EL ROL DE LA FIBRA EN LAS DIETAS DE VACAS LECHERAS

126

 

 

LA FIBRA EN LAS DIETAS DE VACAS LECHERAS

La fibra es uno de los principales componentes de la dieta de las vacas lecheras. Por lo tanto, es necesario determinar para cada caso en particular la cantidad adecuada de fibra que las vacas deben consumir. Cuando la cantidad de fibra en la dieta es excesiva, la producción se ve afectada debido a que se produce un mayor llenado ruminal, una menor tasa de pasaje y en consecuencia un menor consumo. Por otro lado, cuando el aporte de fibra es bajo, se producen ciertos problemas como ser acidosis, laminitis o desplazamiento de abomaso. Las consecuencias productivas son un bajo porcentaje de grasa en leche, inversión en la relación grasa: proteína de la leche y, en casos extremos, acidosis que resulta en menor consumo y producciónIng.

Agr. Alejandro Palladino, Ing. Agr. Marisa Wawrzkiewicz,Dr. Fernando Bargo Departamento de Producción Animal, Facultad de Agronomía – UBA

¿Qué y cuál es la función de la fibra? Los hidratos de carbono son el componente más importante de las raciones para rumiantes. Desde el punto de vista funcional, los hidratos de carbono se dividen en dos grupos: hidratos de carbono fibrosos e hidratos de carbono no fibrosos. Los hidratos de carbono no fibrosos son una fuente de energía muy importante y pueden presentarse en forma de azúcares solubles o almidones, con lo cual varía su degradabilidad ruminal y sitio de digestión (rumen o intestino). En cambio, a pesar de existir diferencias en cuanto a la composición de los hidratos de carbono fibrosos de diferentes alimentos, éstos solo pueden ser digeridos en el rumen. La determinación química de la fibra insoluble en detergente neutro (FDN) se utiliza como estimador del contenido de carbohidratos fibrosos. La FDN esta compuesta por celulosa, hemicelulosa, y lignina. La calidad de la FDN depende de la relación que exista entre sus componentes ya que la lignina es indigestible para los rumiantes mientras que la celulosa y la hemicelulosa sí lo son. A su vez, la celulosa es menos digestible que la hemicelulosa. Además de la calidad nutricional de la fibra (proporción de celulosa, hemicelulosa y lignina), la función de la fibra es mantener un correcto funcionamiento ruminal que no comprometa su salud. Para ello, las vacas deben consumir una cantidad mínima de fibra que estimule la rumia y la salivación. Definir cual es el aporte de FDN necesario no solo depende de la composición química de la fibra sino también del tamaño y la forma de partícula. El concepto que involucra los puntos mencionados es el de fibra efectiva (FDNef). La FDNef se define como la cantidad de fibra con capacidad real para estimular la rumia y la salivación. Por ejemplo, un heno sin picar hace un mayor aporte de FDNef que el mismo heno picado, a pesar de contener la misma cantidad de FDN y la misma composición de celulosa, hemicelulosa y lignina. Por lo tanto, la fibra efectiva es el criterio de formulación más valido para valorar el aporte mínimo de fibra que garantiza una alimentación adecuada.

En la Tabla 1 se muestran datos sobre requerimientos mínimos de FDN en dietas de vacas lecheras. Según el NRC 2001, las dietas para vacas lecheras deberían contener un 25 % de FDN como mínimo y el 75 % de la misma debería provenir del forraje. Estas recomendaciones fueron realizadas para dietas en la cual el principal forraje utilizado es silaje de maíz o alfalfa y maíz seco como fuente de almidón. Es necesario aclarar que estos requerimientos mínimos están calculados para vacas lecheras consumiendo dietas totalmente mezcladas (TMR) y no existen recomendaciones para vacas lecheras en pastoreo. La incorporación de fibra en las dietas de vacas lecheras trae, entonces, aparejado dos consecuencias importantes: a) el exceso de fibra limita la ingestión de alimentos y b) la fibra de baja calidad disminuye el valor energético de la dieta.

ARTICULO COMPLETO
EL ROL DE LA FIBRA EN LAS DIETAS DE VACAS LECHERAS