ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA REPRODUCCION DURATE EL VERANO

133

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA REPRODUCCION DURATE EL VERANO

Mensajes A-Llevar

  • Estrés por calor puede ocurrir en casi todo sitio, pero su duración varía entre localidades
  • El estrés por calor puede afectar negativamente todos los aspectos de la reproducción. Estos efectos pueden ocurrir dentro de días.
  • El estrés por calor aumenta las pérdidas embrionarias y reduce la expresión del celo, la calidad y el tamaño de los embriones, las hormonas y la función inmunológica. Estos efectos pueden ocurrir dentro de días.
  • El estrés por calor reduce la cantidad y la calidad del semen. Utilizar IA versus toros puede mejorar el número de vacas preñadas.
  • La implementación de un programa sólido de sincronización e IA a tiempo fijo durante el verano puede reducir los días abiertos y mejorar el número de vacas preñadas comparado a la IA con celo detectado.
  • La administración de hCG o GnRH en o luego de la IA puede mejorar la tasa de preñez durante el verano; sin embargo, los resultados han sido variables.
  • Utilizar embriones producidos in vitro con semen sexado y transferencias de embriones a tiempo fijo durante el estrés por calor puede mejorar drásticamente las tasas de preñez y el número de novillas nacidas.

Introducción

Estrés por calor (EC) impacta de manera negativa todos los aspectos de producción en la ganadería de leche. La disminución en la producción de leche y las pérdidas reproductivas durante el verano impactan sustancialmente el potencial económico de las vaquerías. Factores tales como el calentamiento global, aumento poblacional en lugares de clima templado y un aumento en el número de animales para producción de alimentos en lugares con temperaturas más cálidas, aumenta más aún la susceptibilidad de la industria lechera a asuntos relacionados con EC (Hulme, 1997; Roush, 1994). El impacto económico anual de EC en la producción animal norteamericana ha sido estimado en $2 billones, $900 millones de esta pérdida correspondiendo sólo a la industria lechera. Consecuentemente, es pertinente implementar estrategias que ayuden a aliviar la severidad del EC tanto en reproducción como en producción lechera para mejorar el rendimiento del animal y la rentabilidad de la finca.

El estrés por calor puede darse en una amplia combinación de factores que incluye niveles de radiación solar, temperatura ambiental y humedad relativa. Esto se agrava aún más por el aumento en la producción de calor metabólico como resultado de mayor consumo de materia seca la cual, a su vez, supone eleva la susceptibilidad de la vaca lechera al EC. La industria lechera continúa su enfoque en la selección genética para caracteres que, a su vez, pudieran incrementar la susceptibilidad de la vaca lechera a EC, intensificando aún más la disminución en la producción de leche y la eficiencia reproductiva asociada al verano. Además, la selección hacia mayor producción reduce el alcance termoregulatorio de la vaca lechera (Berman et al., 1985). Las razas lecheras predominantemente usadas en EEUU fueron desarrolladas en climas templados, por lo tanto, son más productivas entre temperaturas de entre 41 y 59o F. Las vacas experimentan una merma en producción cuando la temperatura aumenta de 59 a 77o F (Hahn, 1985). Sin embargo, disminuciones dramáticas se observan cuando la temperatura excede los 77o F.

El objetivo de esta publicación es diseminar información, tanto anterior como reciente, relacionada con los efectos del EC sobre el ganado lechero. Aunque un enfriamiento apropiado de las vacas es todavía la manera principal de mejorar la producción de leche y la reproducción durante el verano, la intención de este artículo es discutir enfoques adicionales para mejorar la reproducción durante el EC. Además, se establecerán estrategias tradicionales con enfoques novedosos diseñados para reducir el impacto negativo del EC, con un énfasis particular en estrategias reproductivas.

ARTICULO COMPLETO   ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA REPRODUCCIÓN DURANTE EL VERANO