COMEDEROS : DISEÑO, DIMENSIONAMIENTO Y MANEJO

230

 

 

 

 

 

 

 

DISEÑO, DIMENSIONAMIENTO Y MANEJO COMEDEROS

1. Introducción

El alimento sólido es el principal factor determinante de la producción de leche; de ahí que dediquemos este trabajo al diseño y al manejo de la zona de alimentación. Pues pensamos que no de- bería ahorrarse ningún esfuerzo en optimizar la ingestión de alimento, tanto en calidad como en cantidad.

Antonio Callejo Ramos. Dr. Ingeneiro Agrónomo. Profesor de la Universidad Politécnica de Madrid (España) Publicado originalmente en Frisona Española 201

El comedero debe permitir una distribución adecuada de la ración, proporcionar espacio suficiente a las vacas para que éstas puedan consumir la cantidad que necesitan, estar limpio y libre de residuos de comidas anteriores y ser fácil de limpiar.La ingestión de alimentos se ve afectada por una serie de factores ambientales y de manejo. Sobre los primeros (clima y entorno) no se puede actuar o resulta caro y difícil, pero sobre los segundos (diseño y dimensionamiento adecuado, espacio disponible, etc.) sí podemos actuar. De esta forma, un comedero correctamente diseñado da lugar a un acercamiento más frecuente y más du- radero del animal y a una mayor ingestión. Asimismo, evitará numerosas lesiones debidas a una presión excesiva de las vacas sobre él. También nos referiremos a su mantenimiento y limpieza, para lo que es esencial una buena elección de materiales Finalmente, el suministro de alimentos en esta zona de alimentación debe poder realizarse con sencillez, comodidad y rapidez, garantizando su no deterioro por efecto de las condiciones atmosféricas (lluvia, humedad excesiva) o por una mala higiene de la superficie donde se deposita. Hay que hacer lo posible porque esta zona sea estimulante para los animales y su tiempo útil de permanencia en ella sea máximo; entre otras cuestiones, deberá estar bien iluminada, limpia y ventilada, sin olores desagradables, protegida de las inclemencias climatológicas, no resbaladiza, etc., y no suponer una fuente de estrés por la competencia por el alimento.
2. Criterios básicos en el diseño, construcción y manejo de comederos.

El área de alimentación de las vacas debe reunir las siguientes condiciones básicas:

  • Estimular y permitir que cada animal consuma la cantidad de alimento que desea cada vez que se acerca al comedero y a lo largo de todo el día.
  • Que el acceso al comedero y la estancia en el mismo no suponga una fuente de estrés para el animal.
  • Disponer de alimento de calidad a lo largo del día.
  • Estar limpios y ser fáciles de limpiar.
    Por otra parte, el diseño, construcción y manejo de la zona de alimentación en las granjas lecheras actuales deben contemplar las siguientes premisas básicas:
  • Las vacas se colocan alineadas a lo largo del comedero, no alrededor de una tolva.
  • Los comederos, de haber varias líneas, deben estar suficiente distantes para no generar conductas negativas de enfrentamiento.

La posición normal de la vaca al comer es con la cabeza hacia abajo en una postura similar a la del pastoreo. Esta posición incrementa hasta en un 12% la producción de saliva, mejorando el consumo de alimento en un 26%. Para favorecer esta postura conviene que el comedero esté entre 10 y 15 cm por encima del nivel de la base donde se encuentran los animales ( Figura 1).

• La superficie donde se deposita la ración debe ser plana para facilitar su limpieza por medios mecánicos y el acercamiento del alimento. Además, debe ser suave, no abrasiva y no porosa, fácil de limpiar. Se utilizan materiales como acero inoxidable, aluminio, recubrimientos plas-tificados no tóxicos o material cerámico (Figuras 2 a y 2 b).

  • El ancho del comedero recomendable varía de 80 a 90 cm para evitar que el alimento se desparrame y se pierda.
  • El pasillo de alimentación por donde circula la maquinaria que distribuye la ración debe ser suficientemente ancho para impedir que las rue-das pisen lo que se está distribuyendo o lo que se distribuyó previamente. Si el tractor puede salir por el extremo contrario al que entró, podría ser suficiente una anchura de 4,5 m, incluyendo donde se coloca la ración. Si, por el contrario el tractor debe dar marcha atrás y salir por el mismo sitio por el que entró, no deberíamos dimensionar este pasillo con menos de 5,5 m de anchura (Figura 4). Si sólo hay una línea de comedero, la anchura citada puede reducirse en 1 metro.

Figura 1. Sección acotada de un comedero. Distancias recomendadas según edad y peso del animal

El material utilizado debe resistir el pH ácido de los ensilados utilizados habitualmente en la alimentación de las vacas lecheras. En algunas instalaciones más antiguas el comedero está “hundido” respecto al pasillo de distribución de alimento, con el objeto de que este alimento esté siempre cerca de las vacas (Figura 3). Aparte de la mayor complejidad y coste en su construcción, esta forma del comedero dificulta su limpieza, tanto manual como mecánica.

ARTICULO COMPLETO   COMEDEROS DISENO DIMENSIONAMIENTO Y MANEJO