¿CÓMO EVALUAR LA CALIDAD DEL CALOSTRO Y LA INMUNIDAD DE LAS TERNERAS?

267

 

 

 

LA INMUNIDAD DE LAS TERNERAS   

Autor/es: Mariela Casas & Francisco Canto. Instituto Investigaciones Agropecuarias (INIA). INIA Remehue.

Introducción

El consumo de calostro es necesario para la absorción de las inmunoglobulinas (Igs), responsables de la transmisión de anticuerpos de la vaca a la ternera. Es indispensable la administración de calostro a las terneras, ya que, la principal línea de defensa contra los agentes patógenos invasores en terneras recién nacidas se derivan de las Igs del calostro. Las terneras que no reciben suficiente cantidad o no pueden absorber las Igs del calostro, pueden sufrir una mayor tasa de morbilidad y mortalidad, lo cual afecta directamente la rentabilidad del productor.

Autor/es: Mariela Casas & Francisco Canto. Instituto Investigaciones Agropecuarias (INIA). INIA Remehue

Las Inmunoglobulinas en el calostro: tipos, origen y cantidad

El calostro bovino normalmente contiene entre50 a150 mg/ml de Igs. Las principales Igs presentes en el calostro bovino son IgG, IgM e IgA, siendo la IgG la más importante, pues constituye del 85 % al 90 % del total de Igs. Además, la IgG es la principal inmunoglobulina absorbida por el intestino de la ternera. La IgM comprende cerca de un 7% y la IgA, cerca del 5% del total de Igs calostrales.

El origen de las Igs presentes en las secreciones mamarias es de dos tipos:

a) Origen humoral: las Igs provienen de la circulación sanguínea de la madre, se concentran en la glándula mamaria y posteriormente cruzan la barrera mamaria hacia el calostro mediante un mecanismo de transporte específico. Este mecanismo está asociado principalmente a la transferencia de la IgG. Debido a esta transferencia, la concentración de Igs en el suero sanguíneo de la madre disminuye de forma abrupta, alrededor de las2 a3 semanas antes del parto. Las vacas requieren varias semanas para volver a sintetizar las inmunoglobulinas transferidas al calostro.

b) Origen local: las Igs son sintetizadas directamente en la glándula mamaria. Las Igs sintetizadas por esta vía son las IgA e IgM.

Funciones de los diferentes tipos de Ig

  • IgG. Identifica y ayuda a destruir patógenos invasores. Se pueden mover fuera del torrente sanguíneo y abrir paso hacia otras partes del cuerpo, donde pueden ayudar a identificar patógenos.
  • IgM. Son los anticuerpos que sirven como la primera línea de defensa en casos de septicemia. Permanecen en la sangre y protegen al animal de invasiones bacterianas.
  • IgA. Protege las superficies mucosas como la del intestino. Se adhieren a la mucosa intestinal y previenen a su vez, que los patógenos se adhieran y causen enfermedades. La administración de calostro por 3 días consecutivos a las terneras después del nacimiento, es una excelente práctica, porque se provee así de IgA al intestino protegiéndolo contra los agentes patógenos.

Desafortunadamente, la valoración visual del calostro es una técnica poco válida para la evaluación de la calidad del calostro, dado que un calostro denso y cremoso puede simplemente ser indicativo de su alto contenido de grasa, sin relación con su contenido en Igs.

Sin embargo, existen dos herramientas, una de ellas sirve para analizar la calidad del calostro (calostrómetro) y la otra para determinar el grado de inmunidad de la ternera (refractómetro), ambas herramientas pueden ser utilizadas en condiciones de campo.

Calostrómetro. Mide la concentración de IgG presente en el calostro bovino, utilizando la densidad del calostro. Este instrumento, cuando se utiliza en condiciones de campo, está sujeto a una variedad de factores ambientales y diferentes temperaturas. Los fabricantes recomiendan su uso a una temperatura estándar de 22°C. El calostrómetro no es un instrumento de altísima precisión pero, permite estimar la calidad del calostro antes de ser otorgado a las terneras y poder así disminuir el riesgo de un fracaso en la transferencia de inmunidad pasiva, debido al uso de un calostro de baja calidad.

ARTICULO COMPLETO   COMO EVALUAR LA CALIDAD DEL CALOSTRO Y LA INMUNIDAD DE LAS TERNERAS