EL OBJETIVO : CONSEGUIR VACAS PREÑADAS

259

 

 

CONSEGUIR VACAS PREÑADAS

El objetivo en cualquier lechería debe ser conseguir vacas preñadas. Lo que debemos evaluar para determinar si estamos llegando a ese objetivo es la tasa de preñez a los 21 días. (PR). Con mucha frecuencia, los productores se enfocan en la tasa de concepción (CR) y no reconocen el valor económico de la tasa de preñez.

que, ¿Cuáles son las diferencias? CR puede ser matemáticamente expresado como el número de vacas confirmadas preñadas dividido entre el número total de vacas inseminadas. Por lo tanto, si criamos 100 vacas y 35 están preñadas, nuestro CR es de 35 por ciento. Bastante simple.

Mark J. Thomas, Veterinario y Socio de la Clínica Veterinaria Countryside Lowville, NY

Claro, que queremos optimizar la tasa de preñez. Sin embargo, si nuestro objetivo es maximizar la tasa de preñez, entonces sólo inseminaremos vacas que presentaron o estuvieron en una situación obvia de calor o celo y olvidarnos de cualquier programa de sincronización. Necesitamos conseguir vacas inseminadas. Esa es la línea de fondo.
El concepto clave en que nos debemos concentrar es en reducir el intervalo entre inseminaciones. Necesitamos identificar vacas vacías en el momento oportuno y conseguir una reinseminación. Obviamente, una detección de calores excelente es un aspecto muy importante para lograr esto. Exámenes regulares en la salud de la vaca y entre sí están preñadas/abiertas y un programa consistente de resincronización son otros aspectos más.

 

Cuando se utilizan programas de sincronización es importante mantener el ciclo estral natural de la vaca en mente. Yo sigo encontrando muchos programas que no están combinando el chequeo de preñez y la resincronización en el momento biológico más oportuno, necesitamos trabajar con la madre naturaleza, no en contra de ella.
A través de todas estas decisiones, debemos ser conscientes de que la reproducción tiene un impacto significativo sobre la economía de la lechería. Al aumentar la tasa de preñez nosotros:

  • Aumentamos la producción de leche (aumenta el tiempo en que la vaca está en su mayor producción en su curva de lactación). Esto es cierto incluso con el uso del bST.
  • Aumentan nuestras oportunidades de reemplazo. Cada lechería tiene vacas que deben ser reemplazadas.
  • Aumenta el número de lactancias. En la segunda lactancia, la vaca produce más leche que en la primera lactancia, al igual que las terceras sobre las segundas.
  • Aumenta el número de becerras nacidas por año. Aunque el impacto económico a corto plazo de esto es pequeño, con el tiempo estas vaquillas pueden reemplazar a las vacas sub óptimas o pueden ser vendidas (suponiendo que la lechería puede criar vaquillas mejores o menos costosas de las que pueden comprar).

Establecer el objetivo específico en la lechería puede ser útil en la evaluación de su programa reproductivo. Obviamente, estos valores pueden variar dependiendo de su estilo de manejo. Los siguientes son algunos de los objetivos reproductivos útiles que se aplican en la mayoría de los hatos lecheros:

  • Que la tasa de preñez reciente (PR) sea mayor al 20 por ciento.
  • Que el 50 por ciento del hato esté confirmado preñado en cualquier momento.
  • Que el porcentaje de preñez al primer servicio sea mayor al 30 por ciento.
  • El promedio de días al primer servicio es de 1⁄2 ciclo estral (cerca de 10 días) mayor que el periodo de espera voluntario (VWP). (en un hato con un VWP de 60 días, el promedio de días al primer servicio debe ser de 70 días).
  • La tasa de detección de celos (HDR) es mayor que 50 por ciento. Las investigaciones muestran que las vacas de más alta producción están en calor cerca de 7hr y mostrarán 3 de 12 eventos durante este período. Trabaja con tu equipo o personal para desarrollar un simple, pero efectivo protocolo para optimizar el desempeño reproductivo de tu hato.

ARTICULO COMPLETO    EL OBJETIVO – CONSEGUIR VACAS PRENADAS