ALIMENTACION Y SÓLIDOS EN LA LECHE

226

 

 

 

SÓLIDOS EN LA LECHE

1. Generalidades

Hace bastante tiempo ya, nuestro país ha alcanzado la auto suficiencia en lácteos. No obstante, sus ventajosas condiciones para la producción han hecho crecer la disponibilidad de leche aún más. Esta producción excedentaria, ha llevado inexorablemente a que el país haya adquirido un fuerte y definido perfil industrial en el rubro y que como en todos los países con fuerte perfil industrial lechero, las prioridades de toda esta cadena agro industrial se hayan ido moviendo de la leche como tal, donde lo determinante desde todo punto de vista era el volumen producido, y donde las referencias fuertes eran los litros por hectárea, los litros por vaca, los litros vendidos por día, etc. a un nuevo esquema donde lo central han pasado a ser los sólidos contenidos en esa leche, así como su calidad higiénico sanitaria, porque en este nuevo esquema el valor de la materia prima está muy fuertemente vinculada a su aptitud industrial.
Ing Agr (MSc) Yamandú M. Acosta1

Ya la casi totalidad de los procesadores de leche han adoptado esquemas de pago en donde sobre la base de un esquema de clasificación del producto leche por su calidad higiénico sanitaria (generalmente recuentos bacterianos y de contenidos de células somáticas, además de tests periódicos para detectar presencia de inhibidores), el producto se paga por su contenido de sólidos con valor comercial, generalmente grasa y proteínas, estableciéndose descuentos directos por volumen, o indirectos a través del costo de flete, el que suele calcularse en base a peso, a la larga volumen también.

En este nuevo esquema, se tornan cada vez más relevantes las medidas de manejo y alimentación que promuevan las mejores y mayores respuestas del ganado en términos de sólidos de leche.
Los grandes grupos de sólidos de la leche incluyen la grasa, las proteínas, la lactosa y los minerales. Valores normales de grasa se ubican entre 3,6 (Holando) a 4,9 (Jerseys); tenores normales y esperables de proteínas totales suelen ubicarse en el rango de 3,1 (Holando) a 3,8% (Jersey), con contenidos esperables de lactosa de 4,6 a 4,8%, independientemente del grupo genético, y el contenido de minerales totales con una participación en el rango de 0,72 a 0,74% también para todas las razas.

Finalmente, cabe mencionar que así como con la información de contenido de células somáticas de la leche de vacas individuales, un productor puede tomar decisiones que representan un visible diferencial de ingreso, a través de separar y no remitir la leche de las vacas con conteos de células somáticas más altos, decisión que le permite mantenerse o aún progresar en la categoría de calidad de su leche, la información de sólidos individuales y aún por grupos le puede permitir corregir errores de alimentación que pueden repercutir en la productividad y/o en la salud de sus animales, así como en planteamientos de alimentación más eficientes, con mejor respuesta económica.

2. ¿Cómo se puede alterar el contenido de sólidos?

Entre los factores que afectan la composición de la leche se encuentran los factores genéticos, la etapa de la lactancia, la edad del animal, el estado sanitario y el ambiente, cuyo componente más importante es la alimentación.
Tradicionalmente la bibliografía reconoce un gran corte, asignando un 55 a un 60% de la variación observada a factores genéticos (razas y líneas genéticas dentro de una misma raza, etc.) y un 40 a 45% a factores ambientales, donde la alimentación y el manejo son los dominantes.

Así, cocientes Proteínas/Grasa inferiores a 0,8 en Holando o inferiores a 0,7 en Jersey indican problemas de depresión en el tenor proteico; relaciones superiores a 1,0 en Holando o 0,9 en Jersey son indicadoras de problemas de depresión de grasa, generalmente causados por desarreglos de alimentación.

Por lo tanto los tenores de grasa y proteínas, más el conocimiento del tenor de lactosa resultan en una invalorable herramienta de diagnóstico del manejo de la alimentación de esos animales.

3. Estrategias de alimentación y sólidos en leche

En términos muy generales los puntos críticos a considerar para maximizar la producción de sóli- dos en leche son los siguientes:

  • apropiado balance de nutrientes
  • maximizar el consumo de alimentos
  • monitoreo periódico de la dieta (cuantificación de la asignación y buena estimación de valo- res nutricionales)
  • periódicas correcciones por cambios cuantitativos y/o cualitativos en los recursos utilizados (pasturas, reservas, etc.)

ARTICULO COMPLETO   ALIMENTACION Y SOLIDOS EN LA LECHE