EL ABC DEL MANEJO DEL CALOSTRO EN LECHERIAS

318

 

 

 

EL ABC DEL MANEJO DEL CALOSTRO EN LECHERIAS

Llevar a cabo una administración adecuada de esta sustancia impactará de forma positiva en la salud de las futuras vacas productoras y, por ende, en los resultados económicos del complejo lechero.

Cómo administrar calostro congelado

-El descongelado del calostro debe realizarse a “baño María” a una temperatura no mayor a 50o C con el fin de no dañar las inmunoglobulinas. -Se le debe suministrar al ternero a una temperatura de entre 35 y 38o C. -El calostro debe ser suministrado a los animales, idealmente, a través de mamaderas limpias o sondas bucoesofágicas. -Antes de suministrar el calostro descongelado es conveniente evaluar su calidad con un calostrímetro. -Se recomienda realizar de forma adicional el test de glutaraldheido con el fin de conseguir una evaluación más profunda del calostro. Para ello se necesita suero sanguíneo del ternero y el reactivo (glutaraldehido).

Otros consejos

Además de contar con calostro de gran calidad el ternero debe acceder a una serie de medidas sanitarias como: -Contar con una cama caliente -Estar en un ambiente donde no haya circulación de aire, con el fin de evitar problemas respiratorios como neumonías. –   Recibir un manejo higiénico. El operario que les suministra el calostro a los animales debe ser sumamente cuidadoso con la limpieza. Por ello, antes de realizar esta labor, debe lavarse las manos y usar guantes. -Contar con mamaderas limpias. Si el operario debe suministrar la fórmula a muchos animales, debe tener aún más cuidado. Si utiliza una mamadera para alimentar a varios individuos ésta debe ser esterilizada entre un animal y otro.

Luis Muñoz G.

Dentro del manejo básico en la salud de los terneros se encuentra la administración del calostro; sustancia que incide de forma directa en el desarrollo del sistema inmune, el estado nutricional y el futuro productivo del animal. Su ausencia o mal manejo en un complejo lechero puede desencadenar, incluso, la muerte del ternero y generar una pérdida económica importante para el productor. Pese a que en los últimos años el sector ha tomado consciencia acerca de la importancia de llevar a cabo un manejo correcto del calostro, el tema aún no es prioridad para los productores nacionales. “La razón probablemente es que subestiman los beneficios, riesgos y peligros asociados a esta práctica”, dice Manuel Campos, profesor de la Universidad de Saskatchewan de Canadá y director de Saskatoon Colostrum Company.
Los beneficios del calostro
El calostro es la primera secreción que entrega la vaca después del parto, la que debe ser ingerida por el ternero idealmente durante sus dos primeras horas de vida. Esta sustancia amarillenta y densa —debido a que contiene una alta concentración de grasas, proteínas y otros compuestos— le aporta factores de crecimiento y hormonas al animal.

Así también, le entrega la energía necesaria para que se adapte al medio ambiente y la inmunidad suficiente para sobrevivir al menos por tres semanas. “La naturaleza lo diseñó para proporcionarle al ternero las cantidades de alimento y anticuerpos necesarios para que pueda sobrevivir durante las primeras horas y semanas de su vida”, indica Einar Vargas, académico del Departamento de Ciencias Animales de la Universidad Católica.

Lo cierto es que, durante las primeras horas de vida, los terneros por lo general absorben grandes cantidades de proteínas, más conocidas como inmunoglobulinas (Ig), las que se relacionan de forma directa con su sistema inmune y estado nutricional. Durante las primeras 24 horas, por ejemplo, consumen alrededor de 3.8 litros de calostro, lo que contiene 150 gr/litro de proteína cruda. Esto le provee aproximadamente 570 gramos de proteína al animal.

ARTICULO COMPLETO   EL ABC DEL MANEJO DEL CALOSTRO EN LECHERIAS