¿CUANTO ALMIDÓN PRECISA LAS VACAS DE LECHE EN SU RACIÓN?

299

 

LAS VACAS DE LECHE EN SU RACIÓN

Resumen de la ponencia de Michael S. Allen, profesor del Departamento de Ciencia Animal de la Universidad Estatal de Michigan (Estados Unidos), en el Congreso Internacional Anembe de Medicina Bovina que se celebró en Vigo.

El almidón es un componente de la alimentación que es altamente digestible y energéticamente denso y que normalmente oscila entre el menos del 20 y más del 28% de las raciones de las vacas de leche. La fuente principal de almidón suele ser el ensilado de maíz, seguido delcereal del pienso.

No poseo derechos sobre esta imagen la comparto por propósitos educacionales o de referencia

En este sentido, la concentración y la digestibilidad ruminal del almidón en las raciones para vacas en lactación tiene importantes efectos sobre la producción de leche.

El  forraje y proporciona más precursores de glucosa que la fibra almidón es más fácil de digerir y procedente de cualquier fuente.

La fermentabilidad del almidón en el rumen se ve afectada por:

El tipo de grano: el almidón de trigo, cebada y avena fermenta con más facilidad que el del almidón de maíz, y el almidón de sorgo es el que presenta mayor resistencia a lafermentación en el rumen y a la digestión por el animal.

-El tipo de endosperma de la semilla: cuanto más vítreo o seco esté el grano menos digestible será y mayor dificultad para la molienda. Por el contrario, el maíz con un endosperma más harinoso será más fácil será digerirlo. La vitrosidad del endosperma de maíz puede variar del 0 hasta el 75%.

-Método de elaboración y de conservación: Puede haber grandes diferencias de vitrosidad, y por tanto de digestibilidad del almidón, entre el maíz cosechado para ensilar en función del porcentaje de materia seca. Cuanto mayor sea la concentración de humedad en el grano de maíz ensilado, mayor digestibilidad del almidón. A medida que el maíz permanece ensilado aumenta la solubilidad de las proteínas del endoespermo, y por tanto, su digestibilidad. Por ello se recomienda esperar varios meses para empezar el silo.

-El procesamiento aumenta la velocidad de digestión del almidón y los efectos son mayores en el caso de los granos con mayor proporción de endoesperma vítreo, como el sorgo y el maíz. El procesamiento (rolling) del maíz ensilado no es tan efectivo para aumentar el área de superficie de contacto como la molienda fina. El procesado puede reducir, pero no aumentar, las diferencias en la digestibilidad de fuentes de almidón condistintos niveles de vitrosidad.

-Dieta y factores de los animales: Las vacas de alta producción a principios o mediados de lactación se mantienen con raciones de altos niveles de almidón altamente fermentable, mientras que la concentración y la fermentabilidad del almidón debe disminuir a medida que la lactación progresa para mantener la cantidad de materia grasade la leche y evitar una condición corporal excesiva de la vaca.

Las fuentes de almidón altamente fermentable deben limitarse durante las dos primeras semanas después del parto para evitar la bajada en el consumo de alimento, y disminuir
el riesgo de acidosis y abomaso desplazado.

Por tanto, es necesario agrupar a las vacas por estado fisiológico (fresco, a principios de lactación, a mediados, y mantenimiento) a la hora de formular la ración para que el almidón pueda optimizar la salud y la producción de los animales.

Analizando este último factor, el estado fisiológico de la vaca, a la hora de formular la ración, las recomendaciones son:

-Vaca fresca: Hasta los 10 o 14 días después del parto.

Las vacas recién paridas están en un estado lipolítico, corren un mayor riesgo de trastornos metabólicos. Estas vacas necesitan precursores de la glucosa y las raciones deben contener altas concentraciones de almidón en la medida de lo posible. Sin embargo, las vacas en este estado también tienen menor masa de bolo alimenticio en el rumen, lo que aumenta el riesgo de acidosis ruminal y abomaso desplazado.

Por tanto, las fuentes alimenticias con almidón altamente digerible deben limitarse durante este período que dura hasta dos semanas para la mayoría de las vacas, pero aún más para las vacas con excesiva condicións corporal al parto. Es decir, la harina de trigo, de cebada, el maíz en copos de baja densidad y el ensilado de maíz húmedo y maduro  (más de 1 año de edad) deben limitarse para permitir mayores concentraciones de almidón (y precursores de la glucosa) con menor riesgo de acidosis y abomaso desplazado.

Tras el parto se debe limitar la ingesta de almidón

Complementar las dietas a base de maíz ensilado con maíz molido seco funciona bien para este tipo de ración, con una concentración de almidón total de hasta un 28% de la materia seca, dependiendo de la fermentabilidad del almidón en el silo de maíz.

Como el consumo de alimento se ve menos limitado por la distensión ruminal durante este período, y es deseable un mayor bolo alimenticio en el rumen, la concentración de forraje NDF (Fibra Neutro Detergente), debe ser superior al 23% de la materia seca y el uso de fuentes de fibra no efectiva se debería limitar a diluir la concentración de almidón, si es necesario.

-Ración entre el comienzo y la mitad del período de lactación:

Las vacas a principios o a mediados del período de lactación tienen altos requerimientos de glucosa para la producción de leche y dedican relativamente poca energía a las reservas corporales. En este período responden a las raciones de forraje con menor concentración de FND, y con almidón altamente fermentable.

 ARTICULO COMPLETO   CUANTO ALMIDON PRECISA LAS VACAS DE LECHE EN SU RACION

page2image41565952