ANALISIS ECONOMICO PARA REEMPLAZO DE VAQUILLAS

125

 

 

 

ANALISIS ECONOMICO PARA REEMPLAZO DE VAQUILLAS

 

Introducción

El entendimiento de los costos involucrados en la cría de vaquillas debe ser una cuestión importante para los productores en la industria lechera. Los animales de reemplazo se estiman dentro del 15-20 por ciento del total de los costos de producción de leche. El reemplazo de vaquillas se califica como el segundo o tercer componente más grande en costos de producción después de la alimentación y posiblemente en la mano de obra, en la mayoría de los establos lecheros. Estos costos varían de establo a establo y pueden tener diferencias extremas debido a los variables niveles de manejo.

A. Jud Heinrichs

Los costos en vaquillas están influenciados por una variedad de situaciones. Los ranchos con altos niveles de morbilidad y de mortalidad han aumentado los costos por las vaquillas. El poco crecimiento de las vaquillas que van a primer parto tardíamente en el ciclo y tienen tasas mayores de desecho, todo incrementa los costos de la recría. La edad al parto y las tasas de rotación del hato o de desecho, son los factores principales que afectan los costos de reemplazo en el hato, ya que estos afectan el número de vaquillas que deben criarse para mantener el tamaño de hato en ordeña. El siguiente cuadro resume el número de vaquillas que deben de mantenerse en varios niveles de rotación del hato y las diferentes edades a primer parto. Estos dos factores por si solos pueden tener un impacto importante en los costos generales debido al número de animales que deben criarse para mantener el hato en ordeña en un tamaño constante.

Cuando la edad al parto aumenta, por ende, se vaquillas, su alimentación, mano de obra y manejo. Este incremento en variables de ingreso, puede ser tan grande como un 50% o más en situaciones extremas. Un ejemplo de esta magnitud de incremento sería la comparación de un establo con un 26% de rotación en el hato y una edad al parto de 22 meses con otra que tiene 38% de rotación en el hato y una edad al parto de 30 meses. El primer rancho necesitaría 53 vaquillas en el hato de reemplazo, mientras que el segundo requeriría 106, o el doble de vaquillas solo para mantener un tamaño de hato constante de 100 vacas. Los costos para la crianza de estas vaquillas extra o suplementarias pueden ser tremendos y representan una diferencia importante en el potencial de ganancias de cada rancho.

Es importante para los ganaderos entender los costos generales involucrados en la crianza de vaquillas de reemplazo lecheras tanto en ranchos que quieren criar sus propias vaquillas como en aquellos que buscan contratar criadores. En ambos casos, para hacer un mejor trabajo o permitir que alguien más realice la crianza, se deben conocer los costos actuales para predecir los costos en el futuro.

Los costos de la crianza de vaquillas por lo general se separan en dos categorías principales. Estos son costos ajustados los cuales incluyen instalaciones, equipo, propiedad, maquinaria, depreciación, interés sobre la inversión, reparaciones, impuestos y seguro. Algunos de estos costos son del tipo que frecuentemente se ignoran por aquello que no están acostumbrados a un rígido sistema de contabilidad, pero todos ellos son reales y pueden agregar una porción significativa a los costos de la crianza de vaquillas.

La otra categoría principal de costos es la de los costos variables. Estos incluyen alimentación, mano de obra, cama, utilidades, cuidado veterinario, costos por reproducción y provisiones. Estas varían casi proporcionalmente al número de vaquillas criadas en un periodo de tiempo dado. La mayoría de los costos variables fácilmente se entienden y calculan. El cuadro siguiente resume la estimación de los costos generales actuales para la crianza de vaquillas a 24 meses.

Los costos ajustados frecuentemente son difíciles de calcular y fáciles de ignorar para la empresa de vaquillas en cada uno de los establos. Es importante para los ganaderos y los criadores de vaquillas saber previamente cuales son los costos reales de su programa de crianza de vaquillas actual, antes de que uno pueda incluso pensar en hacer cambios que requieran más gastos para como pueden ser la cantidad y calidad crecientes de alimentos o costos aumentados para salud u otras provisiones de manejo. Es típico que los ganaderos no conozcan sus costos reales de la crianza de vaquillas y por lo tanto es difícil, sino imposible, entender el pagar al criador de vaquillas una cantidad razonable. Además, al conocer sus costos reales de crianza de vaquillas, quizá algunos ganaderos encuentren que, la alternativa de tener a alguien más realizando la cría de sus vaquillas, es una alternativa más barata.

Existen algunos aspectos de la crianza de becerras y vaquillas que pueden ser más eficientes que otros y muchos establos pueden beneficiarse en la reducción de algunos componentes de costos en su programa de reemplazo sin la reducción de la calidad en la vaquilla. A continuación se da una lista de algunas áreas que pueden considerarse como áreas potenciales de ahorro de costos para la crianza de vaquillas en la mayoría de los establos.

ARTICULO COMPLETO    ANALISIS ECONOMICO PARA REEMPLAZO DE VAQUILLAS