ESTABULACIÓN DE VACAS EN COMPOST

208

 

 

 

 

 

 

 

(“BEDDED-PACK”) ESTABULACIÓN DE VACAS EN COMPOST

Introducción.

La explotación de vacas lecheras en estabulación libre sobre camas de tipo orgánico e inorgánico, es un método moderno de alojamiento de vacas para lecherías pequenas (50-300 vacas), que está atrayendo la atención de productores interesados en el bienestar de sus animales y en como el público en general, percibe la explotación de vacas lecheras hoy en día.

Umberto Francesa,MVZ

Este sistema es muy sencillo en su diseño y construcción; sin embargo, requiere de un excelente manejo y atención al detalle.

El material empleado como cama, puede ser biodegradable o no biodegradable (arena) con resultados en confort muy semejantes. Vamos a revisar aquí solamente “Materiales orgánicos altos en carbono compostables” con especial atención al valor agregado que “compost de estiércol bovino” podría tener para pequeños agricultores en América Tropical.

Este sistema es muy popular en el estado de Israel. En los EEUU se está extendiendo rápidamente en fincas de tamaño mediano y con productores de bajos recursos económicos que han visto esta opción más viable para iniciarse en el negocio.

La mayoría de los establos utilizan camas orgánicas, con ingredientes como: aserrín, virutas de madera, cascarillas de arroz y aun papel molido. En América Tropical, existen algunos subproductos de la industria agrícola; tales como la cascarilla de arroz, cascarilla de café y el bagazo de caña que podrían muy bien adaptarse con estos sistemas. El material inorgánico que mejor se adapta a este sistema es la arena, la cual puede ser lavada y reusada más tarde.

¿Porque estabulación, mis vacas están felices en el potrero?

El pastoreo es un método tradicional en uso desde que vacunos fueron domesticados por el hambre. Es el método mejor adaptable al comportamiento natural de estos animales; sin embargo, es un sistema que emplea mucha tierra, comodidad que cada día es más difícil de adquirir en América Tropical. Sistemas intensivos semi y estabulados, funcionan en áreas de terreno más pequeñas; situación a considerar, cuando alguien quiere iniciarse en esta actividad y se encuentra con que el costo de la tierra haría la recuperación del capital y tiempo invertido bastante difícil, aun a largo plazo.

En los países Latinoamericanos las fincas, estancias y ranchos, pertenecen en su mayoría a grupos familiares muy tradicionales, relegando la actividad de la ganadería en sus diversas formas, a miembros de la familia que adquirieron la tierra de la generación anterior. Este tipo de propiedad posee un valor cultural muy arraigado (no vendo lo que es de mis hijos), lo que empeora el problema de tierra accesible a “finqueros de primera generación”, que quisieran iniciarse en la empresa ganadera, muchos de ellos profesionales en agricultura y ganadería que han sido entrenados en la aplicación de métodos intensivos modernos para explotar la tierra y los animales.

Otro factor contribuyente de gran importancia, es la posición que gobiernos en la región asumen al respecto; en general, ni estimulan con financiamiento y nueva tecnología, ni tampoco detrimentan esta industria con colección de impuestos; ambas políticas, estimulan la persistencia tradicional de explotar la tierra y sus animales, asegurando la tenencia de la tierra en la familia.

En los países industrializados, las fincas pagan impuestos altos y si no se trabajan eficientemente para pagar esos impuestos, el propietario se ve forzado a venderla; dando así, oportunidad a nuevos inversionistas.

La percepción pública sobre el manejo de animales domésticos.

Conforme la población mundial aumenta, así lo hacen los medios de comunicación, con lo que el público se entera más rápidamente de lo que sucede en su medio ambiente y el mundo entero.
Los países más educados están a la vanguardia en la protección de los derechos de aquellos animales utilizados en la producción de alimentos y esta población es bastante sensitiva, cuando se enteran de situaciones de maltrato en animales utilizados en la cadena alimenticia. Es por este motivo que muchos productores evitan las visitas del público en sus instalaciones, temiendo que los mismos lleguen a divulgar vía internet, animales en alguna forma de estrés que podría ser mal interpretado por una gran parte de la población (going viral).

La percepción pública en como los animales (particularmente aquellos utilizados para alimento) son tratados por sus captores, está teniendo y será uno de los factores más importante en nuevas explotaciones de animales domésticos en cautividad.

A partir de Febrero 2017, los EEUU implementara un nuevo programa de regulaciones (FARM), con el fin de corregir algunos de los errores que las fincas lecheras están causando al bienestar de los animales explotados. La meta es simplemente la reducción de “dolor” en los animales; debido a prácticas obsoletas de manejo y que el consumidor norteamericano se ha estado quejando a las autoridades gubernamentales. Inspectores del gobierno harán recomendaciones finca por finca, multas serán emitidas cuando estas recomendaciones no sean cumplidas a su debido tiempo (6 meses) y licencias para producir leche serán revocadas a aquellos productores que en 3 años no completaron las recomendaciones.

ARTICULO COMPLETO   ESTABULACION DE VACAS EN COMPOST. BEDDED-PACK