LA IMPORTANCIA DE LOS ANTIOXIDANTES EN EL ESTRÉS POR CALOR

114

 

 

 

 

 

 

LA IMPORTANCIA DE LOS ANTIOXIDANTES EN EL ESTRÉS POR CALOR

Ponemos el foco en los beneficios de la suplementación estratégica de oligoelementos inyectables antes del inicio de los meses más calurosos y durante el verano con el fin de mejorar los niveles de enzimas antioxidantes en los rebaños y mitigar los efectos negativos del estrés por calor, con el objetivo de mantener el bienestar de nuestras vacas y, en consecuencia, el rendimiento económico de nuestra granja.

Patrick O ́Neill Gerente de Marketing y Ventas Multimin Iberia Artículo traducido por Seve Fernández

El efecto negativo del estrés por calor va a más como consecuencia del aumento del calentamiento global y la selección genética hacia vacas más productoras (1). El mantenimiento del rendimiento durante el periodo estival necesita de múltiples mejoras en alimentación, climatización e identificación de rasgos genéticos mejorados para mejorar la tolerancia al calor (2), que es la capacidad de un animal de mantener intacto su potencial genético con altas temperaturas.

Las bases fisiológicas de la tolerancia al estrés por calor incluyen una alta relación de superficie corporal por peso, piel pigmentada, ojos protegidos y una capa blanca o clara (3). Los efectos del estrés térmico se pueden manifestar de muchas formas: reducción en la producción láctea, peso corporal, tasas de crecimiento y ganancia media diaria y una alteración de los parámetros reproductivos, como una reducción de la fertilidad, actividad estral o motilidad espermática, así como un aumento de la mortalidad embrionaria y espermática (4).

En cruces europeos de alta producción, la exposición a temperaturas ambientales fuera de su zona termoneutral (entre -5 oC y +20 oC) [figura 1, pág. sig.]

afecta a la producción animal y pone en peligro el bienestar animal. Los factores que influyen en la resistencia de los

bovinos al estrés calórico son:
• Raza: los cruces de Bos indicus, por ejemplo brahman, son más tolerantes al estrés por calor que los de Bos taurus (existen también variaciones genéticas dentro del cruce).

• Color y tipo de capa: los bovinos con una capa más clara tienden a ser más tolerantes al estrés térmico.

• Condición corporal: los animales más pesados y gruesos suelen ser más sensibles a las altas temperaturas.

• Salud: los animales con buena salud pueden lidiar mejor con los cambios de temperatura.

• Edad: individuos muy jóvenes o muy viejos tienen mayor riesgo.

Los síntomas clínicos del estrés por calor descritos por González-Rivas et al. (2019) son incremento de la frecuencia respiratoria, temperatura rectal y sudoración. La respuesta corporal al estrés térmico está controlada por el sistema.

ARTICULO COMPLETO   LA IMPORTANCIA DE LOS ANTIOXIDANTES EN EL ESTRES POR CALOR