TRES PUNTOS DE REFERENCIA PARA INSEMINAR VAQUILLAS DE ACUERDO AL TAMAÑO

220

 

 

 

 

 

TRES PUNTOS DE REFERENCIA PARA INSEMINAR VAQUILLAS DE ACUERDO AL TAMAÑO 

En los últimos 10 años ha habido un mayor énfasis puesto en criar vaquillas más rápido y más eficientemente con el fin de maximizar el rendimiento y la salud de los animales durante su vida productiva.

Jason Leonard

La aprobación de esta idea ha crecido entre los productores de leche.

Sin embargo, un resultado negativo de esta idea es que estas vaquillas más grandes no se están inseminando a tiempo para poder sacar el máximo provecho de este plan de crecimiento de vaquillas más agresivo.

Muchas vaquillas todavía están siendo inseminadas a la misma edad que antes, a pesar de que fácilmente podrían ser inseminadas dos a tres meses antes, si se toma en cuenta su tamaño.

En las vaquillas inseminadas mas tarde, a menudo se nota un aumento en problemas metabólicos al parir, tales como la cetosis, caídas en producción de leche y la pérdida de dinero en alimento. La inseminación basada en el tamaño de la vaquilla podría ayudar a eliminar estos tipos de problemas.

Los siguientes son algunos puntos de referencia a tener en cuenta si insemina de acuerdo al tamaño de la vaquilla:

• Mida el peso promedio de las vacas maduras (tercera lactancia o mayor) de su hato. Las vaquillas pueden ser inseminadas cuando pesan el 55 por ciento del peso maduro del hato.

• Las vaquillas deben pesar alrededor del 85 por ciento del peso promedio de las vacas maduras después de parir. También la altura a la cruz de la vaquilla debe llegar por lo menos a los 53 a 54 pulgadas de altura (raza Holstein).

Estos puntos de referencia de inseminación típicamente se pueden lograr cuando las vaquillas cumplen entre los 13 y 15 meses de edad en la mayoría de las granjas.

Esto permite que las vaquillas paran entre los 22 y 24 meses de edad, si se insemina de acuerdo al tamaño de la vaquilla.

Algunas operaciones muy bien manejadas pueden alcanzar estas metas incluso antes. Piénselo muy bien si está considerando inseminar a las vaquillas antes de los 13 meses de edad.

Si usted evalúa su hato y encuentra que tiene vaquillas abiertas después de que alcanzan las medidas o objetivos anteriormente mencionados, aún podría haber un aspecto positivo para usted.

Los mercados de la carne de res de hoy siguen fuertes y podría ser una manera de generar un flujo de fondos adicionales con la venta de vaquillas abiertas que quizás sean demasiado viejas o demasiado grandes para ser inseminadas.

Siempre y cuando usted tenga suficientes vaquillas de reemplazo en su establo para mantener su hato y si empieza a inseminar de acuerdo al tamaño, la venta de vaquillas abiertas es una opción muy viable. Por ejemplo, una lechería de 100 vacas con una tasa de descarte de animal anual de 35 por ciento sólo necesitaría un total de 70 vaquillas para mantener el tamaño del hato si la edad al primer parto es de 24 meses.

ARTICULO COMPLETO    TRES PUNTOS DE REFERENCIA PARA INSEMINAR VAQUILLAS DE ACUERDO AL TAMAÑO