COSTES OCULTOS: ¿CÓMO CALCULARLOS? (II)

144

COSTES OCULTOS (II)

En la segunda parte de este estudio me centro en el análisis de otros tres costes ocultos a través de la simulación con el objetivo de poder mejorar la eficiencia en nuestras granjas: tener cojeras, tener un mal rendimiento en la recría y hacer lactaciones prolongadas.

Manuel Fernández Veterinario de la Cooperativa de Frades SCG

En el anterior estudio (Vaca Pinta 18, pp. 130-136) hablamos del dinero que nos cuesta trabajar con días en leche muy altos y tener células somáticas altas. Como solo conocemos el dinero que ganamos en la situación actual, la simulación nos permite saber qué pasaría si trabajáramos con menos días en leche o si tuviéramos menos células somáticas. Por eso les llamamos “costes ocultos”, porque solo los veríamos entrar en nuestro bolsillo si la situación mejorase.

En este artículo vamos a tocar tres costes ocultos más: el coste de tener cojeras, el coste de tener un mal rendimiento en la recría y el coste de hacer lactaciones prolongadas.

EL COSTE DE LAS COJERAS

De todos es sabido que tener cojeras es un lastre para la producción y para la reproducción. La forma de medir su impacto económico la podemos simular en www.cowculations.com en el simulador de “coste de cojeras”.

El planteamiento empieza por hacer una medición del estado de la granja en cuanto a locomotion score, un índice ampliamente difundido por la empresa Zinpro, tal y como puede detallarse en esta web: https://www.zinpro. com/es-es/cojera/vacuno-deleche/puntuaci%C3%B3n-de- lalocomoci%C3%B3n.

“EL “COSTE OCULTO” DE LAS COJERAS ES RELATIVAMENTE FÁCIL DE MEDIR Y SE PUEDE INCORPORAR A CUALQUIER MANEJO EN EL QUE TENGAMOS QUE TRABAR Y DESTRABAR VACAS»

La explicación nos la da Robinson (2001), desde la Universidad de California en Davis (UC Davis), cuando explica que la producción de las vacas con puntuación 3 comparadas con las de puntuación 1 producen un 5,1 % menos. Las que tienen puntuación 4 producen un 17 % menos, mientras que las de puntuación 5 producen de media un 36 % menos. Esta disminución se basa en una reducción en la ingesta de materia seca, ya que “las vacas cojas comen menos”.

Con esos datos, y teniendo en cuenta el porcentaje de vacas puntuadas en cada tramo de puntuación de locomotion score, el simulador nos dice la pérdida diaria de leche por vaca y día en el rebaño y por extensión la del rebaño completo. Esa bajada de leche se puede traducir a euros teniendo en cuenta el precio del litro de leche por rebaño y día.

La extensión a rebaño y año nos diría el dinero que perderíamos si el rebaño tuviera ese grado de cojeras todo el año (lo cual es algo que tendríamos que intentar evitar).

Por tanto, este “coste oculto” es relativamente fácil de medir y se puede incorporar a cualquier manejo en el que tengamos que trabar y destrabar vacas (como el día del control de reproducción…).

El propio simulador de www. cowculations.com nos explica cómo hacerlo. La técnica para realizar la puntuación se puede consultar en Youtube: https://www.youtube.com/ watch? time_continue=3&v=0PH0M wsK5i8&feature=emb_logo.

Luego en nuestro ejemplo, si las cojeras se mantuvieran todo el año en los porcentajes que indica la tabla, la granja tendría un coste oculto anual de 8.311 euros.

Fijaos cómo podemos ir acumulando costes ocultos por exceso de células somáticas, por exceso de días en leche, como decíamos en el pasado artículo, y ahora sumamos los costes ocultos por exceso de cojeras.

ARTICULO COMPLETO   COSTES OCULTOS COMO CALCULARLOS IIDescarga