MASTITIS: 7 HÁBITOS PARA PREVENIRLA

147

 

 

page1image5655392

MASTITIS: 7 HÁBITOS PARA PREVENIRLA

Para prevenir la mastitis y producir leche de buena calidad bacteriológica y composicional es conveniente seguir los siete hábitos de rutina de ordeño efectiva, en lecherías especializadas.

La producción de leche de alta calidad higiénica, es un tema que cada día toma mayor relevancia a nivel nacional. El consumidor actual ha pedido un producto de mejor calidad, y, por lo tanto, la obligación del productor de leche y de la industria es la de satisfacer esta demanda.

Genética Bovina.


Fernando Hecney Sedano Ramírez.
 fernando.sedano@ourofino.com

El objetivo de las explotaciones de lecherías especializadas es el de producir alimentos, aspiran a salvaguardar la salubridad y calidad de la leche cruda de forma que satisfaga las más altas expectativas de la industria alimentaria y de los consumidores. Las prácticas en la explotación deben también asegurar que la leche sea producida por animales sanos, bajo condiciones aceptables para estos últimos y en equilibrio con el entorno medioambiental local.

Leche

Producto fresco de vacas sanas, ordeñadas en forma completa y en reposo, sin calostro y que cumpla con las características físicas, microbiológicas e higiénicas establecidas. Para prevenir la mastitis y producir leche de buena calidad bacteriológica y composicional es conveniente seguir los siete hábitos de rutina de ordeño efectiva identificados por Ruegg et al. (Ruegg, 2000).

Siete hábitos en las rutinas de ordeño en lecherías especializadas

Hábito No 1: Las vacas están tranquilas y limpias antes del ordeño.

Se debe brindar un ambiente tranquilo y confortable. Si se manejan a gritos y golpes rechazan el estímulo y no sueltan la leche. Mejorar la actitud del personal que arrea a las vacas. No maltratar a los animales. Evitar la presencia de perros o personas extrañas que incomoden a la vaca, siempre en un solo lugar. Deben mantenerse limpias, especialmente el área de la ubre, entre pierna y la cola

Hábito No 2: Las vacas se agrupan por su estado de infección

Orden en el ordeño. Las vacas deben seguir un orden fijo de ordeño, determinado por la salud de las ubres. Ordeñadas de una manera que evite la transmisión de patógenos mediante la máquina de ordeño o la manipulación del ordeñador, en el siguiente orden:

  • Vacas sanas al inicio.
  • Vacas con mastitis subclínica.
  • Vacas con problemas de mastitis clínica.
    La mastitis bovina es una inflamación de la glándula mamaria que provoca cambios en la composición bioquímica de la leche y en el tejido de la glándula. La mastitis se presenta cuando la ubre se inflama y las bacterias invaden el canal del pezón y la glándula mamaria, estas bacterias se multiplican y producen toxinas que dañan al tejido glandular, esto provoca un incremento en el número de leucocitos o de las células somáticas en leche, reduciendo la cantidad y afectando al mismo tiempo la calidad de la leche y de sus derivados. Además, ésta es la enfermedad que más genera pérdida económica dentro de una finca productora de leche a nivel mundial y por eso una de las enfermedades más investigadas alrededor de mundo.

    Debe saber que la prevención da mejores resultados y es más eficiente que el tratamiento que se pueda llevar a cabo.

    Las vacas que desarrollan una mastitis generalmente requieren de un tratamiento, para aplicar la terapia se deben considerar algunos factores como:

    ARTICULO COMPLETO   MASTITIS 7 HABITOS PARA PREVENIRLA