. Es de vital importancia para los veterinarios el desarrollo y evaluación de protocolos de tratamiento para la mastitis clínica, pero la capacidad de evaluar los resultados del tratamiento es a menudo limitado debido a la insuficiencia de registros (Hoe y Ruegg, 2006). El objetivo de este trabajo es revisar los principios de la investigación ya que pueden ayudar a los veterinarios a mejorar el tratamiento de mastitis clínica.

Los Resultados más Relevantes del Tratamiento de la Mastitis

Los veterinarios no son conscientes del problema que suponen los tratamientos de mastitis, es difícil para ellos determinar si los tratamientos de mastitis tienen éxito porque no hay un resultado estándar que se utilice para determinar este éxito. Para la mayoría de los ganaderos, el objetivo práctico del tratamiento es producir rápidamente una reducción en los síntomas clínicos, eventualmente reducir el RCS, prevenir la recurrencia de nuevos casos clínicos y mantener el rendimiento esperado de leche. La interpretación de los resultados del tratamiento puede ser confusa porque la mayoría de los casos de mastitis causadas por los patógenos se presentan con signos clínicos leves o moderados (Tabla 1). Cuando las vacas presentan casos leves de la mastitis, los signos clínicos normalmente desaparecen en 4-6 días, con independencia del tratamiento. Sin embargo, la desaparición de los síntomas clínicos no siempre indica que la infección ha sido tratada con éxito. Mientras que la leche puede aparecer visual normal, muchos de estos casos puede simplemente haber pasado a un estado subclínico y mantener el RCS elevado. Este hecho es especialmente cierto para los patógenos Gram positivos.

Las tasas de curación bacteriológica se utilizan generalmente en los estudios de investigación como el principal indicador de la eficacia del tratamiento, pero pocos ganaderos o veterinarios evalúan la desaparición de los agentes patógenos de las glándulas afectadas. La capacidad de lograr una curación bacteriológica depende del patógeno, la gravedad de caso, la variación en la respuesta inmune en las vacas, la eficacia del protocolo de tratamiento y la prontitud de iniciar el tratamiento (Hillerton y Berry, 2003). En un estudio, la curación bacteriológica fue de 7 veces más probable en los casos de mastitis que se dan por primera vez en comparación con los casos recurrentes (Pinzón Sánchez et al., 2010). Cuestiones de laboratorio también pueden influir en la probabilidad de detectar las bacterias de las muestras de leche así como la frecuencia de muestreo, el volumen de leche que se inocula, el período de tiempo después de la terapia hasta que el muestreo y el tiempo entre la recogida de muestras consecutivas, todo contribuye a la amplia variación en las tasas de curación bacteriológica que se señala en la literatura (Ruegg y Reinemann de 2002 ). Por lo tanto, la curación bacteriológica debe ser revisada críticamente tanto a nivel de investigación como los ajustes clínicos antes de confirmar el éxito terapéutico

ARTICULO COMPLETO    TRATAMIENTO DE LA MASTITIS CLÍNICAS: FACTORES QUE INFLUYEN EN EL