ONTOGENIA DEL SISTEMA INMUNE BOVINO

524

 

 

 

SISTEMA INMUNE BOVINO

El termino ontogenia, se refiere a la formación desde el origen embriológico hasta la vida adulta del sistema inmune del bovino. El conocimiento de este proceso nos permitirá desarrollar los calendarios de vacunación con la finalidad de promover la inmunización y el desarrollo de la memoria linfocítica.

Dr, Nicolás Arias Villegas. MVZ. MsC. PhD- South Dakota State University.

A diferencia de otros sistemas, el sistema inmune no está localizado en una parte anatómica especifica del organismo; es un conjunto de células que circulan en la sangre y linfa y de manera orquestada es capaz de emprende mecanismos de defensa contra la infección o que depuraran la enfermedad una vez establecida la infección.

Asi como el feto se desarrolla en el útero, existe un desarrollo progresivo del sistema inmune tanto innato como adaptado y este desarrollo es independiente del reconocimiento del antígeno. Existen mecanismos específicos e inespecíficos del defensa del organismo y su combinación funciona mejor que la acción de estos por separado. Todas las células que proveen los mecanismos de defensa específicos e inespecíficos provienen de la célula pluripotencial del tejido hametopoyético.

Los mecanismos de defensa no específicos que incluyen secreciones enzimáticas, los ácidos del estomago, los ácidos graos de los epitelios y la flora normal de las mucosas que están listas al momento de nacimiento.

Dentro de los mecanismos no específicos se incluyen el sistema del complemento y las células fagocíticas (neutrófilos y macrófagos) que se diferencian de las células pluripotenciales. Esta células contribuyen poco e estadios tempranos de la vida fetal por que se mantienen en sus sitios de derivación hasta que son liberados al torrente sanguíneo aproximadamente a los 130 días de gestación.

En adición a esto, los neutrófilos son capaces de fagocitar, sin embargo, su actividad bactericida esta aun deprimida. Si bien; con el avance de la gestación el sistema inmune se va fortaleciendo los niveles de cortisol altos cerca del nacimiento lo deprimen.

Además puede ser deprimido por desnutrición del sistema inmune materno, niveles bajos de inmunidad o exposición a toxinas.

Las defensas inmunes adquiridas consisten en anticuerpos, linfocitos de memoria y células efectoras. Como los linfocitos se desarrollan a partir de las células pluripotenciales estos son liberados al torrente sanguíneo y luego se mueven a localizaciones especificas para su maduración.

Los linfocitos T maduran en el timo mientras que los linfocitos B salen después de la maduración de la medula ósea y las Placas de Péller.

Durante el primer trimestre de la gestación los linfocitos T Y B se mueven de los órganos linfoides asociados a mucosas. Toda esta actividad es absolutamente independiente de la exposición al antígeno.

Si el feto es expuesto a un agente foráneo, puede ocurrir una reacción dependiendo del estado de desarrollo del sistema inmune del feto y de la naturaleza de un antígeno no en particular. Por ejemplo a los 120 días de gestación el feto bovino puede desarrollar anticuerpos contra el virus de las parainfluenza-3 pero no contra otros virus y/o bacterias.

Alrededor de los 190 días de la gestación el feto puede producir anticuerpos en contra del virus de la diarrea viral bovina (DVB), y ya para el nacimiento será capaz de desarrollar anticuerpos contra Brucella Abortus, de esta manera conforme el feto va creciendo y el sistema inmune se va desarrollando el bovino será capaz de enfrentarse a diferentes agentes infecciosos y dependiendo de la relación que existe entre la inmunidad y el desafío será la probabilidad que tenga de salir exitosamente de la enfermedad.

ARTICULO COMPLETO    ONTOGENIA DEL SISTEMA INMUNE BOVINO