MANEJO DE LA LACTANCIA TEMPRANA

342

 

 

 

 

MANEJO DE LA LACTANCIA TEMPRANA

Como un buen inicio para analizar esta importante etapa en la curva de producción del ganado especializado, es indispensable aclarar algunos aspectos fundamentales para comprender mejor el desempeño productivo y reproductivo de la vaca.

Eliseo Moya Olvera, Investigación Aplicada

Podemos partir por definir primero donde comienza y termina una lactancia de una vaca y donde inicia y culmina una curva de producción, pareciera lo mismo pero existe una gran diferencia entre ambas y este es el periodo seco, indispensable para un desarrollo productivo óptimo de la hembra durante su curva de producción.

Periodo Seco:

Lo más importante, es que este debe durar en promedio 60 días para permitir que la vaca tenga una recuperación física (condición corporal), fisiológica (ruminal, hormonal, metabólico) y estructural (tejido glandular mamario) completa.

page1image18793488

Debemos tener el hábito y la disciplina de secar vacas sanas, realizar un análisis de su record productivo y sanitario, el cual determinará el tipo de secado que vamos a realizar con cada animal, para ello es indispensable considerar sus ingresos al hospital y las causas del mismo, también es importante revisar el histórico del comportamiento del conteo celular somático de cada animal para determinar las características del intramamario a utilizar, la posible terapia con antibióticos, vitaminas y/o vacunas para corregir, curar o prevenir algún problema.

Es muy recomendable realizar un cultivo de leche de las candidatas a secarse y una prueba de california para monitorear la salud de la ubre y con ello mandar al corral de secas vacas sin problemas de mastitis clínica o sub clínica. Es un excelente manejo el tratar de secar vacas con condición corporal óptima y tratar de que lleguen a parto con la misma o muy parecida a esta.

Si realizamos estos manejos, la probabilidad de obtener una curva de producción de leche óptima se maximiza y con ello también la eficiencia del negocio que se reflejará en utilidades netas para la empresa. Además, con estos manejos obtendremos vacas más sanas al momento del parto y con mejores inicios de sus curvas de producción, disminuyendo al máximo la presentación de enfermedades metabólicas que son muy costosas para la granja y muy desgastantes para el animal.

En este rubro, la enfermedad más grave y peligrosa para la vaca es la Fiebre de Leche o Hipocalcemia y también la más costosa para las explotaciones.

Para prevenir estos problemas es fundamental realizar secado de vacas con óptima condición corporal, cuando ya tenemos vacas secas gordas es recomendable tratarlas durante su periodo de transición o en el corral de reto, administrándoles protectores hepáticos como el complejo B, gluconeogénicos y probióticos (recomendable administrar Glucalphos por 3 días, de la siguiente manera: el día 1, 3 y 5) para que el animal no curse con problemas de Fiebre de leche ni Cetósis y con ello prevenir las Retenciones Placentarias, Metritis y Desplazamientos de Abomaso, entre otros trastornos metabólicos.

Si la vaca se secó con una condición corporal muy baja (< a 2.5), además del tratamiento arriba mencionado para vacas gordas, es recomendable mandarla un mes antes al corral de próximas al parto para tratar de recuperar condición corporal y evitar la presentación de trastornos metabólicos e infecciones uterinas.

ARTICULO COMPLETO    MANEJO DE LA LACTANCIA TEMPRANA