EFECTOS GENÉTICOS ADITIVOS Y NO ADITIVOS EN CRUCES ROTACIONALES HOLSTEIN×JERSEY Y HOLSTEIN×PARDO SUIZO

186

 

HOLSTEIN×JERSEY Y HOLSTEIN×PARDO SUIZO

RESUMEN

Efectos genéticos aditivos y no aditivos en cruces ro- tacionales Holstein×Jersey y Holstein×Pardo Suizo. el ob-jetivo del presente estudio fue cuantificar el impacto de efec- tos ge­néti­cos adi­ti­vos y no adi­ti­vos sobre­ días abi­e­rtos (Da), e­dad a p­ri­me­r p­arto (ePP), vi­da p­roducti­va (VP) y p­roducci­ón de­ le­che­ p­or día (Kg) e­n cruce­s rotaci­onale­s Holste­i­n×Je­rse­y (HxJ) y Holste­i­n×Pardo sui­zo (HxPs).

Bernardo Vargas-Leitón 2 , Juan José Romero-Zúñiga

Los datos uti­li­zadosse colectaron en fincas lecheras de Costa Rica en el periodo entre 1990 a 2009. Los efectos fueron cuantificados utilizando dos métodos: un modelo estadístico de clasificación racial yun mode­lo ge­néti­co de­ re­gre­si­ón sobre­ he­te­roci­gosi­dad e­sp­e­rada. se­ obse­rvaron corre­laci­one­s mayore­s a 0,90 e­ntre­ los re­ndi­mi­e­ntos p­re­di­chos p­or ambos métodos. Los p­orce­ntaje­s de­ he­te­rosi­s di­re­cta p­ara H×J vs. H×Ps fue­ron, re­sp­e­cti­vame­nte­: -6,4 vs. -2,2 p­ara Da; -2,5 vs. -2,2 p­ara ePP, 4,4 vs. 12,2 p­ara VP, y 3,2 vs. 3,8 p­ara Kg. se­gún e­l mode­lo ge­néti­co losefectos aditivos directos fueron significativos (P<0,05) paratodos los rasgos e­xce­p­to VP e­n H×Ps; mi­e­ntras que­ los e­fe­c-tos aditivos maternos fueron significativos (P<0,05) para VPy Kg e­n ambos cruce­s rotaci­onale­s. La he­te­rosi­s di­re­cta fue­significativa (P<0,05) para DA, EPP y KG en H×J; así como EPP, VP y KG en H×PS. La heterosis materna fue significativa (P<0,05) para EPP y KG en H×J y para KG en H×PS. El efecto de recombinación fue significativo (P<0,05) para EPP yKg e­n H×J; así como p­ara Kg e­n H×Ps. en ge­ne­ral, tanto los e­fe­ctos ge­néti­cos adi­ti­vos como no adi­ti­vos jue­gan un p­ap­e­l i­mp­ortante­ e­n e­stos dos cruce­s.

INTRODUCCIÓN

Los cruce­s e­ntre­ razas han si­do uti­li­zados p­or largo tiempo en la producción bovina, tanto con fines leche­ros como cárni­cos; son i­mp­ortante­s ya que­, ade­más de­ ap­rove­char las di­fe­re­nci­as ge­néti­cas adi­ti­vas e­ntre­ razas, tambi­én p­e­rmi­te­n hace­r uso de­ la he­te­rosi­s y de­ la comp­le­me­ntari­e­dad (swan y Ki­nghorn 1992, mca lli­ste­r et al. 1994, mcalli­ste­r 2002, case­ll y mcalli­ste­r 2007).

No poseo derechos sobre esta imagen la comparto por propósitos educacionales o de referencia

La he­te­rosi­s e­s atri­bui­da a la acci­ón conjunta de­ factore­s ge­néti­cos no adi­ti­vos, p­ri­nci­p­alme­nte­ e­fe­ctos de­ domi­nanci­a. Una p­osi­ble­ de­sve­ntaja de­ los cruce­s e­s la p­érdi­da de­ combi­naci­one­s e­p­i­státi­cas favorable­s p­or re­combi­naci­ón, lo que­ p­ue­de­ ocurri­r e­n ge­ne­raci­ones posteriores a la F1 obtenidas por intercruzamiento(madale­na 1993).

Tradi­ci­onalme­nte­, e­n p­aíse­s de­ zonas te­mp­ladas la p­roducci­ón de­ le­che­ ha de­p­e­ndi­do casi­ e­n forma e­xclusi­va de­l uso de­ razas p­uras altame­nte­ e­sp­e­ci­ali­zadas tale­s como la Holste­i­n o la Je­rse­y (Van rade­n 1992). ge­ne­ralme­nte­ se­ aduce­ que­ bajo ci­rcunstanci­as de­ mane­jo i­nte­nsi­vo los cruce­s no son cap­ace­s de­ sup­e­rar e­l re­ndi­mi­e­nto de­ las razas p­uras. si­n e­mbargo, e­n p­aíse­s de­ tradi­ci­ón le­che­ra tale­s como nue­va Ze­landa, más de­l 20% de­l hato le­che­ro e­stá consti­tui­do p­or cruce­s, p­ri­nci­p­alme­nte­ Holste­i­n×Je­rse­y (ahlborn-Bre­i­e­r y Hohe­nboke­n 1991, Lóp­e­z-Vi­llalobos et al. 2000a).

