MITOS Y FALACIAS SOBRE EL CONSUMO DE LECHE Y SUS DERIVADOS

258

 

CONSUMO DE LECHE Y SUS DERIVADOS

Mito 1

Si el colesterol sanguíneo es alto, debe reducir o dejar de consumir leche y productos lácteos.

FALSO:

El consumo de leche y productos lácteos tiene un efecto pequeño y transitorio sobre el nivel sanguíneo de colesterol. Por el contrario, el consumo de leche y productos lácteos tiene un claro efecto hipotensor, mediado por el efecto del calcio y la presencia de péptidos bioactivos (péptido inhibidor del enzima conversor del angiotensinógeno). Para la prevención de los problemas cardiovasculares, el control de la tensión arterial es más importante que el control del colesterol. Los estudios epidemiológicos demuestran que el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular es un 17% menor en los individuos que consumen leche y productos lácteos respecto a los que consumen poca o no consumen leche y sus derivados 2, 3.

Mito 2

Si quiero perder peso debo dejar de consumir leche y sus derivados.

FALSO:

El consumo de leche puede provocar diabetes adquirida (tipo 2).

El calcio reduce la digestibilidad de las grasas y tiene un reconocido efecto sobre las células del tejido adiposo aumentando la pérdida de grasa. Además, la leche contiene unos péptidos bioactivos que generan una sensación de saciedad, reduciendo el consumo de alimentos.Estudios clínicos han demostrado que el consumo de leche y sus derivados en dietas hipocalóricas reduce el peso un 10% más que las mismas dietas sin productos lácteos 4, 5, 7.

Mito 3

El consumo de leche puede provocar diabetes adquirida (tipo 2).

FALSO:

La leche es uno de los alimentos con un índice glicémico más bajo. Además, los afectados por diabetes suelen tener problemas de obesidad y cardiovasculares, efectos que se reducen con el consumo de leche y productos lácteos. Los estudios epidemiológicos demuestran que el riesgo de padecer diabetes tipo 2 es un 67% menor en los individuos que consumen leche y sus derivados respecto a los que consumen poca o no consumen leche y sus derivados 2, 3.

Mito 4

El consumo de leche se ha asociado con el riesgo de padecer cáncer.

FALSO:

Los estudios científicos serios que relacionan el consumo dealimentos y cáncer son escasos. El riesgo de padecer un cáncer colorrectal es un 26% inferior en los individuos que consumen leche y derivados lácteos respecto a los que consumen poca o no consumen leche y sus derivados. Para la incidencia de cáncer de mama parece no haber efecto ni positivo ni negativo. El efecto anticancerígeno de la leche se atribuye al efecto protector del calcio y a la actividad del ácido linoléico conjugado, una grasa presente exclusivamente en productos derivados de rumiantes (vacas, ovejas, cabras) 2, 3.

ARTICULO COMPLETO  MITOS Y FALACIAS SOBRE EL CONSUMO DE LECHE Y SUS DERIVADOS