Jue. Jun 13th, 2024

PRINCIPALES ENFERMEDADES METABÓLICAS

OEA Por OEA Abr10,2023

 

 

 

 

PRINCIPALES ENFERMEDADES METABÓLICAS

Inciden en el desempeño productivo y reproductivos de los animales

Las enfermedades metabólicas se presentan cuando se altera el equilibrio entre el aporte nutricional de la dieta y los requerimientos del animal, ya sea por deficiencia o por sobrepasar los límites fisiológicos normales, incidiendo en el desempeño productivo y reproductivo del animal.

POR GENÉTICA BOVINA Miguel Germán Rivera Gaona MVZ, Esp. Reproducción

Las enfermedades metabólicas se presentan cuando se altera el equilibrio entre el aporte nutricional de la dieta y los requerimientos del animal, ya sea por deficiencia o por sobrepasar los límites fisiológicos normales, incidiendo en el desempeño productivo y reproductivo del animal.

La manera de poder afrontar este aspecto es mediante el suministro durante todo el año de alimentos conservados y almacenados, de una composición y calidad uniforme, tipo ensilajes, heno, henolaje. Esto cobra especial sentido si se considera que la alimentación representa alrededor del 60% de los costos variables de una explotación lechera.

El final del período seco coincide con la última fase de crecimiento del feto, incrementándose los requerimientos del útero grávido. Debido a estos cambios metabólicos la mayoría de las vacas entran en un estado de Balance Energético Negativo BEN asociado con estas variaciones, los cuales tienen efectos sobre la recuperación del tejido epitelial del endometrio, la reiniciación y normalización de los ciclos estrales. Cuando el Ben es severo el endometrio muestra evidencias de un proceso inflamatorio marcado que hace que el embrión no se anide adecuadamente. Esta relación difiere entre los perfiles metabólicos y la fertilidad en vacas primerizas y vacas multíparas.

Debido al estrés físico y metabólico de la preñez, el parto y la lactancia se presenta una disminución del sistema de regulación y mantenimiento de la funcionalidad normal del organismo (homeostasis) lo cual conlleva a una supresión del sistema inmune del animal, por lo que se incrementa la susceptibilidad a inflamaciones de tipo infeccioso como mastitis, retención de placenta, metritis, laminitis. Igualmente durante este período ocurren cambios hormonales que están involucrados en la restauración de la funcionalidad ovárica y reiniciación de los ciclos estrales que inciden directamente en la fertilidad de la hembra después del parto.

Las enfermedades metabólicas del bovino, consideradas como tales son: la Hipocalcemia, Hipomagnesemia, Hipofosfatemia y la Cetosis o Acetonemia. Las tres primeras son dependientes del metabolismo mineral y la última del metabolismo energético. En las explotaciones de carne, especialmente en animales de exposición, se está observando la presencia de enfermedades metabólicas como la Acidosis y Alcalosis Ruminal y el “Síndrome de la vaca gorda”

Generalmente las enfermedades metabólicas afectan al ganado de leche durante el período cercano al parto y el postparto, tiempo en el cual las exigencias ocasionadas por la gestación, el sostenimiento del feto o la cría y la lactancia, son altas en nutrientes. Eso no obsta para que se manifiesten en ganado de carne en pastoreo, que consumen pastos de baja calidad en situaciones ambientales extremas.

La fibra es un nutriente fundamental para los rumiantes sobre todo por su impacto en la fermentación ruminal. Se requiere en cantidades mínimas para estimular la rumia y así producir salivación suficiente para amortiguar los ácidos producidos en el rumen, debido al elevado contenido de bicarbonato y fosfatos de la saliva. De esta manera se va a ayudar a prevenir la acidosis tanto clínica como subaguda. La fibra no debe ser inferior al 30%, y de esta, un 67% debería provenir de fuentes de forraje. No es recomendable un exceso de fibra, ya que va a deprimir el consumo de materia seca y por ende poner a la vaca en riesgo de entrar en un balance energético negativo antes de parir.

Paralelamente en los procesos metabólicos juegan un papel importante los microelementos, como Na, Cu, Se, Zn, Mo, al igual que las vitaminas en especial las que no se producen en el rumen.

Las vitaminas del complejo B son sintetizadas por los microorganismos ruminales, por lo tanto en general no se requieren suplementar salvo en situaciones de estrés productivo (elevada producción de leche, estrés calórico, etc)

En realidad son trastornos que se manifiestan independientes, aunque por norma general la presencia de uno induce a la presentación de los otros, de manera asociada a intervalos diferentes.

ARTICULO COMPLETO     PRINCIPALES ENFERMEDADES METABOLICAS

 

OEA

By OEA

Ganadero,

Related Post