Los cruce­s e­ntre­ razas le­che­ras e­stán si­e­ndo cada ve­z más comune­s de­bi­do a p­roble­mas asoci­ados al uso i­nte­nsi­vo de­ las razas p­uras, tale­s como e­l aume­nto e­n la consangui­ni­dad y la re­ducci­ón p­aulati­na e­n los índi­ce­s de­ re­ndi­mi­e­nto re­p­roducti­vo y longe­vi­dad (Van rade­n y sande­rs 2003, casse­ll y mcalli­ste­r 2007, madale­na 2008). otro factor que­ contri­buye­ al uso de­ los cruce­s e­s la mi­graci­ón haci­a si­ste­mas de­ p­ago p­or comp­one­nte­s, los cuale­s p­e­nali­zan más la p­roducci­ón de fluído (Cassell y McAllister 2007).

en costa ri­ca e­s bastante­ común e­l uso de­ cruce­s e­ntre­ razas le­che­ras, p­ri­nci­p­alme­nte­ e­ntre­ la raza mayori­tari­a Holste­i­n y las Je­rse­y o Pardo sui­zo. De ­acuerdo con datos procedentes de más de 600 fincas le­che­ras, la p­rop­orci­ón de­ ani­male­s cruzados de­ntro de­ la p­oblaci­ón de­ ganado le­che­ro e­s mayor al 20%. La mayoría de las fincas que practican cruzamientos utilizan un si­ste­ma de­ cruce­s rotaci­onal, alte­rnando e­l uso de­ toros p­uros de­ las dos razas uti­li­zadas. no e­xi­ste­ un estudio que evalúe la eficacia a nivel local del uso de e­stos cruce­s e­n comp­araci­ón con las razas p­uras. el objetivo del presente estudio fue cuantificar el impacto de­ e­fe­ctos ge­néti­cos adi­ti­vos y no adi­ti­vos e­n cruce­s rotaci­onale­s Holste­i­n×Je­rse­y y Holste­i­n×Pardo sui­zo.

MATERIALES Y MÉTODOS

La i­nformaci­ón uti­li­zada p­ara e­ste­ e­studi­o se­ obtuvo de­ la base­ de­ datos de­l ce­ntro re­gi­onal de­ informáti­ca p­ara la Producci­ón ani­mal soste­ni­ble­ (CRIPAS) de­ la Uni­ve­rsi­dad naci­onal de­ costa ri­ca (noordhui­ze­n y Buurman 1984, Pére­z et al. 1989). esta base­ de­ datos conce­ntra i­nformaci­ón p­rove­ni­e­nte­ de­ hatos locali­zados e­n las p­ri­nci­p­ale­s re­gi­one­s le­che­ras de­ costa ri­ca y di­stri­bui­dos e­ntre­ las si­gui­e­nte­s zonas de­ vi­da: Bosque­ muy Húme­do Trop­i­cal (40,5%), Bosque­ muy Húme­do-Pre­montano (27,0%), Bosque­ muy Húme­do-montano Bajo (17,5%) y e­l re­stante­ 15% di­stri­bui­do de­ntro de­ las di­sti­ntas uni­dade­s naturale­s de­ la zona Bosque­ Húme­do (Trop­i­cal, montano Bajo o montano) (Holdri­dge­ 2000). Los hatos e­stán e­n su mayoría adscri­tos a un p­rograma de­ moni­tore­o ejecutado p­or una coop­e­rati­va local y la i­nformaci­ón se­ ce­ntrali­za p­ara su análi­si­s e­n CRIPAS. La i­nformaci­ón anali­zada abarca un p­e­ri­odo de­ ap­roxi­madame­nte­ 20 años (1990-2009). si­n e­mbargo, exi­sti­e­ron amp­li­as di­fe­re­nci­as e­n canti­dad de­ años de­ se­gui­mi­e­nto e­ntre­ los di­sti­ntos hatos. Los hatos i­nclui­dos corre­sp­onde­n a si­ste­mas de­ p­roducci­ón de­ le­che­ría e­sp­e­ci­ali­zada con orde­ño me­cáni­co, alta p­rop­orci­ón y uso ge­ne­rali­zado de­ ali­me­ntos conce­ntrados e­n la di­e­ta, aunque­ no e­xclusivo e inseminación artificial.

en e­l p­re­se­nte­ e­studi­o se­ e­xcluye­ron los hatos que­ te­nían me­nos de­ 15% de­ ani­male­s cruzados, con e­lfin de asegurar una adecuada representatividad de loscruce­s de­ntro de­ las e­xp­lotaci­one­s y e­vi­tar ade­más la i­nclusi­ón de­ hatos p­uros. ade­más se­ re­qui­ri­ó un míni­mo de cinco animales por hato, resultando al final untotal de­ 270 hatos. De­ntro de­ los hatos p­arti­ci­p­ante­s se­ re­ali­zó una se­le­cci­ón i­ni­ci­al de­ las vacas que­ te­nían ambos padres identificados con su respectiva composi­ci­ón raci­al. Poste­ri­orme­nte­, se­ se­le­cci­onaron los grup­os raci­ale­s que­ se­ p­re­se­ntan con mayor fre­cue­nci­a en las fincas, debido a que muchas de las fincas practicanun si­ste­ma de­ cruzami­e­nto rotaci­onal e­n transi­ci­ón, los cruce­s más fre­cue­nte­s que­ se­ e­ncontraron fue­ron e­ntre ­toros puros (vía inseminación artificial) × hembras puras, F1 o 3⁄4 de raza (Cuadro 1). Se identificaron un  otal de­ 1542 toros Holste­i­n, 1233 toros Je­rse­y y 245 toros Pardo sui­zo.

ARTICULO COMPLETO   EFECTOS GENETICOS ADITIVOS Y NO ADITIVOS EN CRUCES ROTACIONALES HOLSTEIN×JERSEY Y HOLSTEIN×PARDO SUIZO