USO DE SELLADORES INTERNOS EN EL PERIODO SECO

319

 

 

 

 

USO DE SELLADORES EN EL PERIODO SECO

Fue por 1950 cuando el irlandés Jim Pearson introdujo por el canal del pezón una infusión de penicilina, el objetivo era intentar prevenir la insidiosa mastitis de verano que tantos estragos ocasionaba por aquel entonces en todo el Reino Unido.

Luis Miguel Jiménez Director de la sección Ciencia y Calidad de Leche luismi-che@servettalavera.es

Este tratamiento profiláctico contra este tipo de mastitis causada por Truperella pyogenes (por aquellos tiempos denominado Corynebacterium pyogenes) que tantos estragos ocasionaba fue el que dio el pistoletazo de salida al tratamiento de secado.

Curiosamente fue así como su uso se generalizó por todo el mundo. La terapia de la vaca seca incluye el tratamiento de todos los cuartos de todas las vacas en el momento del secado.

Esta práctica forma parte de uno de los puntos del famoso “Plan de los 5 Puntos” del NIRD (National Institute for Research in Dairying). Esta terapia se denomina de “blanqueo” puesto que debe hacerse en todas las vacas del rebaño, aunque desde hace un tiempo se está siendo cuestionada debido al incremento de las resistencias a los antimicrobianos. Se plantea un uso responsable de los antibióticos con el objetivo de preservar ciertos antibióticos incluidos en las listas CIA (Critically Important Antimicrobials) de gran importancia para la salud humana. El Plan de reducción del uso de antibióticos en medicina bovina, incluye reducir el uso de ciertas penicilinas como las aminopenicilinas, de cefalosporinas de 3a y 4a generación así como reducir también el uso de fluoroquinolonas. Además se debe empezar a reducir el uso de la terapia de “blanqueo” de secado, abogando por una terapia de secado denominada “terapia de secado selectiva”.

La terapia de secado tiene como objetivo curar las infecciones intramamarias presentes, así como prevenir las posibles nuevas infecciones que se pueden desarrollar durante todo el periodo seco que es un momento crítico en lo que a aparición de nuevas infecciones se refiere. Una vez más, la misión del veterinario es fundamental a la hora de poder asesorar en qué tipo de explotaciones se debe o se puede realizar la terapia selectiva de secado, así como en decidir en qué vacas se debe seguir utilizando antibióticos. Un hecho que está claro es que la calidad de la leche se va a ver afectada, algo que vamos a poder ver por dos hechos fundamentales:

1. Debemos tener en cuenta que puede haber un incremento en el recuento de células somáticas debido al incremento en la tasa de nuevas infecciones intramamarias en vacas recién paridas.

2. La tasa de mastitis clínica en los primeros 30 días después del parto puede aumentar.

Esto se debe al muy probable aumento de las infecciones intramamarias durante todo el periodo seco.

Con el fin de reducir o prevenir las nuevas infecciones se hace imprescindible el uso de herramientas como los denominados selladores internos del pezón. Estos selladores son sustancias inertes que previenen físicamente la posible entrada de microorganismos por el canal del pezón, simulando, en la medida de lo posible, el tapón de queratina. Un hecho conocido es que a los 7 días del secado de las vacas un 50% de los pezones permanece abierto (Williamson et al., 1995).

ARTICULO COMPLETO   USO DE SELLADORES INTERNOS EN EL PERIODO SECO