CRÍA Y RECRÍA Y EFECTOS EN PARÁMETROS PRODUCTIVOS FUTUROS

408

 

 

 

PARÁMETROS PRODUCTIVOS FUTUROS CRÍA Y RECRÍA

El reemplazo de vaquillas representa el futuro productivo del plantel lechero, por tal motivo es necesario un adecuado manejo y nutrición para proveer un adecuado numero de vaquillas sanas y geneticamente superiores. Sobretodo considerando que aproximadamente el 30% del rebaño debe ser reemplazado anualmente.

Marcelo Castagnola Y., M.V. Jefe Línea Ganadería Veterquímica S.A.

Las vaquillas representan una enorme inversión en los predios lecheros, por lo tanto la meta es lograr el desarrollo suficiente para tener partos a los 24 meses de edad.

Para esto, cobran importancia parámetros nutricionales, genéticos y de manejo en general, el involucrarse en el manejo de las vaquillas debe ser una prioridad con la finalidad de optimizar el potencial productivo. Esta fase representa aproximadamente el 20% de los costos totales del predio y dada su baja tecnificación las posibilidades de retorno económico a la inversión son los mayores.

El cuidado del ternero debe iniciarse con la vaca en el preparto incluyendo adecuados niveles de energía y proteína en sus dietas, que aseguran un correcto desarrollo del feto y una buena lactancia. Así mismo el incluir hasta el 1% del peso vivo en concentrados los 20 dias antes del parto permite la adaptación ruminal a la dieta que la vaca recibirá inmediatamente post parto. Si en la dieta inicial de lactancia se utilizarán alimentos fermentados (ensilajes) también es recomendad su inclusión en bajos volúmenes en el preparto.

El momento del parto debe ser enfocado desde dos puntos de vista, como el inicio de una nueva lactancia y como el nacimiento de una potencial vaquilla de reemplazo. Para su máximo cuidado es de suma importancia el ofrecer el calostro al ternero lo antes posible después del nacimiento pues la absorción de inmunoglobulinas a las 12 horas post parto ya esta notablemente disminuida y casi nula a las 24 horas. Por tales motivos la primera alimentación del ternero debe ser antes de las 4 horas con al menos 2 litros de calostro y 4 litros durante las primeras 24 horas. Secundariamente el calostro posee un importante efecto laxante que estimula la eliminación del meconio.

Debe considerarse que las primeras eyecciones de calostro son las mas ricas en inmunoglobulinas y que una vaca en promedio produce 75 litros de este, por lo que las alternativas de conservación deben ser evaluadas.

Entre las alternativas nutricionales de las terneras, se cuenta con:

a) Leche entera: Sin dudas representa un elevado costo que cuestiona su real utilización, no obstante, varios autores mencionan la posibilidad de alimentar una vez al día en cantidades equivalentes al 8 a 10% del peso de la ternera al nacimiento, sin obtener resultados significativos al comparar con aquellas terneras que fueron alimentadas 2 veces al día. Dentro de la leche entera, esta la posibilidad de la utilización de leche proveniente de vacas mastíticas. Si bien es posible que al momento del destete no sean evidentes diferencias de desarrollo corporal, alzada o peso, si representan un riesgo al ser suministrada a posibles vaquillas de reemplazo, pues muy probablemente habrán trazas de antibióticos que generarán distintos grados de resistencia para futuros tratamientos. Por otra parte se incrementa el riesgo de contaminación directa de pezones al mantenerse el reflejo de succión entre las terneras (terneras recibiendo leche mastítica deben ser separadas de otras terneras) pudiendo producirse casos de mastitis al inicio de la lactancia del primer parto. En relación a sus características nutricionales, los niveles de caseína (deseada proteína de la leche) son considerablemente menores, tal como la concentración de lactosa y grasa. La utilización de este tipo de leche esta absolutamente contraindicada en terneros de menos de dos dias.

b) Sustituto Lácteo: Aquellos de buena calidad ofrecerán buenos resultados y posiblemente seran mas económicos que la leche entera. Sin embargo la mayoria de los sustitutos lacteos contienen menos grasa y por lo tanto menos energia que la leche entera una vez mezclado. Idealmente deben contener un mínimo de 22% de proteina y 12% de grasa. Debe considerarse la fuente de proteína contenida siendo caseína la ideal.

La oferta del concentrado de iniciación a los 2 o 3 dias de edad, si bien su consumo es bajo, ayuda a cubrir requerimientos nutricionales y a diferencia de la leche estimula el desarrollo precoz del rumen, establecimiento de la flora bacteriana y mayor crecimiento de papilas ruminales preparando al ternero para el momento del destete. Dentro de sus características debe tener una excelente palatabilidad, la composición de los granos debe ser en distintas presentaciones y una concentración de proteína entre un 16% y 17%. Con la idea de estimular su consumo y evitar la posible descomposición, se recomienda un suministro diario.

 

Inicialmente los consumos seran bastante bajos, sin embargo a los 60 días debemos conseguir un consumo ideal de 2 kg por animal al día, lo que nos permitirá minimizar el estrés nutricional del destete. Respecto a la incorporación de fibra se recomienda la inclusión desde los 30 dias de edad, tal como en el caso anterior los consumos iniciales serán bajos, pero este ingrediente sera un aporte para la adaptación ruminal necesaria para el destete.

El destete normalmente es realizado alrededor de los 60 días, para ello varios criterios deben ser considerados, dentro de estos esta el peso y estado sanitario, pero el fundamental es su capacidad de consumo de materia seca, donde al menos debe llegar a los 1,5 kg/día de concentrado

ARTICULO COMPLETO   CRIA Y RECRIA Y EFECTOS EN PARAMETROS PRODUCTIVOS FUTUROS