MASTITIS BOVINA Y CALIDAD DE LA LECHE, UN DESAFÍO PARA LA SALUD HUMANA

250

 

 

 

 

 

 

CALIDAD DE LA LECHE, UN DESAFÍO PARA LA SALUD HUMANA

Resumen

Se abordan aspectos sobre la repercusión de las enfermedades infecciosas, especialmente la mastitis bovina, sobre la calidad de la leche y las pérdidas económicas que ocasiona en la industria en el mundo y en Ecuador.

Raúl González Salas1Mildre Mercedes Vidal del Río1Universidad Regional Autónoma de Los Andes, Ecuador. González Salas, R., & Vidal del Río, M. M. (2021)

La mastitis es una patología que se desencadena por factores multifactoriales en el ganado bovino. La calidad en el momento del ordeño y el control adecuado de esta enfermedad clínica y subclínica, son factores importantes para la rentabilidad de una granja, sin embargo, este mal sigue siendo uno de los problemas más importantes hoy en día, representando un alto porcentaje (70) de los gastos totales para los productores lecheros. En Ecuador se destina para el consumo humano e industrial el 75 % de la producción total. Los principales factores que influyen en la calidad son la ausencia de higiene en la rutina del ordeño, el mal funcionamiento del equipo, deficientemente manejo de los desinfectantes y selladores, la no identificación del agente infeccioso y finalmente la efectividad de las medidas de control y los tratamientos. Se concluyó que la mastitis bovina es un problema importante de salud pública que ocasiona disminución de la calidad y cantidad de leche elaborada, situación que puede mejorar con la aplicación de buenas prácticas ganaderas.

NTRODUCCIÓN

La mastitis bovina es una de las enfermedades más importantes que afectan al ganado bovino de leche, patología reconocida mundialmente por causar grandes pérdidas económicas tanto al productor como a la industria. Se estima que entre el 15% y el 20% de las vacas de un rodeo lechero están afectadas por alguna forma de mas-titis en uno o más cuartos (Calvinho y Tirante, 2005).

La mastitis bovina constituye la inflamación de las glándulas mamarias o la ubre, este va a generar gran dolor, molestia y estrés en los animales, como consecuencia va a ocasionar disminución en la producción, calidad y condición de la leche, pues se va a evidenciar cambios en su sabor, olor y aumentara la carga bacteriana. Los microorganismos se trasladan del exterior hacia el interior de la ubre a través del conducto glandular o pezón, dando como resultado la inflamación del tejido mamario o de la ubre dependiendo la seriedad de la enfermedad se va a dar lugar a la formación de un sin número de trastornos secundarios como la fibrosis, edema inflamatorio, atrofia del tejido mamario y abscesos o gangrena en casos graves, como consecuencia final puede ocurrir la pérdida total o parcial de la ubre (Gasque, 2008).

Son afectadas por esta enfermedad la mayoría de las especies de ganado lechero, causando grandes pérdidas económicas en las industrias encargadas de la producción láctea. La glándula afectada en este caso es la ubre, pueden existir muchas causas para que esta se vea afectada, pero la principal es la presencia de microorganismos patógenos, que como respuesta van a provocar la inflamación del órgano, no solo se verá afectado el animal al contraer la enfermedad, sino también la producción y la economía de los productores por las grandes pérdidas que tendrá (Armenteros et al., 2002).

Hay que resaltar que el desarrollo de esta enfermedad va a depender de muchos factores entre estas tenemos: raza, nivel de producción, sistema de producción, manejo y factores medioambientales como la región en la que se encuentra el animal, es decir el medio adecuado para que los microorganismos causantes desarrollen la infección. Desde el punto de vista sanitario, el manejo u ordeño realizado al ganado lechero tiene mucho que ver con el buen estado de las ubres, ya que si hay una mala práctica y un abuso del mismo va a ocasionar que esta se inflame y de la misma forma la carga bacteriana depen-derá de la calidad de ordeño (Ruiz et al., 2011).

El origen de la inflamación de la glándula mamaria se atribuye a diferentes causas, entre las que destacan el agente causal Staphylococcus aureus, factores ambientales y de manejo, particularmente durante la ordeña; la cual juega un papel determinante en la presencia de la enfermedad (Núñez, et al., 2008). Esta enfermedad es un problema importante de salud pública, ya que la contaminación bacteriana de la leche contribuye a la transmisión de enfermedades zoonóticas como la tuberculosis, la brucelosis bovina y la faringitis streptococócica.

El cuadro clínico de esta enfermedad puede variar desde la inflamación sobreaguda; con toxemia y muerte del animal (mastitis clínica), hasta casos nulos en lo que no son visibles los cambios morfológicos en el animal afectado y solo puede detectarse a través de pruebas diagnósticas (mastitis subclínica) siendo esta variante de la enferme-dad la de mayor incidencia en la actualidad (Aguilar et al., 2014).

ARTICULO COMPLETO     MASTITIS BOVINA Y CALIDAD DE LA LECHE UN DESAFIÓ PARA LA SALUD HUMANA