VÍAS IMPLICADAS EN LA LUTEÓLISIS BOVINA

433

 

 

 

 

 

LA LUTEÓLISIS BOVINA

Resumen

El cuerpo lúteo es una glándula endocrina transitoria que produce progesterona durante un tiempo determinado por la gestación. Cuando no hay preñez, el cuerpo lúteo sufre un proceso de regresión conocido como luteólisis, el cual divide en: funcional, por la pérdida de la capacidad de sintetizar progesterona; y estructural, por la pérdida de integridad celular. La luteólisis es inducida principalmente por la PGF2α, y de manera secundaria a través de otras rutas paralelas mediadas por calcio, citoquinas, especies reactivas de oxígeno y endotelinas.

Martha Olivera A., Ariel M. Tarazona, Tatiana Ruíz, Carlos A. Giraldo

Todos estos factores conducen finalmente a la inhibición de la esteroidogénesis y/o en la inducción de la apoptosis. En este artículo tratamos de integrar la información disponible en la literatura y proponemos un mapa de los eventos celulares y moleculares que dan cuenta de este fenómeno fundamental en la reproducción de la especie bovina.

Introducción

El folículo está compuesto por dos tipos de células: las células de la teca, productoras de androsteniediona a partir de la progesterona y, las células de la granulosa que reciben este metabolito, lo aromatizan y lo convierten en estradiol.

Poco antes de la ovulación, durante el pico preovulatorio de la hormona luteinizante (LH), las células de la granulosa que recubren el folículo preovulatorio adquieren la capacidad de producir progesterona a partir de colesterol y pierden la capacidad de producir estrógenos debido a la inhibición de la producción de la enzima aromatasa. A este fenómeno de diferenciación celular se le conoce como luteinización. Luego de la ovulación se forma el cuerpo lúteo (CL) a partir de la hipertrofia de las células de la granulosa y de la teca que por su cambio morfológico comienzan a denominarse células luteales grandes (GCL) y células luteales pequeñas (PCL), respectivamente. Entre los dos a tres días post-ovulación, el CL desarrolla una intensa angiogénesis (12), lo que lo convierte, proporcionalmente, en uno de los órganos más vascularizados del organismo.

El cuerpo lúteo es una glándula endocrina transitoria, cuyo principal producto de secreción es la progesterona y participa en múltiples procesos como el reconocimiento, la adhesión e implantación del conceptus, el mantenimiento de la gestación en sus estadios tempranos y la regulación de la dinámica folicular.

La producción de progesterona es estimulada principalmente por la actividad luteotrópica de la LH y en menor proporción por otras hormonas como la GnRH, la prolactina y la catecolamina. El receptor para LH tiene siete segmentos transmembranales y pertenece al grupo de receptores acoplados a proteína G. Cuando la LH se une al receptor se activa la adenilil ciclasa (AC), lo que aumenta los niveles de AMPc y este estimula quinasas para la fosforilación de la aromatasa p450scc, induciendo la producción de progesterona. La vida media del cuerpo lúteo en bovinos es de 12 a 15 días después de los cuales pierde su funcionalidad y su morfología; a este último proceso se le denomina luteólisis.

La luteólisis ha sido analizada en dos pasos, aparentemente consecutivos: a) luteólisis funcional, que es la pérdida de la capacidad de sintetizar progesterona; y b) luteólisis estructural, que es la involución del CL acompañada de la pérdida en la integridad de sus células (19). La PGF2α, que es la principal luteolisina, se produce en las células endometriales y también en el cuerpo lúteo en menor concentración; es transportada a través de un mecanismo de contracorriente de la vena uterina, a la arteria ovárica ipsilateral al ovario donde se ha formado el cuerpo lúteo. Para que el CL sea sensible a la PGF2α debe alcanzar cierto estado de madurez, caracterizado por una amplia vascularización y por la producción de progesterona que lleva a niveles por encima de 1ng/mL; esto ocurre hacia el día 5 del ciclo estral. La acción de la prostaglandina que conduce a la luteólisis consiste en la inhibición de la esteroidogénesis y la inducción de la apoptosis, mediante el desencadenamiento de cascadas de señalización que involucran hormonas como la prolactina; citoquinas como el Factor de Necrosis Tumoral alpha (TNFα), el Interferón gamma (IFNγ) y el Fas ligando (FasL); especies reactivas de oxígeno (ROS), endotelina-1(E1) y la proteína 70 (HSP70) de choque térmico, entre otros (9).

El receptor de PGF2α (rPGF), es miembro de la familia de receptores acoplados a proteína G y consta de siete dominios transmembranales. En el cuerpo lúteo de bovinos se han encontrado receptores en las GCL y PCL, así como en células del endotelio microvascular. El rPGF existe en dos formas, de alta y baja afinidad, cuya expresión depende de la cantidad de oxitocina producida por las GCL; niveles bajos de oxitocina estimulan la exposición de los rPGF de alta afinidad a los que se unen pequeñas concentraciones de PGF2α que en ese momento produce el endometrio.

ARTICULO COMPLETO  VIAS IMPLICADAS EN LA LUTEOLISIS BOVINA