Jue. Jun 13th, 2024

CLAVES PARA EL CONTROL Y PREVENCIÓN DE LA DERMATITIS EN LAS GANADERÍAS DE LECHE

OEA Por OEA Feb11,2023

 

 

 

 

 

CLAVES PARA EL CONTROL Y PREVENCIÓN DE LA DERMATITIS EN LAS GANADERÍAS DE LECHE

La dermatitis es una enfermedad frecuente en las explotaciones lecheras, provocando cojeras y bajadas de producción. Manuel Vidal, podólogo de Seragro, da algunos consejos para su control y prevención.

CAMPO GALEGO

La dermatitis es una enfermedad ulcerativa de origen infeccioso que afecta a la epidermis y en casos graves también a la dermis. Su origen es multifactorial (traumatismos en la piel, falta de higiene) y es muy contagiosa afectando a día de hoy al 80% de las explotaciones lecheras.

Fue diagnosticada por primera vez en Italia por Morterallo en 1974, por lo que también es conocida por ese nombre. Aparece como una lesión típica en forma de fresa de color rojizo por encima de los bulbos del talón de las vacas.

Del control y prevención de la dermatitis en las granjas lecheras habló Manuel Vidal durante las últimas Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche organizadas por Seragro. “La dermatitis no se erradica, se controla simplemente”, aseguró.

“La dermatitis no se erradica, se controla simplemente”

Una vez que se introduce en el rebaño, se reproduce con grande facilidad, por lo que la identificación precoz es fundamental para su aislamiento, evitando que se extienda al conjunto de animales. “Hay que prestar especial atención a las novillas y a las vacas secas, ya que va a afectar a su posterior lactación”, indicó el podólogo de Seragro.

Factores de riesgo

La higiene es una cuestión fundamental para evitar la dermatitis. “Que tengamos un buen nivel de limpieza en el establo no quiere decir que no tengamos puntos críticos, como las humedades alrededor de los bebederos o los pediluvios sucios cuando no los usamos”, dijo.

La introducción de nuevos animales en el rebaño es también un factor de riesgo para el contagio, al igual que los cambios de lote. “Especial atención a la recría próxima y a las vacas secas. Las vacas deben parir con dermatitis cero y es muy importante que no tengamos dermatitis en las novillas porque las las novillas que tuvieron un caso de dermatitis antes de parir repiten la dermatitis durante la lactación en un 45% de los casos”, detalla Manuel.

“Las novillas que tuvieron dermatitis antes de parir la van a arrastrar durante la lactancia”

A las vacas al inicio de la lactancia les bajan las defensas y es más fácil que cojan dermatitis. Igual que les ocurre a los animales jóvenes, que tienen la piel más sensible. La temperatura y humedad, lo mismo que el estrés por calor, son un caldo de cultivo perfecto para la enfermedad.

“Los suelos no deben ser agresivos, que provoquen daños en los pies por los que la dermatitis penetre. Y que tengamos parrillas no quiere decir que no tengamos que limpiarlas, por ejemplo en la recría”, ejemplifica.

Prevención

La mejora de los pediluvios y de la higiene general de la granja es la principal medida de prevención frente a la dermatitis. También la optimización de minerales antes del parto en vacas secas y novillas.

“Es fundamental a higiene general del establo y la optimización de minerales antes del parto”

Todos los oligoelementos son importantes para la salud del ganado vacuno y la dieta debe ser equilibrada para que los animales sean más resistentes a las bacterias causantes de la dermatitis, pero hay determinados minerales que son fundamentales.

El zinc, que ayuda a la producción de queratina, favorece la cicatrización de las heridas y la reparación de los tejidos; el cobre es necesario para la composición y mantenimiento de los tendones, cartílagos y ligamentos; el magnesio para las articulaciones y la densidad ósea; y el selenio es un excelente antioxidante.

Detección

La prevención y la detección precoz son factores esenciales para mantener una baja incidencia de la enfermedad en el rebaño. “En la sala de ordeño es muy fácil controlar las dermatitis, porque nos quedan las patas a la altura de la vista. En cuanto veamos una, debe ser tratada lo antes posible, en estado M1, que es cuando comienza a romper la piel”, indica Manuel.

Las revisiones de podología y el paso de todos los animales por el potro es una oportunidad para evaluar el estado de todos los animales, identificando el tipo de dermatitis y la prevalencia existente en la granja.

“La sala de ordeño y las revisiones generales del podólogo son momentos idóneos para la detección de la dermatitis en la granja”

“El recorte funcional de pezuñas es importante porque nos permite revisar y controlar las dermatitis activas”, dice. Una vez más, es importante no olvidarse de la recría. “En animales jóvenes que pisan mal durante mucho tiempo se provocan modificaciones en la estructura ósea. Las novillas cojas o que anden mal se deben corregir lo antes posible. Además, en esos casos la piel es más fina y el avance de la dermatitis es más rápido”, explica el podólogo de Seragro.

Frecuencia del baño de pezuñas

En cuanto al baño de pezuñas, “no es curativo, sino preventivo, para evitar que las dermatitis se vuelvan crónicas”. Por eso, dice el podólogo de Seragro, “todas las dermatitis tienen que ir desactivadas al baño para que sea efectivo al 100%”.

“El baño no es curativo, sino preventivo, por lo que todas las dermatitis tienen que estar desactivadas con anterioridad para que sea efectivo al 100%”

La frecuencia varía en función de la incidencia de la enfermedad. “Todos los establos son diferentes, por lo que cada establo debe tener unos protocolos diferentes. Hay establos que con poner el baño cada dos meses tienen la dermatitis controlada y otros que necesitan ponerlo varias veces a la semana”, explica Manuel.

ARTICULO COMPLETO     CLAVES PARA EL CONTROL Y PREVENCION DE LA DERMATITIS EN LAS GANADERIAS DE LECHE

 

 

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post