¿PRODUCIR MENOS LECHE Y GANAR MÁS?

481

 

 

 

 

 

 

PRODUCIR MENOS LECHE Y GANAR MÁS

¡Funciona!

¡Vaya, vaya! Que titular más… ¿Inhabitual? ¿Sorprendente? ¿Rompedor? Hasta… ¿Escandaloso, quizás?

¡ES VERDAD!

En las últimas décadas, la producción de leche de vaca se ha orientado básicamente de cara a una mayor intensificación en el uso de insumos y productividad animal: más piensos, más semillas de maíz, más agrotóxicos, más medicinas, más litros por vaca y año. Y también más vacas por granja. Y menos granjas.

XAN POULIQUEN

Y menos empleo agrario ligado a las vacas. Este sistema funcionó durante mucho tiempo, por varias razones que no cabe repasar aquí. Pero en los últimos años, la cosa está que arde, y la supervivencia de las granjas está amenazada en no pocos casos. Tan amenazada, que los cierres de granjas se aceleraron vertiginosamente

¿Qué respuestas les estamos dando, como asesores, a los ganaderos y ganaderas? En mi zona de trabajo, Galicia, son básicamente dos: a) “bueeeeno, habrá que aguantar hasta que vengan tiempos mejores” y b) “hay que vender más litros”. En un contexto de volatilidad de precios, está claro que la solución “a)” es muy eficaz en palabras de las avestruces. Y la solución “b)” es mejor todavía: “como pierdo mucho por cada litro que vendo, voy a hacer más litros”. Oye… en matemáticas, si multiplicamos un número negativo, lo que hacemos es tener un resultado más negativo todavía. Si ahora pierdes un céntimo en litro, haciendo más litros sólo perderás más..En fin, fuera de retrancas, vamos en lo siguiente a ofrecer una tercera vía, la de la “desintensificación”. Palabra fea a más no poder, bien es cierto, pero que puede permitir una salida a la situación en la que nos encontramos. “Desintensificar”: hacer menos litros en la granja, menos litros por vaca, menos maíz, menos abonos… en definitiva, menos costes de producción. ¿Y eso puede ser rentable? ¿Haciendo menos litros? Esta, efectivamente, es la propuesta. Veámoslo a continuación.

MITO 1. PARA GANAR MÁS, HAY QUE PRODUCIR MÁS

Empezaremos con un contra-ejemplo; es el caso de una granja al estilo viejo: silo en rulos en vez de pila, nada de maíz, prados permanentes, cuadra vieja aunque plenamente funcional, distribución a mano sin carro mezclador. Como esto se supone que no da dinero, se hizo un cambio radical: nueva cuadra para duplicar animales, rotación con maíz, ensilado en pila, carro mezclador. En fin, el paquete completo de la modernidad. L Figura 1 es perfectamente esclarecedora: se aprecia claramente cómo el inicio de la intensificación en el 2012 dio lugar cada vez más pérdidas, a pesar de un incremento muy alto de los ingresos (altura de las barras). Sólo se salvaría el año 2014, con altísimo precio de leche… Y la responsabilidad es, estrictamente, del rendimiento que se sacó por cada litro de leche (Figura 2).

Después de este contra-ejemplo, vamos a seguir intentando cuestionar el mito, con los datos de la Cuadro 1. Evidentemente no se trata de estadística, ni de datos medios ni representativos; simplemente de casos particulares, de granjas situadas en un radio de 50 km. Pero ilustran bien lo que quiero sugerir: el sistema de producción, el modelo que elegimos, no es el que determina lo que ganamos. La capacidad del ganadero o ganadera a cohesionar sus sistema es lo que asegura la rentabilidad. O sea, más litros vendidos no tienen por qué significar más ganancias; puede que sí, puede que no.

MITO 2. A MÁS LITROS, MENOS COSTES FIJOS. Y ESO ES LO IMPORTANTE

¿IMPORTANTE POR QUÉ? PERO, ¿POR QUÉ

¿Qué más da la estructura de costes, si el resultado es mejor? Vemos, por ejemplo (Cuadro 2), en un año malo como el 2015, como un grupo de granjas, aquellas que funcionaban en sistema ecológico y también las que trabajaban con pastoreo, perdieron mucho menos dinero que el grupo intensivo, a pesar de tener una carga de costes fijos enorme. Vemos también que más litros no suponen menos costes fijos: esta ley de la economí convencional, en la práctica de las granjas, no se verifica plenamente.

ARTICULO COMPLETO   PRODUCIR MENOS LECHE Y GANAR MAS