Mié. Jun 12th, 2024

AVANCES CIENTÍFICOS RECIENTES (2023,Q1) ACERCA DEL USO DEL NITRÓGENO, PROTEÍNA Y AMINOÁCIDOS EN VACUNO LECHERO

OEA Por OEA Mar7,2024

 

 

 

 

 

AVANCES CIENTÍFICOS RECIENTES (2023,Q1) ACERCA DEL USO DEL NITRÓGENO, PROTEÍNA Y AMINOÁCIDOS EN VACUNO LECHERO

RESUMEN

El presente trabajo tiene por objetivo la extensión de conocimiento en este campo y la complementación del artículo previamente publicado por BM Editores y el mismo autor, titulado “Nitrógeno en vacuno lechero”. Para tal fin, se han compilado y resumido algunas de las novedades científicas que nos ha traído el año 2023 hasta la fecha, organizados en bloques de mensajes clave (take home messages) que el autor considera de relevancia para el sector. 1.

Alfredo J. Escribano
 escribano@orffa.com

1 NECESIDAD DE MODIFICAR LAS RECOMENDACIONES EN LOS SISTEMAS DE ALIMENTACIÓN:

de extrapolaciones y valores fijos a recomendaciones más basadas en datos abundantes y en vacas lactantes. Fuente: Extracto traducido de Silva & Oliveira (2023). Avances científicos recientes (2023, Q1) acerca del uso del nitrógeno, proteína y aminoácidos en vacuno lechero.

Los sistemas de alimentación (recomendaciones) actuales presentan limitaciones, y, por tanto, sesgo, lo que resulta de gran interés desde el punto de vista económico y medioambiental. En particular, y parafraseando a Silva & Oliveira (2023), en el pasado se ha asumido que el requerimiento neto de proteína para el mantenimiento (NPM) es la suma de la excreción fecal y urinaria de proteína endógena (EPFU) y las pérdidas de proteína por descamación (Owens, 1987; Lapierre et al., 2020). Un enfoque alternativo es estimar la EPFU mediante la extrapolación de la intercepción- regresión entre la ingesta de N y la excreción urinaria y fecal total de N (NFU; Swanson, 1977; Owens, 1987).

El propio NRC (2001) adoptó el EPFU de Swanson, lo cual, puede conllevar una subestimación de NPM ya que se llevó a cabo una extrapolación de datos en vacas no lactantes, a vacas en lactación, cuya ingesta y excreción de N por masa corporal es mayor. El nuevo modelo NASEM (2021) parece haber mejorado la predicción del rendimiento de proteína de la leche en comparación con NRC (2001) al adoptar los supuestos de Lapierre et al. (2020) para predecir EPFU, pero los datos de Lapierre et al. en vacas lecheras son escasos, y NASEM no ha testado tales recomendaciones con valores observados.

En cuanto al requerimiento de proteína para lactación y de la eficiencia del uso de la misma, los diferentes sistemas de alimentación varían en cuanto a su enfoque, convergiendo la mayoría de ellos en valores en torno a 0,67-0,70. Bajo este contexto de imprecisión, llamémoslo así, o de necesidad de afinar, Silva & Oliveira (2023) publicaron recientemente su trabajo titulado “Un nuevo sistema de requerimiento de proteína para vacas lecheras” en el que desarrollaron un nuevo sistema factorial para contabilizar la eficiencia de NPM y MP para lactación a partir de un metaanálisis de pruebas de balance de N de vacas lecheras lactantes.

Estimaron la EPFU (NPM) a partir de la intersección de una ecuación no lineal entre la ingesta de N y las excreciones urinarias y fecales combinadas de N. El modelo propuesto proporcionó una estimación robusta de EPFU. Propusieron un EMPL fijo calculado como una proporción del N metabolizable (ingesta de N menos N fecal y urinario) que se secretaba en la leche. Dicho sistema predijo el requerimiento de MP para lactancia y mantenimiento con mayor precisión que varios modelos de nutrición de ganado lechero.

Qué proponen estos autores:

Estos autores definen el NPM como la suma de la excreción fecal y urinaria de proteína endógena, y la estiman a partir de la intersección entre la ingesta de N y la excreción fecal y urinaria de N total de forma combinada (6,32 ± 0,15 g de proteína/ kg de peso corporal metabólico; n = 807 medias de tratamiento; r = 0,91). Por su parte, calcularon la EMPL como una proporción (ingesta de N, menos el N excretado en las heces y la orina) de la excreción en leche (EMPL fijo de 0,705 ± 0,020), prediciendo el requisito de PM para la lactancia y el mantenimiento con mayor precisión que varios modelos de nutrición de ganado lechero de América del Norte y Europa, incluidos INRA (2018) y NASEM (2021).

ARTICULO COMPLETO     AVANCES CIENTIFICOS RECIENTES (2023,QI) ACERCA DEL USO DEL NITROGENO, PROTEINA Y AMINOACIDOS EN VACUNO LECHERO

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post