ENFERMEDADES INFECCIOSAS RESPIRATORIAS EN NOVILLAS

292

 

 

 

 

 

ENFERMEDADES INFECCIOSAS RESPIRATORIAS EN NOVILLA

A continuación exponemos las principales patologías respiratorias que afectan a nuestro ganado, así como los factores que pueden predestinar a su aparición y la forma en la que podemos combatirlas.

E. Peralta, X.A. Peón, A. Suárez-Inclán, J.M. Sanmartín Servicio Técnico de Zoetis

INTRODUCCIÓN

Las enfermedades respiratorias son las principales enfermedades infecciosas que afectan al ganado bovino. Se estima que la morbilidad puede ir desde un 10- 50 % dependiendo de la edad de los animales afectados, de su estado inmune y de la naturaleza de la enfermedad (Radostits, 2007). Por otra parte, el coste de la enfermedad es muy alto, no solo por los gastos directos de los tratamientos, sino que los estudios demuestran que una novilla que haya padecido uno o más episodios respiratorios en su vida producirá menos leche y tendrá más problemas reproductivos en su vida productiva (Bach, 2011).

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que la vida de un ser vivo es una incesante lucha entre los microorganismos y su sistema defensivo. Continuamente los virus y bacterias intentan penetrar en las células de nuestro organismo. Para evitarlo, los organismos superiores hemos desarrollado un sistema defensivo que en la mayoría de los casos vence a los microorganism

¿POR QUÉ ENFERMAN LOS ANIMALES?

Cuando los animales viven en un estado de estrés prolongado se produce una liberación de esteroides, principalmente cortisol,  que va a debilitar la capacidad que tiene el sistema defensivo para producir una respuesta correcta ante cualquier ataque de microorganismos (Tadich et al., 2000). En esos casos se produce una inmunodepresión, es decir, el sistema inmune se debilita y es en ese momento cuando los microorganismos aprovechan para penetrar en las células del organismo y producir una infección. Por lo tanto, antes de hablar de enfermedades y de cómo podemos atacar a los virus y a las bacterias, tenemos que tener en cuenta que todo comienza cuando se provoca una situación de estrés en los animales. El ternero tiene que vivir en unas condiciones de limpieza adecuada, con paja abundante y seca, en un ambiente aireado pero fuera de corrientes, con agua limpia a disposición espacio suficiente para moverse. Además, debemos extremar los cuidados en la época del destete sobre todo, cuando realizamos movimientos y transporte de los animales. Si esto no es así, se producirá un aumento del estrés, una subida del cortisol en sangre y, por consiguiente, de las defensas del animal.                                                                                                                                                                                       Una vez dicho esto, vamos a hablar de los principales agentes infecciosos respiratorios y aunque existen muchos más, vamos a diferenciarlos en dos grupos: agentes primarios, que son los virus, de los cuales nosotros vamos a exponer solamente cuatro (BVD, IBR, RS y PI3); y agentes secundarios u oportunistas, que aparecen después de que se haya desarrollado la infección inicial; en este caso vamos a referirnos a los dos microorganismos que más daños producen: Mycoplasma bovis y Mannheimia haemolitica.

¨UNA NOVILLA QUE HAYA PADECIDO UNO O MÁS EPISODIOS RESPIRATORIOS EN SU VIDA  PRODUCIRÁ MENOS LECHE Y TENDRÁ MÁS PROBLEMAS  REPRODUCTIVOS¨

AGENTES PRIMARIOS

1. Virus respiratorio sincitial (VRSB).

Posiblemente sea el virus que más problemas respiratorios produce en las explotaciones, sobre todo en la época del año que va desde octubre hasta abril, aunque podemos tener brotes en cualquier momento del año (Radostits et al., 2007). Estudios recientes hechos por el Departamento Técnico de Zoetis demuestran una incidencia en rebaños de más del 90 %, casi siempre asociada al virus PI3 con una tasa de mortalidad de 3-5 % (Sanmartín et al., 2017).

El VRSB causa rinitis, traqueítis, bronquitis, bronquiolitis y una neumonía intersticial leve, es decir, produce inflamación en todo el tracto respiratorio y neumonía en el pulmón. Normalmente los síntomas que cursa son tos no productiva, disnea, descarga nasal, fiebre entre 40 y 42 °C, anorexia y en vacas un descenso severo en la producción (Radostits et al., 2007).

Attachment.jpeg

Una característica muy importante de este virus y por la cual recibe su nombre es la capacidad de producir sincitios. Cuando el virus RS entra en una célula es capaz de fusionar distintas células que se encuentran a su alrededor, de lo que resulta una estructura con varios núcleos que se denomina sincitio. Esta formación es la manera que tiene el virus de protegerse contra el ataque de los anticuerpos del sistema inmune.

La vacunación con vacunas inactivadas, que movilizan básicamente la producción de anticuerpos (respuesta Th2), no suele ser efectiva para atacar a este virus, incluso puede provocar síntomas alérgicos por la producción de la inmunoglobulina E.

Por el contrario, si se quiere una respuesta más eficaz, es necesario vacunar con vacunas vivas que activen principalmente la inmunidad celular (pero también la humoral), las cuales impulsarán la respuesta Th1 y esto  hará que se activen otro tipo de células (células T CD8+ citotóxicas), que serán las encargadas de perforar las células infectadas por el virus e inyectar proteínas que las destruyan, ya sean células aisladas infectadas o los sincitios que hayan sido formados (Fariñas et al., 2016).

ARTICULO COMPLETO   ENFERMEDADES INFECCIOSAS RESPIRATORIAS EN NOVILLAS