“LA CONSANGUINIDAD NO EXPLICA LA BAJA FERTILIDAD EN LA RAZA HOLSTEIN EN LOS ÚLTIMOS AÑOS”

202

 

 

 

LA CONSANGUINIDAD LA BAJA FERTILIDAD EN LA RAZA HOLSTEIN

Daniel Martínez Bello, cofundador y especialista en asesoramiento genético de Embriovet, aborda en esta entrevista el reto de la consanguinidad en la raza Frisona y ofrece a los ganaderos unas recomendaciones para evitarla yno tener repercusiones negativas en la cabaña ganadera

El aumento de la consanguinidad en la raza Frisona es uno de los retos a los que se enfrentan los ganaderos de vacuno de leche. Daniel Martínez Bello, cofundador y especialista en asesoramiento genético de Embriovet aborda en esta entrevista el reto de la consanguinidad en la raza Frisona y ofrece a los ganaderos unas recomendaciones para evitarla y no tener repercusione negativas en la cabaña ganadera.

¿Crees que la consanguinidad es ya un problema grave en vacuno de leche?

La consanguinidad va experimentando un ligero aumento continuo en la mayoría de las razas puras, y la Holstein no es una excepción, aunque no es la de mayor consanguinidad. Es conocido que un nivel muy alto de consanguinidad causa perjuicios, pero a la vista de los datos actuales podemos decir que es preciso controlarla sin que suponga aún un problema grave.

¿Qué daños provoca en una granja?

Están descritos científicamente efectos negativos a nivel de fertilidad, salud de los animales, vitalidad y supervivencia de las crías y una merma de la productividad asociados a la consanguinidad.

Sin embargo, el efecto es muy bajo a los niveles más frecuentes en nuestras ganaderías, así que no explica la bajada de la fertilidad en los últimos años. Eso es una cuestión diferente arrastrada de la selección de las últimas dos décadas que ya empezó a corregirse en la era genómica. La mejora reproductiva por efecto genético ya se está empezando a notar y en un corto plazo creo que será muy evidente y casi señalizada, a pesar del incremento de la consanguinidad. Una cosa es que exista un efecto y otra echarle la culpa de todos los males. Opino que se sobrevalora a menudo el efecto de la consanguinidad.

¿Qué niveles detectáis en las ganaderías con las que trabajáis?

La raza Holstein en general está en alrededor de un 7% y la mayoría de las ganaderías de las que manejamos datos están entre un 5 y un 8%. No podemos establecer un valor máximo. Hay que tener en cuenta que se trata de un valor estadístico y estimado, y no real, que aumenta por sí solo con el paso del tiempo por el hecho de sumar generaciones en el pedigrí y que intervienen en el cálculo, sin que signifique mayor aumento real del problema.

«Se sobrevalora a menudo el efecto de la consanguinidad”

Por otro lado, se está comparando muchas veces el valor genómico con el valor tradicional o de pedigrí y no es lo mismo. El valor genómico se calcula de manera diferente tratando de medir la repetición de alelos en el genoma proveídos de ambos progenitores, y son valores superiores frecuentemente. De manera que una parte del aumento que se aprecia en la población viene de la manera de calcularse.

El efecto es aditivo, de manera que los efectos de la llamada «depresión por consanguinidad» aumentan proporcionalmente por cada punto que aumenta el coeficiente de consanguinidad. El trabajo científico más relevante a este respecto (Van Doormal, Canadian Dairy Network 2008) dice que el aumento de consanguinidad desde 5 hasta 10% supone una reducción de 92 Kg de leche en la lactación, incremento de 1,4 días abiertos y reducción 65 días de longevidad.

ARTICULO COMPLETO   LA CONSANGUINIDAD NO EXPLICA LA BAJA FERTILIDAD EN LA RAZA HOLSTEIN EN LOS ULTIMOS ANOS