FACTORES QUE INFLUYEN EN LAS PÉRDIDAS DE GESTACIÓN EN EL SEGUNDO MES EN EXPLOTACIONES DE VACAS DE LECHE

286

 

 

PÉRDIDAS DE GESTACIÓN EN EL SEGUNDO MES

En los programas de control de la reproducción en explotaciones de vacas de leche se suelen hacer visitas periódicas del veterinario en las que, además de otras acciones, se realizan diagnósticos de gestación, generalmente a partir de 28-35 d, con la finalidad principal de diagnosticar vacas vacías y resincronizarlas. Aunque la fecundación se produce en un alto número de inseminaciones, existen pérdidas de gestación antes del diagnóstico de gestación en el primer mes, que no pueden ser detectadas en condiciones de campo. A partir del diagnóstico de gestación pueden seguir produciéndose pérdidas de gestación, por lo que normalmente la vaca diagnosticada gestante suele confirmarse alrededor de los dos meses de gestación, siendo frecuente encontrar alrededor de un 12% o más de pérdidas entre las dos exploraciones en programas de visita semanal con ecógrafo. ¿Por qué en determinadas granjas o en determinadas épocas tenemos más de un 12%? Revisamos aquí datos actuales con los porcentajes que pueden servirnos de referencia, así como algunos de los principales factores.Introducción: fecundación y periodos críticos de pérdida de gestación en el primer trimestre

Antonio Jiménez
Ceva salud animal antonio.jimenez@ceva.com

Muchas explotaciones y veterinarios miden la eficiencia reproductiva de las explotaciones con la tasa de preñez, o porcentaje de vacas elegibles que conseguimos dejar gestantes cada 21 días. En este índice generalmente se tiene en cuenta sólo el primer diagnóstico de gestación alrededor de 28-35 días, por lo que es posible tener una buena tasa de preñez, pero con una visión demasiado optimista en el caso de que se produzcan muchas pérdidas de gestación después del primer diagnóstico, con lo que no será un indicador completo de la eficiencia reproductiva. Así, para evaluar la fertilidad de las explotaciones de vacas de leche es importante considerar no sólo el establecimiento de la gestación sino también el mantenimiento de la misma. Se sabe que el porcentaje de fecundación (formación del cigoto por unión del ovocito y el espermatozoide) normalmente es alto, y sin embargo, son las sucesivas pérdidas de gestación antes del diagnóstico lo que nos produce un resultado que consideramos gestación. Hay varios factores que pueden afectar al porcentaje de fecundación, aunque el factor con más impacto observado ha sido el estrés por calor. Se puede considerar normal una tasa de fecundación de un 90 % (10% de fallo en la fecundación) en ausencia de estrés por calor, y una tasa de fecundación de alrededor de un 50% (50% de fallo de fecundación) en situaciones de estrés por calor [1]. Podemos categorizar las pérdidas de gestación según unos periodos críticos de desarrollo del embrión y de la placenta.

El primer tercio de la gestación puede dividirse en 4 periodos críticos, propuestos recientemente [1]: de 0 a 7 días, de 8 a 27 días, de 28 a 60 y de 60 a 90 días. El primer periodo crítico es la primera semana de gestación, en la que puede producirse entre un 10% a un 50% de pérdidas. Las pérdidas durante este periodo no influyen en el mantenimiento del cuerpo lúteo, produciéndose frecuentemente un retorno a celo de una manera normal alrededor de los 21 días.

El segundo periodo (día 8 a 27) abarca el momento del reconocimiento materno de la gestación o la regresión del CL si no se establece una gestación. Se estima que el porcentaje de pérdidas que puede haber en este periodo es alrededor de un 20%. Si pasamos al tercer mes de gestación, éste tiene generalmente menos pérdidas de gestación (alrededor de un 2%) aunque puede ser elevado en algunas vacas, particularmente las que tienen una gestación doble en el mismo cuerno.

En cuanto al segundo mes de gestación, en el que las pérdidas de gestación están en un rango entre el 5% y el 20%, los factores que influyen son variados y pueden afectar a unos cuantos eventos centrales: el crecimiento y desarrollo de la placenta, la transición en la nutrición del embrión y el aumento del flujo sanguíneo uterino.

Las pérdidas durante este periodo son de relativa fácil determinación ya que la presencia o ausencia de una gestación puede ser determinada con precisión al inicio y final de este periodo.

El porcentaje de pérdidas embrionarias/fetales durante el segundo mes de gestación se ha determinado en múltiples estudios y se observa que puede ser de gran magnitud, particularmente en vacas de alta producción. En una recopilación reciente de 35 estudios realizados desde 2005 a 2017 con más de 17000 vacas se obtuvo un promedio global del 11,7% aunque con una gran variabilidad [2] (Figura 1).

Figura 1. Porcentajes de pérdidas de gestación en el segundo mes de primíparas, multíparas y total, media, máximos y mínimos de 35 estudios publicados entre 2005 y 2017 con 17145 vacas [2].

Factores que afectan al porcentaje de pérdidas de gestación durante el segundo mes de gestación. Hemos visto que, aunque la media de pérdidas de gestación en diferentes estudios está en 11,7, hay una gran variabilidad. Los factores estudiados que pueden afectar a este porcentaje o causar un mayor porcentaje de lo habitual son:

• Número de parto: el número de parto en las vacas en lactación es un factor consistente en múltiples estudios, y evaluando la recopilación de estudios citada anteriormente [2], se puede ver que el promedio reportado de primíparas es de 9,5% en comparación con el 13,4% de multíparas, con un rango en primíparas desde 4,6% (Baez et al., 2016) al 18,7% (Monteiro et al., 2015) y en multíparas de 7% (Carvalho et al., 2014) al 20,1 (Bruno et al., 2009).

ARTICULO COMPLETA  FACTORES QUE INFLUYEN EN LAS PERDIDAS DE GESTACION EN EL SEGUNDO MES EN EXPLOTACIONES DE VACAS DE LECHEDescarga