LA VACA UNIDAD PRODUCTIVA DE UNA FINCA LECHERA

172

 

LA VACA UNIDAD PRODUCTIVA DE UNA FINCA LECHERA

La unidad productiva de una finca lechera es la vaca y el problema del ganado lechero es el problema de manejar la vaca individualmente, independientemente del tamaño del rebaño. Por lo tanto, ciertas cosas hay que hacerlas sobre la base de vaca por vaca, con énfasis en sus requerimientos individuales.

José Ugarte Berazaín

En lugar de pensar en las necesidades de un grupo de vacas, ya sea por edad, estado de lactancia, nivel productivo u otro, el manejo del rebaño es individual. Una vaca tratada de esta forma es capaz de producir hasta 500 kilogramos más de leche por lactancia.

Factores más importantes

Entre los factores más importantes del manejo, la alimentación y reproducción ocupan los primeros lugares. No obstante, otros tienen un peso decisivo en la explotación del rebaño. Entre. ellos: uso de registros, control de la producción, cruzamientos, desechos, trabajo veterinario, medicina preventiva, salud del rebaño, detección y control de mastitis, detección de celos, cubrición e inseminación, prácticas de ordeño, equipo de ordeño, ambiente confortable, regularidad de comidas, crianza de becerros y otras.

Registros

No se concibe una buena administración si no se dispo- ne de controles o registros financieros. No solo que reflejen los gastos e ingresos, sino que detallen que cualquier fallo o debilidad en el sistema u organización financiera pueda detectarse.

Se necesitan registros que reflejen “qué hemos podido hacer y qué hemos hecho”. Mediante registros es posible contestarse muchas preguntas, entre ellas: ¿Cuáles vacas dan pérdidas? ¿Qué vacas no deben parir nuevamente? ¿Cómo se comparan entre sí las vacas dentro del rebaño? ¿Cuándo es el momento idóneo para vender determinadas vacas? ¿De qué vacas debemos seleccionar los reemplazos? ¿De qué sementales debemos seleccionar las crías? ¿Cantidad de desechos a programar? ¿Cuáles son las causas de desecho?.

Por ello, los registros de producción de leche son las herramientas más importantes con que cuenta la administración de una empresa lechera, pues brinda información detallada de cada vaca. Esto permite tomar decisiones diariamente en el suministro de alimentos, inseminaciones, secado, tratamiento contra enfermedades etc.

Los registros también nos permiten evaluar la solidez, debilidad y ganancias de la operación, mediante la suma de los controles que se efectúan a través del año. Además, tener información de las prácticas de manejo empleadas y progra- marlas a largo plazo.

Existen numerosos programas de registros, desde muy complejos hasta sencillos, todos dirigidos a aumentar el nivel y eficiencia productiva. Sin embargo, es necesario para ser aplicados que reúnan ciertos requisitos como: sencillos, fuertes, completos, actualizados, comprensibles y que requieran poco tiempo de trabajo para mantenerlo al día.

Numerosas encuestas han demostrado que las mejores administraciones están familiarizadas con los registros y los emplean para manejar el rebaño, lográndose incrementos en los rendimientos de hasta 1000 kilogramos de leche por lactancia con relación a los controles, con índices de reemplazos superiores (25 – 30 % vs 15 – 20 %).

Identificación

La identificación de cada animal es un requisito para poder llevar a cabo cualquier programa de desarrollo lechero. Las decisiones de alimentar, inseminar, seleccionar, parir y desechar dependen de ello, al igual que la venta para reproductores.

La identificación por apariencia suele ser satisfactoria para pequeños rebaños, pero cuando éstos exceden de 50 cabezas no es funcional. Por lo tanto, es necesario un sistema de identificación permanente.

Para que la identificación cumpla su objetivo la marca que se emplee debe ser “sencilla de hacer, fácil de leer y que no pueda alterarse fácilmente. Entre las más usadas se encuentran aretes en las orejas, patas y cola, collares, marcas en la piel, pintura etc.

Vaca en ordeño

Los objetivos principales a alcanzar son:
1. Que alcance el pico de producción lo antes posible. 2. Que se mantenga saludable.
3. Que para cada 12 meses.

Nutrición.

Un conocimiento completo de la nutrición es complejo. La alimentación práctica de la vaca lechera para alcanzar producciones económicas debe ser fácil.

Los requerimientos nutricionales para mantenimiento y producción, con dietas convencionales en el área templada, son conocidos en esos países. No sucede igual en el trópico, donde se emplean otros genotipos y las características de los alimentos son diferentes .No obstante, en ambos casos es una costumbre generalizada pensar en términos de porcentajes de nutrientes y no en cantidades. El alimentador práctico debe conocer estos requerimientos expresados como kilogramos de proteína, Mega Jules de energía, gramos de calcio y fósforo necesarios, además de saber también la composición de los principales alimentos bastos.

ARTICULO COMPLETO   LA VACA, UNIDAD PRODUCTIVA DE UNA FINCA LECHERA