PERSPECTIVAS Y RETOS DE LOS EXTRACTOS VEGETALES COMO ADITIVOS ALIMENTARIOS EN RUMIANTE

211

 

 

 

PERSPECTIVAS Y RETOS DE LOS EXTRACTOS VEGETALES COMO ADITIVOS ALIMENTARIOS EN RUMIANTE

Algunas plantas producen y almacenan compuestos secundarios que ejercen actividades beneficiosas en el organismo humano y animal.

María Dolores Carro[1]*, Cristina Saro[2], Iván Mateos[2], Alexey Díaz[2] y María José Ranilla[2

En lo que se refiere a su uso en alimentación animal, constituyen una alternativa natural a los aditivos antibióticos promotores del crecimiento, cuyo uso en rumiantes se ha centrado fundamentalmente en sus efectos sobre la fermentación ruminal.

Como extractos vegetales se conoce a una amplia variedad de compuestos que, como su nombre indica, tienen origen vegetal. Algunas plantas producen y almacenan compuestos secundarios que no están directamente implicados en su crecimiento, desarrollo o reproducción, pero que pueden ser los responsables del olor o sabor de las plantas, servir como mensajeros químicos entre las plantas y el medio ambiente (por ejemplo, los responsables de atraer a insectos polinizadores) y proteger frente a otras plantas, herbívoros y procesos abióticos causantes de estrés (Jouany y Morgavi, 2007). Algunos de estos compuestos ejercen actividades beneficiosas en el organismo humano y animal, debido a su actividad antioxidante y sus efectos favorables sobre enfermedades cardiovasculares y procesos inflamatorios y tumorales, pero sus actividades más conocidas y destacadas son como estimulantes digestivos, antisépticos y antimicrobianos (Franz et al., 2005).

En lo que se refiere a su uso en alimentación animal, los extractos vegetales constituyen actualmente una alternativa natural a los aditivos antibióticos promotores del crecimiento, cuyo uso está prohibido en la Unión Europea y es cada vez más controvertido en aquellos países en los que continúan estando autorizados. De hecho, en numerosos experimentos (revisados por Windisch et al., 2008) se ha demostrado que la utilización de ciertos extractos de plantas en cerdos y pollos puede producir resultados productivos similares a los registrados con los aditivos antibióticos. En los animales rumiantes, se han realizado también numerosos estudios para determinar sus efectos y mecanismos de acción, pero una amplia mayoría de ellos se han llevado a cabo in vitro o se han centrado exclusivamente en los efectos de estos compuestos sobre la fermentación ruminal. En la figura se muestran los procesos fermentativos ruminales que se ha demostrado que pueden ser modificados por algunos extractos vegetales.

1: aumento de la degradación de los hidratos de carbono; 2: aumento de la producción de ácidos grasos volátiles (AGV); 3: estimulación de la síntesis de proteína microbiana; 4: reducción de la producción de metano; 5; reducción de la proteolisis, peptidolisis y desaminación de los aminoácidos; 6: reducción de la biohidrogenación. En color oscuro se representan las reacciones y productos finales que interesa incrementar y en color claro, los que interesa reducir.

La producción de estos compuestos secundarios en las plantas es compleja y las concentraciones de los principios activos pueden ser muy variables dependiendo, entre otros factores, de la variedad de la planta, las condiciones de cultivo, la época del año y el método derecolección. Adicionalmente, el método de extracción de estos compuestos y el almacenamiento hasta su uso son complicados y también afectan a la concentración de las sustancias activas. Por ello, la información existente en la actualidad sobre los efectos de estos compuestos refleja una gran variabilidad. Existe un gran número de compuestos secundarios que pueden utilizarse como aditivos en la alimentación de los rumiantes, pero entre ellos destacan las saponinas, los taninos y los aceites esenciales (Jouany y Morgavi, 2007; Hart et al., 2008).

ARTICULO COMPLETO     PERSPECTIVAS Y RETOS DE LOS EXTRACTOS VEGETALES COMO ADITIVOS ALIMENTARIOS EN RUMIANTES