Vie. Jun 14th, 2024

DIARREA NEONATAL Y USO DE ANTIBIÓTICOS: ES HORA DE CAMBIAR VIEJAS COSTUMBRES

OEA Por OEA Dic4,2023

 

 

 

 

DIARREA NEONATAL Y USO DE ANTIBIÓTICOS: ES HORA DE CAMBIAR VIEJAS COSTUMBRES

El uso de antibióticos en el tratamiento de la diarrea neonatal del ternero es una práctica muy extendida.
Sin embargo, en numerosas ocasiones su empleo no es necesario y, además, puede favorecer la selección y diseminación de bacterias resistentes a ellos. En este trabajo nos centramos en la situación en Galicia con respecto a este fenómeno y ponemos el foco en cuándo es realmente necesaria su aplicación y cómo elegir el más adecuado en cada caso.

Cynthia López-Novo, Pablo Díaz, José Manuel Díaz-Cao, Gonzalo López-Lorenzo, Susana Remesar, David García-Dios, Néstor Martínez-Calabuig, Ana Saldaña, Rosario Panadero, Ceferino López, Patrocinio Morrondo, Pablo Díez-Baños, Gonzalo Fernández, Alberto Prieto Grupo INVESAGA, Departamento de Patología Animal, Facultad de Veterinaria de Lugo, Universidad de Santiago de Compostela (USC)

LA DIARREA NEONATAL DEL TERNERO: UN PROCESO MUY COMPLEJO

La diarrea neonatal es el proceso más frecuente en terneros menores de un mes y provoca importantes pérdidas económicas en las explotaciones de ganado vacuno. Por una parte, está relacionada con un notable incremento de la mortalidad en los animales neonatos; por otra, en los individuos que sobreviven, los procesos diarreicos conllevan una disminución en la ganancia media diaria de peso, de forma que los terneros afectados nunca alcanzarán su máximo potencial productivo. Además, la aparición de diarrea neonatal incrementa el riesgo de sufrir otras patologías, como las respiratorias, y el tratamiento de los animales enfermos y la implantación de medidas preventivas implican un coste sustancial para el ganadero.

“EL TRATAMIENTO DE LOS ANIMALES ENFERMOS Y LA IMPLANTACIÓN DE MEDIDAS PREVENTIVAS IMPLICAN UN COSTE SUSTANCIAL PARA EL GANADERO”

La aparición de los brotes diarreicos es el resultado de la interacción entre varios factores, incluyendo el estado inmunitario del ternero, las prácticas de manejo que se lleven a cabo en la explotación y diversos patógenos gastrointestinales de naturaleza bacteriana, vírica y parasitaria. Si bien es habitual que los casos de diarrea neonatal vengan provocados por coinfecciones entre varios de estos patógenos, algunos de ellos pueden actuar como agentes primarios, siendo capaces de causar la diarrea por sí solos. En este sentido, de entre los patógenos víricos destacan rotavirus y coronavirus, aunque se discute también la relevancia de norovirus, nebovirus y torovirus, mientras que los agentes parasitarios más importantes en este proceso son Cryptosporidium parvum, Giardia duodenalis y los coccidios del género Eimeria. Finalmente, los agentes primarios bacterianos más habituales son Salmonella spp. y Escherichia coli, y destaca fundamentalmente la E. coli enterotoxigénica (ETEC), que suele afectar a terneros en su primera semana de vida provocando una diarrea de leve a hiperaguda que puede venir acompañada de signos clínicos severos como fiebre, deshidratación severa, disminución del reflejo de succión, debilidad, incapacidad para mantenerse en pie o depresión, o la presencia de sangre o mucosidad en las heces.

EL EMPLEO DE ANTIBIÓTICOS EN EL TRATAMIENTO DE LA DIARREA NEONATAL DEL TERNERO: ¿ES REALMENTE CORRECTO?

El uso de antibióticos para el tratamiento de la diarrea neonatal continúa siendo una práctica muy extendida. En efecto, una encuesta realizada recientemente en cuatro países europeos constató que el 52,5 % de los ganaderos y veterinarios administraron antibióticos a terneros con diarrea, y al menos el 27 % los emplearon para tratar este proceso en todos los casos. No obstante, la utilización de la antibioterapia frente a los procesos diarreicos continúa siendo objeto de grandes discrepancias por varias razones. En primer lugar, en numerosas ocasiones la diarrea neonatal no está provocada por patógenos bacterianos, por lo que la administración de un tratamiento antibiótico carecería de justificación. En segundo lugar, su uso en animales con una diarrea leve o moderada puede ser contraproducente; así, se ha comprobado que la administración de un tratamiento antibiótico en estos casos puede incrementar la gravedad del proceso, puesto que al eliminar las bacterias que se encuentran de forma natural en el intestino puede reducir su capacidad para resistir la colonización por parte de los agentes que causan diarrea o incluso inducir un sobrecrecimiento de microorganismos potencialmente patógenos. Por otro lado, resulta crucial evitar el uso excesivo e inadecuado de antibióticos frente a este proceso, puesto que hay estudios que indican que es una de las principales causas de aparición y diseminación de bacterias resistentes desde el ganado vacuno hacia la especie humana. Por todo ello, todos los expertos coinciden en limitar la administración de antibióticos a aquellos casos en los cuales la diarrea neonatal se acompañe de otros signos clínicos graves a nivel sistémico y esté causada por una infección bacteriana, como las provocadas por ETEC.

EL PROBLEMA DE LA APARICIÓN
DE BACTERIAS RESISTENTES A LOS ANTIBIÓTICOS
Se considera que la principal causa de la aparición de bacterias resistentes frente a los antibióticos es el uso indiscriminado de la antibioterapia. En condiciones naturales, la mayoría de las bacterias son susceptibles a la acción de numerosos antibióticos; sin embargo, un pequeño porcentaje es capaz de sobrevivir tras exponerse a concentraciones de antibióticos que eliminan o inhiben al resto de bacterias similares. Si se usan los antibióticos inadecuadamente de forma reiterada y generalizada, se favorece la selección y el posterior incremento de esas bacterias resistentes que, a largo plazo, incluso pueden sustituir a toda la población sensible. Cuando esto sucede, los antibióticos convencionales ya no son eficaces; en este sentido, se debe considerar que los tratamientos alternativos son escasos y poco eficaces y, por tanto, las infecciones suelen ser persistentes, incrementando su morbilidad y mortalidad. Así, en España se estima que unas 2.500 muertes anuales se deben a infecciones por bacterias multirresistentes, es decir, resisten- tes a diferentes antibióticos, siendo la resistencia a los antibióticos uno de los principales problemas de salud pública a afrontar en los próximos años.

Las graves consecuencias causadas por el aumento en la idenificación de cepas bacterianas multirresistentes hacen necesario replantearse el empleo de los antibióticos de un modo más racional. En Europa, como resultado de esta situación, se ha restringido el uso de la antibioterapia en veterinaria, prohibiendo el empleo de algunas familias de antibióticos en animales de producción y limitando la utilización de otras en función de los resultados de un antibiograma previo. En consecuencia, los veterinarios disponen de menos opciones terapéuticas para el tratamiento de las infecciones bacterianas, incluidas las que se manifiestan con diarrea neonatal. Por ello, es necesario conocer la presencia y evolución de las resistencias antimicrobianas a nivel de campo con el fin de optimizar la selección de antibióticos para tratar a nuestros animales.

ARTICULO COMPLETO     DIARREA NEONATAL Y USO DE ANTIBIOTICOS ES HORA DE CAMBIAR VIEJAS CONSTUMBRES

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post